ve necesario "pasar a la acción"

Carlos Urquijo, el azote del nacionalismo vasco, vuelve con una asociación por España

El exdelegado del Gobierno en el País Vasco preside la asociación Esteban de Garibay que nace para fortalecer la imagen de España en esta comunidad y Navarra ante el "avance del nacionalismo"

Foto: Carlos Urquijo durante su etapa como delegado del Gobierno. (EFE)
Carlos Urquijo durante su etapa como delegado del Gobierno. (EFE)

Preocupado por la paulatina “pérdida de peso” de la presencia institucional de España en el País Vasco, Carlos Urquijo ya le daba vueltas durante su etapa de delegado del Gobierno a la posibilidad de impulsar un movimiento social que hiciera frente al "retroceso de la identidad española" en esta comunidad. A nivel institucional estaba inmerso en una cruzada contra el nacionalismo, con numerosos recursos judiciales contra decisiones adoptadas por el Gobierno vasco, las diputaciones o los ayuntamientos, y quería abrir una vía civil “en defensa de la idea de España”.

Su lucha institucional quedó aparcada de forma abrupta por un acuerdo no escrito entre el Gobierno del PP y el PNV en los presupuestos de 2017. El Ejecutivo de Mariano Rajoy ofreció a la formación de Andoni Ortuzar la deseada cabeza de Urquijo como gesto para posibilitar el imprescindible aval de los ‘jeltzales’ a las cuentas públicas al decretar su cese en el último Consejo de Ministros de 2016 tras cinco años de servicio y su sustitución por un perfil menos combativo contra el nacionalismo y más aperturista, el exdiputado general de Álava Javier de Andrés. Se trató, en plena negociación presupuestaria, de una concesión de calado de Rajoy al PNV, que en varias ocasiones había pedido la destitución de quien calificaba como "pirómano", incluido en el Congreso de los Diputados. Al frente de la Delegación del Gobierno, a donde llegó en enero de 2012, el que fuera parlamentario vasco del PP se había convertido en el azote del nacionalismo vasco, que denunciaba su "obsesión" por acudir a los tribunales en defensa de la bandera de España en las instituciones vascas o del uso del castellano en las comunicaciones oficiales de los ayuntamientos.

Dos años después de abandonar la Delegación del Gobierno, el ahora director general de Seguridad, Protección Civil y Formación en la Comunidad de Madrid ha abierto el anhelado camino civil para “fortalecer la imagen de la unidad de España” en el País Vasco y también en Navarra, donde se ha producido “un avance sustancial del nacionalismo en poco tiempo” bajo el abrigo del Gobierno de Uxue Barkos, que ha asumido “la misma estrategia del nacionalismo en el País Vasco” que ha derivado en "un retroceso de la identidad española" en la comunidad.

Urquijo lidera la asociación Esteban de Garibay, que nace con la cobertura de varias víctimas de ETA en el objetivo de "mejorar la percepción de la imagen de España en el País Vasco" y "defender con naturalidad la doble identidad vasco-española". El nombre escogido por la entidad ya es de por sí significativo y ejemplifica la línea a seguir: Esteban de Garibay, nacido en Mondragón (Guipúzcoa) en 1533, fue el bibliotecario y cronista real del rey Felipe II y con su trabajo en euskera y castellano –fue el segundo escritor que dejó obra en lengua vasca tras Beñat Etxepare– demostró que “es compatible ser profundamente vasco y español”.

La situación ha cambiado “para mal” desde aquella pretensión inicial hasta que la idea ha tomado cuerpo. En este tiempo, según lamenta Urquijo, se ha producido “un importante retroceso” en “la imagen en positivo de España” por la acción del nacionalismo vasco, que está logrando que se “difumine” esta imagen positiva hasta el punto de que hablar de España resulta "una excentricidad" para algunos. Ante esta situación, como justifica el exdelegado del Gobierno, es “necesario pasar a la acción” y articular “un espacio de reflexión y debate que sirva para fortalecer la idea de la unidad de España”.

Se puede decir que esta entidad, que este sábado se va a presentar de forma oficial en un acto en Bilbao, viene a ser una especie de proyección vasca de la Sociedad Civil Catalana que combate al independentismo catalán en el desafío que mantiene con el Estado. El momento de su puesta de largo es significativo. La asociación abanderada por Urquijo nace coincidiendo con el fuerte ascenso de Vox, que ha propiciado el cambio político en Andalucía y aspira a condicionar la política española tras las próximas elecciones generales con su contundente discurso en contra de los nacionalismos vasco y catalán y sus "privilegios".

La asociación nace coincidiendo con el fuerte ascenso de Vox, si bien Urquijo rechaza que sea un instrumento al servicio de Abascal o Casado

Urquijo no es ajeno a esta circunstancia, pero se apresura a negar cualquier vinculación de la asociación con Vox o que exista un “interés oculto” detrás de esta formación. “No tiene nada que ver”, expone. La asociación, según enfatiza, “no es un instrumento al servicio” del líder de este partido, Santiago Abascal. Uno y otro comparten amistad y pasado político como cabecillas del PP vasco en el alavés valle de Ayala –coincidieron dos combativas legislaturas en el Ayuntamiento de Llodio en medio del constante acoso ‘abertzale’–, ambos coinciden en su discurso contra el nacionalismo, pero Urquijo y Abascal transitan por caminos políticos diferentes. Urquijo se mantiene fiel al PP –es miembro de la Ejecutiva vasca aunque sin peso en el equipo de Alfonso Alonso– y, de hecho, el partido respalda la creación de esta asociación. Pero, como se apresura nuevamente a remarcar, tampoco se trata de una asociación al servicio de Pablo Casado a pesar de contar con miembros del partido. De hecho, asegura que la pretensión es sumar a simpatizantes socialistas y abarcar a todo el arco constitucionalista.

Si se habla del 'momento' en el que surge la asociación, Urquijo pone el foco en la situación que se vive en Navarra, donde el nacionalismo "avanza de manera preocupante" con las elecciones autonómicas a la vuelta de la esquina, y en la deriva soberanista en la que están inmersos el PNV y EH Bildu con una propuesta de reforma del Estatuto de Gernika de marcado tinte independentista. Por ello, a la vista de estas circunstancias, la asociación entiende que existe un amplio espectro civil al que poder llegar en defensa de la unidad de España sin necesidad de comprometerse con un determinado partido político. Por lo pronto, Urquijo destaca que la respuesta social antes de la puesta en largo de la entidad está siendo “muy positiva”, ya que en las primeras horas de funcionamiento de la web se han recibido numerosas solicitudes para convertirse en “amigo” o “colaborador” con pequeñas aportaciones económicas para sufragar esta iniciativa.

Entre los impulsores de este proyecto, como integrantes de la junta directiva, se encuentran el filósofo Fernando Savater, el cineasta Iñaki Arteta, autor de premiados documentales sobre el terrorismo de ETA y las víctimas, el presidente de la fundación Villacisneros, Iñigo Gómez Pineda, el empresario Ricardo Benedí, quien ha sufrido en sus carnes el acoso de la banda terrorista, o la secretaria general de Nuevas Generaciones del PP vasco, Beatriz Fanjul. Completan el equipo directivo Conchita Martín, viuda del teniente coronel Pedro Blanco García asesinado por ETA en 2000, y el economista Juan Félix Huarte.

En sus primeros pasos, la actividad de la asociación se va a centrar en temas “pedagógicos” como las consecuencias del terrorismo en el País Vasco, el adoctrinamiento educativo por parte del nacionalismo, el coste económico que conlleva la deriva soberanista y la defensa del derecho a decidir, la memoria histórica de España o la importancia de los medios de comunicación a la hora de favorecer la alternancia política frente al control que ejerce el nacionalismo en los medios públicos. La pretensión es abordar estas cuestiones en una mesa redonda mensual a celebrar en Bilbao en el País Vasco y dar el salto a Pamplona en los próximos meses con actividades regulares. La primera actividad tendrá lugar el próximo 23 de febrero en la capital vizcaína con una mesa redonda en la que se reflexionará sobre si se asiste a “un final de ETA con impunidad”.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios