Recibió ayer este "importante envío"

Euskadi reparte 400.000 mascarillas y 3.000 batas a los sanitarios para aplacar la alarma

La muerte de una enfermera vizcaína de 52 años con coronavirus ha acrecentado el nerviosismo y las críticas entre el personal de Osakidetza y los sindicatos por la falta de material básico de protección

Foto: Concentración en el hospital de Txagorritxu este viernes al mediodia en homenaje a la enfermera fallecida por Covid-19. (EFE)
Concentración en el hospital de Txagorritxu este viernes al mediodia en homenaje a la enfermera fallecida por Covid-19. (EFE)

La muerte de una enfermera vizcaína de 52 años con coronavirus, la primera profesional sanitaria que fallece en España a raíz de la pandemia tras contagiarse mientras atendía a personas infectadas en el hospital de Galdakao (Vizcaya), ha acrecentado la alarma entre el personal sanitario del Departamento vasco de Salud Osakidetza por la falta de material básico de protección para atender a los pacientes con garantías de seguridad. Hay incluso profesionales que han denunciado en las últimas horas a raíz del fallecimiento de Encarni, que perdió la vida tras permanecer seis días en la UCI del hospital de Basurto, que se han rebajado las exigencias de protección por la ausencia de recursos.

En medio de esta creciente preocupación entre los profesionales sanitarios, el Gobierno vasco ha comenzado a distribuir entre la red sanitaria de Osakidetza 400.000 mascarillas y 3.000 batas que se recibieron ayer jueves dentro de "un importante envío", según ha informado el director de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitaria, Mikel Sánchez.

Satse denuncia que se han rebajado las exigencias de protección a los saniarios y cuestiona si se debe a criterios científicos o la eventual falta de material

Con el envío de este material, el Ejecutivo de Vitoria pretende aplacar la intranquilidad y el nerviosismo que existe entre el personal de Osakidetza, que denuncia que no cuenta con material básico para la protección sanitaria. De hecho, la portavoz del sindicato de enfermería Satse, Amaia Mayor, ha censurado que se está bajando la guardia a nivel institucional en el ámbito de la protección a los profesionales y, al respecto, ha cuestionado si esta situación obedece a criterios científicos o a la eventual falta de material, por lo que ha exigido “claridad y transparencia” en relación a los recursos existentes y a la hora de establecer los protocolos de actuación. “Es urgente que llegue el material donde se tiene que utilizar”, ha alertado.

Ante esta cuestión, Sánchez, tras dejar constancia que “la protección de los profesionales es absolutamente prioritaria para nosotros –“la primera prioridad me atrevería a decir”–, ha replicado que “no es una cuestión de voluntad ni capacidad económica”, ya que la escasez de material “es una situación que nos afecta a todos los países, estados, a la totalidad de Europa”. En todo caso, ha detallado que “en los últimos días estamos recibido importantes pedidos”, como el de las citadas 400.000 mascarillas y 3.000 batas, que “ya estamos distribuyendo entre los profesionales sanitarios”.

La comparecencia vía telemática de Sánchez se ha producido a las 12.30 horas, apenas minutos después de que finalizara el paro de actividad en los complejos sanitarios de Euskadi convocado a mediodía por los sindicatos vascos para guardar cinco minutos de silencio en memoria de la compañera fallecida. Profesionales sanitarios se han concentrados frente a los centros con crespones negros para rendir homenaje a Encarni y exigir material y medidas de protección. "Es vital que el Servicio Vasco de Salud garantice el abastecimiento de EPIs [equipos de protección individuales] y de cuantos otros materiales puedan ser necesarios para proteger la seguridad y la salud de la plantilla", han insistido en su advertencia las centrales en este día de recuerdo a la enfermera fallecida, que se contagió, al parecer, mientras atendía en el hospital de Galdakao a un enfermo de Covid-19 de 82 años que finalmente perdió la vida.

Durante el homenaje, donde han convivido los aplausos y las lágrimas, compañeros de la fallecida han alzado la voz para advertir de que si no llegan más equipos de protección individual habrá más muertes entre el personal sanitario. "La mayor incertidumbre de los trabajadores es que están medio suplicando una mascarilla. No puede ser que se dé una mascarilla y te manden guardarla para utilizarla mañana otra vez (...) Algo hay que hacer, traer material de China o de donde sea porque los profesionales van a ir cayendo uno detrás de otro. Tenemos ya unos cuantos positivos y si no se rectifica con los EPis habrá muchos más, por lo que no habrá profesionales para atender a los pacientes", ha alertado la delegada de UGT de prevención en el hospital de Galdakao, Mari Cruz González. La falta de material, según ha denunciado, está llevando a los profesionales a utilizar "bolsas de basura" como si fueran batas.

Profesionales utilizan "bolsas de basura" como si fueran batas ante la falta de medios: "Los profesionales van a ir cayendo uno detrás de otro"

En relación al material para combatir la pandemia, todavía no han llegado al País Vasco los test rápidos de diagnóstico del coronavirus anunciados el pasado miércoles por el Ministerio de Sanidad, algo que, según ha afirmado Sánchez, se producirá en los próximos días. "Depende de Sanidad y estamos en permanente contacto con ellos a la espera de sus instrucciones para ponerlos en marcha cuanto antes", ha precisado. No obstante, y ante las numerosas críticas de personas que padecen los síntomas de la enfermedad por los prolongados días de espera para poder ser sometidos a las pruebas, ha replicado que Euskadi "está a la cabeza dentro de las regiones europeas" en cuanto a la media de test realizados, con más de 5.300 hasta la fecha. "El esfuerzo que se está realizando en Euskadi para llegar al máximo de personas posible es importante desde el inicio de la propia de la propia epidemia", ha afirmado.

La protesta sanitaria y el anuncio del envío de material a los hospitales llega cuando el País Vasco acaba de sufrir el día más negro de la pandemia con 18 nuevos fallecidos y 275 contagios en las últimas 24 horas. La cifra de fallecimientos se sitúa en 71 personas mientras que los positivos se elevan a 1.465, de los que 703 se han dado en Álava, 539 en Vizcaya y 223 en Guipúzcoa. El récord de infectados y decesos se produce entre el significativo avance del Covid 19 en Vizcaya: por primera vez este territorio supera en número de hospitalizados a Álava, donde está el principal foco de la pandemia en Euskadi. Un total de 247 personas están ingresadas en los complejos sanitarios de Vizcaya frente a las 224 en recintos alaveses. Además, preocupa la proyección de positivos en Vizcaya, que por tercer día consecutivo lidera la cifra de contagiados en el conjunto del País Vasco.

El País Vasco vive el día más negro de la pandemia con 18 fallecidos en las últimas 24 horas (71 muertes en total) y 275 positivos (1.465 contagios)

La cifra de 18 nuevos fallecidos constituye "el dato más significante y preocupante", según ha expuesto Sánchez, que ha confrontado este escenario de incertidumbre que se deriva del prolongado avance de la pandemia con la esperanza que proyecta el hecho de que 21 personas contagiadas se han recuperado ya de la infección. En esta batalla contra el coronavirus, entre el personal sanitario existe una gran preocupación por la situación "al límite" en el que se encuentran los hospitales vascos, por lo que plantean medidas como adecuar los hoteles para aislar a los afectados de menor gravedad. En todo caso, Sánchez ha afirmado que esta posibilidad no se contempla a día de hoy. "No estamos en este momento", ha aseverado, si bien no lo descarta en función de la evolución de la patología. "Es una posibilidad que tenemos encima de la mesa y veremos cómo evoluciona la enfermedad. En caso necesario, por supuesto, tomaremos ésta y otro tipo de medidas", ha indicado.

Una de las medidas que sí se plantea el Gobierno vasco es la posibilidad de reincorporar a personal sanitario recientemente jubilado de las diferentes áreas. Al respecto, Sánchez ha afirmado que se han "superado" las cuestiones legales para abrir la puerta a este reingreso, de modo que "ahora estamos trabajando en la planificación" de las necesidades del sistema sanitario para proceder al regreso a la primera línea de médicos y otros profesionales sanitarios cuando se considere "oportuno" en función del avance de la enfermedad.

Urkullu: "El impacto será muy elevado"

El director de Planificación, Ordenación y Evaluación Sanitaria ha comparecido vía telemática al término de la reunión del comité asesor para hacer frente a la emergencia sanitaria que ha estado presidido por el lehendakari Iñigo Urkullu en su condición de director único del Plan de Protección Civil del País Vasco. En su intervención, el presidente vasco ha insistido en el llamamiento a la ciudadanía a cumplir "estrictamente" las medidas de prevención personal y el aislamiento social para evitar el contagio masivo de la población porque, como ha advertido, el "impacto humano, social y económico" derivado de la crisis del coronavirus "va a ser muy elevado".

Han pasado "solo seis días" desde que el Gobierno vasco declarara la emergencia sanitaria y el Ejecutivo español el estado de alarma, unas jornadas que han sido "muy intensas, difíciles y dolorosas", y todavía –según ha aseverado– "queda por delante la parte más dura", con las "consecuencias personales" de la pandemia. "Esta situación se va a prolongar durante semanas", ha dejado constancia el lehendakari para incidir en la necesidad de "garantizar la atención sanitaria y los servicios esenciales, al tiempo que, en la medida de lo posible, conservemos la actividad económica y el empleo".

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios