El rechazo a la independencia en el País Vasco se sitúa en el nivel más alto desde 1998
  1. España
  2. País Vasco
último sociómetro del gobierno vasco

El rechazo a la independencia en el País Vasco se sitúa en el nivel más alto desde 1998

La población que se opone a la separación de España crece cuatro puntos en seis meses y se sitúa en el 37% en plena escalada soberanista del PNV en el Parlamento vasco de la mano de Bildu

placeholder Foto: Una gran ikurriña, en la Concha de San Sebastián, con motivo de la cadena humana soberanista del pasado 10 de junio. (EFE)
Una gran ikurriña, en la Concha de San Sebastián, con motivo de la cadena humana soberanista del pasado 10 de junio. (EFE)

La escalada soberanista en la que está inmerso el PNV en el Parlamento vasco de la mano de EH Bildu, con la defensa de una reforma estatutaria de marcado tinte independentista que, entre otras cuestiones, reconoce la nación vasca, contrasta con el sentir de los propios ciudadanos, que evidencian un creciente rechazo a que el País Vasco se separe de España. El último Sociómetro del Gobierno vasco pone de manifiesto esta realidad, hasta el punto de que el rechazo a la independencia se sitúa a día de hoy en los niveles más altos desde 1998, cuando comenzó a realizarse esta encuesta.

La población que se opone a la separación de España ha crecido cuatro puntos en apenas seis meses y en la actualidad se sitúa en el 37%. Hasta la fecha, el máximo histórico estaba situado en el 35% registrado en el año 2016. Por su parte, los partidarios de la independencia se mantienen más o menos estables en los últimos sondeos estadísticos que elabora el Ejecutivo de Vitoria, si bien el 22% de apoyo actual a la causa soberanista se sitúa lejos del 30% de 2014. Por aquel entonces, los partidarios y detractores de la independencia estaban prácticamente a la par, mientras que ahora la realidad es totalmente distinta, con el 37% a favor y el 22% en contra. Por su parte, un 29% afirma que “estaría o no de acuerdo según las circunstancias” y un 13% opta por no contestar.

Foto: El lehendakari, Iñigo Urkullu, durante la celebración del Aberri Eguna de 2016. (EFE)

Por territorios, el mayor sentimiento independentista se sitúa en Vizcaya, con un 23%, un apoyo ligeramente superior al que se da en Guipúzcoa (22%), el bastión ‘abertzale’ por excelencia, mientras que el porcentaje disminuye de forma importante en Álava, donde la causa soberanista solo recibe el 15% del apoyo entre la población. Si se atiende a la cuestión del sexo, la independencia es más defendida por los hombres que por las mujeres. Y por edad, la franja que más apoya la segregación de España se sitúa entre los 18 y los 29 años, aunque las diferencias con los segmentos de 30 a 45 años y de 46 a 64 apenas son significativas.

El último Sociómetro elaborado por el Gabinete de Prospección Sociológica del Gobierno vasco, y que aborda como aspecto central la "cultura democrática" que existe en la comunidad autónoma, refleja que se impone entre la ciudadanía el sentimiento “tanto vasco como español”, que es defendido por el 34% de la población, frente al 25% que afirma sentirse “más vasco que español” y el 20% que dice sentirse “únicamente vasco”.

Foto: Egibar escucha al lendakari desde su escaño durante un pleno en el Parlamento vasco. (EFE)

El último sondeo interpela la opinión ciudadana con respecto a la celebración de referéndums, si bien no alude de forma directa a los plebiscitos soberanistas sino que pregunta de forma genérica por si este tipo de consultas son “un buen método para decidir temas políticos importantes”. Ante este enunciado, el 71% afirma que está muy o bastante de acuerdo. En todo caso, en relación a los referéndums independentistas, la realidad muestra que los ciudadanos vascos han dado la espalda a las consultas que viene celebrando en los últimos años la plataforma soberanista vasca Gure Esku Dago (Está en nuestras manos), la considerada Asamblea Nacional Catalana (ANC) en el País Vasco. El pasado 4 de noviembre, la consulta celebrada en San Sebastián se saldó con un rotundo fracaso, al movilizar apenas al 13% de la ciudadanía mayor de 16 años.

El sondeo, realizado entre el 25 de septiembre y el 6 de octubre a partir de 3.149 entrevistas individuales, refleja igualmente que el lendakari, Iñigo Urkullu, es el único líder político que aprueba en valoración ciudadana, con un 5,4. Por detrás se sitúan el presidente del PNV, Andoni Ortuzar (4,7), y el responsable de Podemos en el País Vasco, Lander Martínez (4,1), que supera a los líderes de EH Bildu, Arnaldo Otegi, y el PSE, Idoia Mendia (ambos con un cuatro). El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, es con gran diferencia el político peor valorado, con un 1,9 de valoración.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Independencia PNV Bildu Parlamento Vasco Nacionalismo Iñigo Urkullu
El redactor recomienda