acto de homenaje en el cementerio de polloe

PP, Cs y Vox se unen para reivindicar la "rebeldía" de Ordóñez contra el nacionalismo

Santiago Abascal, Alfonso Alonso y Miguel Gutiérrez acuden a la conmemoración del 24 aniversario del asesinato del dirigente del PP, en la que se alaba su "arrojo" contra la "tiranía nacionalista"

Foto: Ordóñez interviene en el acto ante la mirada de María San Gil, Ana Iribar y Santiago Abascal. (EFE)
Ordóñez interviene en el acto ante la mirada de María San Gil, Ana Iribar y Santiago Abascal. (EFE)

La reivindicación de la “rebeldía” y el “arrojo” de Gregorio Ordóñez para luchar contra la “tiranía del nacionalismo” ha unido esta mañana en San Sebastián al PP, Ciudadanos y Vox en la conmemoración del 24 aniversario del asesinato del dirigente popular a manos de ETA. El acto celebrado en el cementerio de Polloe ha reunido al líder de Vox, Santiago Abascal, a una nutrida representación del PP vasco liderada por su presidente Alfonso Alonso y a una delegación de Ciudadanos (C's) encabezada por el secretario general del grupo parlamentario en el Congreso, Miguel Gutiérrez, en reconocimiento a la “entrega” y “batalla política” que el asesinado mantuvo en vida contra el nacionalismo dominante, el cual a día de hoy "sigue marcando el futuro político de la sociedad vasca”.

Las tres formaciones han compartido los valores de Gregorio Ordóñez, los cuales siguen “muy vigentes” a día de hoy en la lucha contra el nacionalismo, y que han sido glosados ante su tumba por su hermana y presidenta del colectivo de víctimas del terrorismo del País Vasco (Covite), Consuelo Ordóñez. En su discurso, ha alabado la “decencia” que tenía quien era teniente alcalde de San Sebastián en el momento de su asesinato, por lo que ha emplazado a “los ciudadanos rebeldes a rebelarse, a plantar cara a la operación de blanqueo del terror” y al “pulso contra el olvido” de lo que ha pasado durante medio siglo en el País Vasco.

Consuelo Ordóñez emplaza a "los ciudadanos rebeldes a rebelarse, a plantar cara a la operación de blanqueo del terror" y al "pulso contra el olvido"

“Las víctimas y los ciudadanos decentes ya perdimos una batalla que acabó con el entierro de nuestros muertos y no estamos dispuestos a enterrar el pasado. Y yo te lo debo a ti, Goyo. No descansaré, te lo prometo”, ha clamado Consuelo Ordóñez entre los aplausos de los asistentes, entre los que se encontraba una afectada María San Gil, quien el 23 de enero de 1995 se encontraba almorzando con el dirigente popular en el bar La Cepa de la Parte Vieja donostiarra –era secretaria del grupo municipal del PP– cuando un terrorista acabó con su vida de un disparo en la cabeza.

Abascal saluda a Consuelo Ordóñez. (EFE)
Abascal saluda a Consuelo Ordóñez. (EFE)

A la conmemoración del 24 aniversario del asesinato ha acudido también el alcalde de la ciudad, Eneko Goia (PNV), así como una representación de los socialistas vascos. El primer edil donostiarra ha sido objeto de las críticas de Consuelo Ordóñez, que en su discurso ha censurado que el Gobierno municipal haya retirado las pancartas en honor al centenar de asesinados por ETA en San Sebastián en los lugares donde fueron asesinados, entre ellas la de Gregorio a las puertas del bar La Cepa, y que ha sido colocada “varias veces”, una de ellas incluso por su propio hijo. A este respecto, ha censurado que el ayuntamiento quiere “hacer malabares con el pasado y colocar las placas de todos los muertos por todas las violencias” en lo que supone un “totum revolutum de violencias que pretende difuminar el significado político del asesinato” de su hermano.

La presencia de Abascal en Polloe no ha sido una novedad, ya que el líder de Vox es un asiduo a este acto de homenaje realizado por la familia del asesinado. Ya acudía cuando formaba parte de las filas del PP vasco y también con los primeros pasos del partido que él mismo fundó. La diferencia con otros años es que hoy acaparaba gran parte de la atención mediática tras su éxito en las elecciones andaluzas y el aval dado al PP y Ciudadanos para poner fin al socialismo en esta comunidad autónoma. En todo caso, ha rechazado realizar declaraciones.

Quien sí ha hablado es Alfonso Alonso, que se ha desplazado a San Sebastián desde Madrid, donde el PP celebra su Convención Nacional, antes de regresar a la capital de España. El presidente de los populares vascos y exministro de Sanidad ha resaltado que la figura de Ordóñez “es una presencia todos los días” para el PP, ya que “sus palabras y recuerdos nos estimulan todos los días para hacer política”. A este respecto, se ha sumado a la denuncia de Consuelo de que el País Vasco de hoy “no es el País Vasco que soñaba Ordóñez”, ya que “no hay todavía verdadera libertad” y “no somos capaces de cuidar la memoria y contar la verdad”. Por ello, a la vista de esta situación, ha advertido de que en el PP “vamos a seguir fieles al legado que dejó” Ordóñez, que fue “un ejemplo de todas las víctimas en defensa de los valores de la libertad, de la unidad de España en el País Vasco y, sobre todo, de la convivencia”.

Alfonso Alonso y Borja Sémper depositan flores en la tumba de Ordóñez. (EFE)
Alfonso Alonso y Borja Sémper depositan flores en la tumba de Ordóñez. (EFE)

En esta línea, Miguel Gutiérrez ha alabado que el dirigente del PP asesinado es “un símbolo de la dignidad de todas las víctimas del terrorismo”. A través de un comunicado remitido con posterioridad al acto, el secretario general del grupo parlamentario de Ciudadanos en el Congreso, ha denunciado que mientras en Polloe se homenajea a Ordóñez y a su “valentía”, en Madrid el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pacta con EH Bildu para “mantenerse en La Moncloa a cualquier precio”. “Es capaz de pactar unos presupuestos con ellos, dándoles concesiones como la transferencia de prisiones”, ha censurado el dirigente de Ciudadanos, que ha estado acompañado en el cementerio por el portavoz de esta formación en el País Vasco, Luis Gordillo.

El de hoy ha sido el primer aniversario del asesinato de Ordóñez tras la disolución de ETA. Ante la mirada de su viuda, Ana Iríbar, Consuelo ha arremetido contra los “herederos” de ETA, que “quieren deshacerse de la sombra de la banda terrorista”, y contra los nacionalistas vascos, a quienes ha calificado de “rentistas del terror que quieren seguir explotando los réditos políticos sin asumir sus responsabilidades ni sus complicidades”. La banda terrorista ha decretado su final, pero, como ha puesto de manifiesto la presidenta de Covite, “hoy hay más asesinatos sin resolver que terroristas en prisión”. Y además, según ha enfatizado, “los que mataron y los que ordenaron matar salen de prisión entre vítores, aplausos y pasillos de honor, se pasean con despreocupación por la calle, con la jactancia de sentirse venerados en su entorno, con la tranquilidad de que las víctimas nunca nos tomaremos la justicia por nuestra mano, nunca ejerceremos la venganza porque no somos, y nunca hemos sido, como ellos”.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios