13 muertes el último día en Euskadi

Fallece una enfermera de Osakidetza de 52 años tras una semana ingresada con Covid-19

La muerte de la primera sanitaria por el coronavirus la ha dado a conocer el lehendakari, que ha mostrado su "pésame" a la familia y su "cercanía" a todos los profesionales de la sanidad vasca

Foto: Iñigo Urkullu y Nekane Murga en una comparecencia. (EFE)
Iñigo Urkullu y Nekane Murga en una comparecencia. (EFE)

Una enfermera del Sistema de Salud del Gobierno vasco, Osakidetza, que estaba contagiada con coronavirus ha fallecido al no haber podido superar la patología, según ha dado a conocer este jueves el lehendakari Iñigo Urkullu en una comparecencia vía telemática en la sede de la presidencia vasca en Vitoria junto a las consejeras de Sanidad, Nekane Murga, y Seguridad, Estefanía Beltrán de Heredia. La fallecida llevaba una semana hospitalizada en el hospital de Basurto, en Vizcaya, y murió en la noche de ayer.

El lehendakari ha mostrado su "pésame" a la familia, compañeros y allegados de la fallecida, natural de Vizcaya, y ha trasladado su "cercanía, solidaridad y apoyo" a todos los profesionales del Servicio Vasco de Salud y a todas aquellas personas que trabajan para prestar "el conjunto de servicios esenciales" para la ciudadanía. "El trabajo que estáis realizando para frenar la expansión del coronavirus es ejemplar y vuestro compromiso es un ejemplo a seguir para toda la sociedad”, ha afirmado.

"Hoy el coronavirus golpea el alma de nuestro sistema, sus profesionales: reconozco que no estábamos preparados para este golpe", dice Murga

La consejera de Sanidad, por su parte, ha informado de que en la noche de ayer falleció una enfermera "con infección de coronavirus" que "no ha podido superar la enfermedad" después de dar positivo y permanecer una semana hospitalizada en la UCI de Basurto. Esta profesional sanitaria trabajaba en el hospital de Galdakao, donde, según considera el Departamento vasco de Salud, se contagió del coronavirus mientras realizaba las tareas que tenía asignadas. "Hoy el coronavirus golpea el alma de nuestro sistema, sus profesionales", ha aseverado Murga, quien, visiblemente emocionada, ha "reconocido" que "no estábamos preparados para este golpe". Asimismo, ha trasladado su "reconocimiento" al conjunto de profesionales de Osakidetza por la "gran labor" que están realizando. "La sociedad lo sabe, lo reconoce y lo agradece", ha señalado.

El hospital vitoriano de Txagorritxu, el centro de referencia para el tratamiento de la pandemia en la capital alavesa, ha sido uno de los primeros y principales focos de contagio del coronavirus en España con varios sanitarios contagiados, lo que obligó a poner a más de un centenar de profesionales en cuarentena. "Osakidetza comenzó a sentir esta epidemia en uno de sus centros sanitarios, Txagorritxu. Un duro golpe que nos hizo reorganizarnos y unirnos", ha reflejado Murga, quien no ha facilitado más información en torno al fallecimiento de la enfermera contagiada con Covid-19, la primera profesional sanitaria que pierde la vida en España a consecuencia de esta pandemia.

La profesional sanitaria es una de las 13 personas con coronavirus que han muerto el último día en el País Vasco, que eleva la cifra de fallecimientos a 53

La profesional sanitaria es una de las 13 personas con coronavirus que han fallecido en las últimas 24 horas en el País Vasco, con lo que la cifra de decesos se eleva a 53, según los datos facilitados por el Departamento vasco de Salud y que aluden hasta las 20.00 horas de ayer miércoles. En un día se han registrado 217 nuevos positivos, con lo que la cifra de contagios se sitúa en 1.190 en el País Vasco, de los que 455 permanecen hospitalizados. Por territorios, Álava registra el mayor número de positivos, con 621 personas infectadas, de las que 224 están ingresadas. En Vizcaya la cifra de contagiados por coronavirus asciende a 393 personas, de las que 177 permanecen hospitalizadas, mientras que en Guipúzcoa son 176 los casos contabilizados, de los 54 están ingresados. Por su parte, un total de 18 personas contagiadas han superado ya la patología.

Los datos de la expansión del coronavirus, según ha remarcado Murga, "siguen dando muestras de la gravedad y la excepcionalidad de la situación que vivimos" ante el imparable avance del coronavirus en el País Vasco, que en las últimas 24 horas ha vivido su jornada más negra, no solo por el mayor número de positivos registrados hasta la fecha en un día, sino también por el "golpe" que ha supuesto el fallecimiento de la primera profesional sanitaria. "Todo contagio que evitemos supone eliminar una cadena de nuevas personas infectadas. Lo que prevenimos hoy se refleja en cifras en varios días o quizás semanas", ha enfatizado la consejera.

Murga ha insistido en apelar a la "responsabilidad" de la ciudadanía a la vista de que los expertos "nos indican que aún no hemos alcanzado el pico de mayor intensidad" de la patología. "No se debe bajar la guardia y cumplir estrictamente las medidas establecidas", ha remarcado la consejera de Sanidad, que ha aludido a los positivos efectos que han tenido las medidas adoptadas por otros países para trasladar un mensaje de "esperanza" a la población". "Sabemos que sociedades y países que han colaborado con las medidas han conseguido evitar que la pandemia se propague", ha expuesto. Pero, como ha reiterado, es vital la concienciación social: "Animo al conjunto de la ciudadanía a seguir estas directrices para vencer a la epidemia".

Precisamente, en esta apelación al compromiso individual para frenar el avance del Covid-19 ha insistido en varias ocasiones durante su intervención inicial el lehendakari, que ha querido liderar la comparecencia en la que se ha comunicado la muerte de la primera profesional sanitaria vasca con coronavirus. "Este reto acaba de comenzar y es imprescindible la implicación de cada persona. No podemos pensar que la solución va a venir sola por la eficacia de las medidas técnicas, médicas o de expertos. No es un tópico. Nunca la utilización del término 'imprescindible' ha sido tan apropiado", ha resaltado Urkullu. Ganar la "batalla" contra el coranavirus pasa, según ha advertido, por extremar las medidas de autoprotección e higiene personal y "asumir el aislamiento" domiciliario. "Es fundamental dar un sentido a nuestro confinamiento", ha alertado.

Urkullu no cree necesario que el Ejército instale un hospital de campaña en Araka (Álava), pese a las voces que denuncian que Txagorritxu está "al límite"

El lehendakari ha resaltado la labor que están realizando los hospitales y centros sanitarios públicos, y la red sanitaria privada concertada, que están realizando un "esfuerzo ímprobo" para seguir asistiendo a los ciudadanos ante el desafío que supone la pandemia. El Gobierno vasco, según ha apuntado, está trabajando de forma "insistente" en la "reordenación" del sistema vasco de salud y la asistencia sanitaria para atender a todos los casos de Covid-19 con las mayores garantías. Por ello, y a preguntas de los medios, no ha considerado necesario que el Ejército instale un hospital de campaña en la base militar de Araka (Álava), una posibilidad anunciada por la ministra de Defensa, Margarita Robles, para reforzar la asistencia sanitaria ante el previsible colapso de Txagorritxu. "No tenemos prevista una medida así", ha manifestado Urkullu, a pesar de que son muchas las voces que están alertando de que este hospital de Vitoria se encuentra ya "desbordado" y "al límite".

De cara a seguir la incidencia del coronavirus en Euskadi, el Departamento vasco de Salud ha anunciado que va a recopilar a partir de ahora todos los datos existentes en un boletín informativo diario "más completo" que va a permitir "realizar un análisis más exacto de la evolución del coronavirus en Euskadi". Se colgará diariamente en la página web y "servirá para aportar a la población y a los medios de comunicación una mayor información y un mayor contexto para facilitar la compresión de la situación actual". Igualmente, ha comunicado que está trabajando en la actualidad en el desarrollo de una app para el móvil de cara a reforzar la labor de prevención, seguimiento e identificación de los contagios. Las personas podrán registrarse, incorporar sus contactos más cercanos y detallar su estado de salud.

Los sindicatos exigen material de protección

Tras "la triste noticia" del fallecimiento de una enfermera de Osakidetza, los sindicatos SATSE, ELA, LAB, SME, CCOO, UGT, ESK, SAE y UTESE han advertido de que es "vital" que el Servicio Vasco de Salud "garantice el abastecimiento de EPIs [equipos de protección individuales] y de cuantos otros materiales puedan ser necesarios para proteger la seguridad y la salud de la plantilla". Además, han pedido que se facilite a la plantilla "formación e información suficientes" para prestar la atención médica ante la pandemia con todas las garantías.

Las diferentes centrales han emitido un comunicado conjunto en el que alertan de que "no nos podemos permitir un escenario de desabastecimiento", por lo que reclaman "un plan para garantizar la disponibilidad de los materiales necesarios". El Gobierno vasco, afirman los sindicatos, debe "articular un plan encaminado a garantizar la seguridad y salud de la plantilla" en aras a "garantizar también que se pueda prestar la asistencia sanitaria, tan necesaria en estos momentos". Así, han exigido al Ejecutivo de Vitoria y al Departamento de Salud que "actúen de manera inmediata" y "encaminen todos los esfuerzos a garantizar la seguridad en aquellos servicios esenciales que, necesariamente, tienen que seguir funcionando".

Los sindicatos convocan a la plantilla de Osakidetza a parar la actividad mañana a las 12.00 horas con 5 minutos de silencio en memoria de la fallecida

En respuesta al fallecimiento de la enfermera vizcaína, las centrales han pedido a la plantilla de Osakidetza que porte un crespón negro durante los dos próximos días y a la ciudadanía que cuelgue trapos negros en las ventanas. Igualmente, han convocado a los trabajadores a parar su actividad este viernes, a las 12.00 horas, para guardar cinco minutos de silencio por la compañera fallecida.

Antes de este pronunciamiento conjunto, la Federación de Sanidad de CCOO de Euskadi había insistido en su exigencia de que "no se escatime ni en material para la prevención ni en realizar todas las pruebas necesarias para el personal que, día sí y día también, lo está dando todo para combatir la epidemia". "Adoptar estas medidas no solo sirve para proteger a los profesionales, sino a la propia ciudadanía", ha advertido a través de un comunicado, en el que traslada el pésame a la familia de la fallecida y reconoce el esfuerzo "titánico" que están realizando en las últimas semanas todos los profesionales que integran el servicio vasco de salud.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios