resultados del euskobarómetro de la UPV-EHU

La sociedad vasca da la espalda al nuevo estatus soberanista que anhelan PNV y Bildu

Tres de cada cuatro ciudadanos aseguran que se sienten "satisfechos" con el actual Estatuto de Gernika: el 74,1% manifiesta tener poco o ningún interés en la reforma del autogobierno

Foto: Concentración en Bilbao a favor de la independencia. (EFE)
Concentración en Bilbao a favor de la independencia. (EFE)

La deriva soberanista en la que se han embarcado el PNV y EH Bildu en el Parlamento Vasco con una propuesta de reforma del Estatuto de Gernika de marcado acento independentista choca con el sentir mayoritario de la sociedad vasca, ya que tres de cada cuatro ciudadanos se sienten “satisfechos” con el actual marco normativo. Es más, el debate sobre la reforma del autogobierno en la Cámara de Vitoria no concita el interés de la mayoría de la población: el 74,1% manifiesta tener poco (33,4%) o ningún (40,7%) interés en esta cuestión.

Así lo ha pone de manifiesto el último Euskobarómetro que elabora el Departamento de Ciencia Política de la Universidad del País Vasco (UPV-EHU) que dirige Francisco José Llera y que ha sido presentado esta mañana en Bilbao.

La reforma del actual estatuto se encuentra en manos de cinco juristas –Mikel Legarda, Iñigo Urrutia, Arantxa Elizondo, Alberto López Basaguren y Jaime Ignacio del Burgo– tras el encargo que recibieron en septiembre de la ponencia de autogobierno del Parlamento Vasco para elaborar un borrador de propuesta que encaje con las “bases y principios” acordados previamente por el PNV y EH Bildu. Este grupo de expertos se enfrenta a una tarea muy complicada, no solo por sus opuestos perfiles –cada partido nombró a un jurista de acuerdo a sus intereses–, sino porque deben redactar un texto en “congruencia” con la propuesta de marcado tinte soberanista consensuada por las fuerzas nacionalistas y que el ámbito de la judicatura ya ha catalogado de "inconstitucional". A este respecto, el presidente del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV), Juan Luis Ibarra, ha advertido de que el derecho a decidir recogido en el acuerdo suscrito por PNV y EH Bildu se encuentra al margen del “principio de legalidad” que marca la Constitución.

La reforma del autogobierno es un debate que no concita un interés mayoritario "ni siquiera entre los nacionalistas": suscita la atención del 38% de los votantes de EH Bildu y del 26,2% del PNV

La reforma del autogobierno es un debate que no concita un interés mayoritario “ni siquiera entre los nacionalistas”, según pone de relieve el Euskobarómetro, que refleja que la consecución de un nuevo Estatuto suscita la atención entre el 38% de los votantes de EH Bildu, el 26,2% del PNV y el 25,4% de Podemos. El sondeo de opinión, realizado a partir de 1.200 entrevistas realizadas en domicilios entre el 15 de octubre y el 9 de noviembre, señala que “una mayoría cualificada” de más de tres cuartas partes de la ciudadanía vasca (el 76,4%) sigue mostrándose “relativamente satisfecha” con el Estatuto, mientras que los ciudadanos insatisfechos no llegan a uno de cada cinco (16,1%).

Siendo mayoritaria la satisfacción ciudadana con el actual Estatuto de Gernika, la división se plasma con las posibles alternativas al actual estatus de autogobierno. Así, el 21,1% de los ciudadanos no quiere cambios en el actual texto normativo, el 32,8% se "conforma" con que se completen las transferencias recogidas en el Estatuto, y el 24,8% opta por la ampliación del autogobierno. Por su parte, los vascos que se decantan por una posición de "ruptura soberanista" siguen "siendo muy minoritarios" al representar el 11,1%.

Transcurridos 39 años desde la celebración del referéndum que ratificó la aprobación del actual Estatuto de Gernika en el País Vasco, el Euskobarómetro deja constancia que, de celebrarse hoy un nuevo plebiscito estatutario, el 'sí' volvería a imponerse: en esta ocasión con el 51% frente al 53% que votó afirmativamente en 1979. Esta opinión favorable la mantienen casi por igual nacionalistas (54,2%) y no nacionalistas (49,5%). El 'sí' gana en todos los electorados, incluido por tercer semestre consecutivo el de EH Bildu (41,3%), que cada vez se decanta menos por el 'no' (15,5%). En su conjunto, el voto negativo que se dio en 1979 (3%) se incrementa y se sitúa en el 6,7% a costa del abstencionismo de entonces –alcanzó el 41%–.

El reconocimiento del País Vasco como nación divide a los propios votantes del PNV: el 39,5% está a favor de esta consideración y el 38,8% en contra

La división se impone en relación al reconocimiento del País Vasco como nación, ya que el 45% de la ciudadanía se posiciona a favor frente al 37% que se opone, mientras que el 17% no se pronuncia en torno a esta cuestión. La fragmentación se produce incluso entre los propios votantes del PNV, que están divididos a favor (39,5%) y en contra (38,8%), según pone de manifiesto el Euskobarómetro de forma sorprendente. En este sentido, el reconocimiento del País Vasco como nación es mayoritario entre los votantes de Podemos, con el 51%, mientras que los electorados de Ciudadanos (100%), el PP (84,2%) y el PSOE (70,8%) rechazan esta consideración. Entre quienes apoyan el reconocimiento del País Vasco como nación, el 55% piensa que este reconocimiento debería implicar el derecho de autodeterminación. Y en términos generales, el 25% de la ciudadanía vasca avala este último planteamiento.

En consonancia con los diferentes sondeos de opinión que se realizan en el País Vasco, el Euskarómetro remarca que los deseos de independencia siguen siendo minoritarios en la sociedad vasca, donde el apoyo a la separación de España se sitúa en los niveles más bajos. El 61,3% de la sociedad vasca asegura tener pocos (24,5%) o ningún (36,8%) deseo de independencia, sobre todo entre los no nacionalistas (75%) y los votantes de los partidos autonomistas (más de nueve de cada diez), pero también en la mayoría de los votantes del PNV (72%) y de Podemos (68%). Ante la hipótesis de un País Vasco soberano, las expectativas de la ciudadanía sobre la evolución de las condiciones de vida se muestran "muy divididas", ya que el 25,1% opina que se viviría mejor (25,1%), el 32,7% cree que se "iría a peor" y el 19,9% considera que "las cosas no cambiarían".

El rechazo a la independencia se impondría de celebrarse un referéndum soberanista, con el 39% de la ciudadanía que votaría 'no' frente al 31,9% que se decantaría por el 'sí', cuando hace cuatro años existía un empate técnico. No obstante, se ha dado un significativo retroceso interanual de ocho puntos del rechazo a la abstención, según pone de manifiesto el sondeo de opinión que elabora la UPV-EHU.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios