conferencia organizada por la ANC vasca

El Kursaal arropa a Torra (incluido el PNV) tras el rechazo de Urkullu a su vía unilateral

El 'president' se da un baño de masas entre las ovaciones y los gritos de "independencia" y de "libertad" de un público entregado a su desafío soberanista, si bien no logra llenar el auditorio

Foto: Quim Torra y Arnaldo Otegi se reúnen en los camerinos del Kursaal instantes antes de su conferencia. (J. M. A.)
Quim Torra y Arnaldo Otegi se reúnen en los camerinos del Kursaal instantes antes de su conferencia. (J. M. A.)

Con el público puesto en pie, al grito de "independencia" y con un 'irrintzi' resonando en la sala ha sido recibido el 'president' de la Generalitat, Quim Torra, que ha clamado por la independencia de Cataluña en el Kursaal de San Sebastián en una conferencia que ha cerrado una intensa jornada en el País Vasco —y que ha contemplado una reunión-almuerzo con el lendakari, Iñigo Urkullu, o un breve encuentro con el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, momentos antes de su intervención en los cubos de Moneo—.

El Kursaal arropa a Torra (incluido el PNV) tras el rechazo de Urkullu a su vía unilateral

Torra se ha dado un baño de masas, aunque nada que ver con el que se dieron en febrero de 2017 el 'expresident' Artur Mas y el exlendakari Juan José Ibarretxe, en un acto que abordó el derecho a decidir y el proceso soberanista catalán en el mismo escenario y con el mismo anfitrión, la plataforma soberanista Gure Esku Dago, la considerada Asamblea Nacional Catalana (ANC) en el País Vasco. La planta superior del Auditorio Kursaal estaba vacía en contraposición con la fotografía del pasado año, cuando el espacio central se quedó pequeño ante la afluencia de público. Frente a aquella imagen, el 'president' ha reunido a un millar largo de personas en un recinto con capacidad para 1.800 personas en su conjunto.

Dirigentes del PNV se han sumado con aplausos al reconocimiento para Otegi y el resto de condenados en el caso Bateragune por su "lucha" y "sufrimiento"

Entre los asistentes, se encontraban los principales dirigentes de EH Bildu y la cúpula del PNV en Guipúzcoa, con su presidente y portavoz del partido en el Parlamento vasco, Joseba Egibar, el diputado general de Guipúzcoa, Markel Olano, o la presidenta de las Juntas Generales —el parlamento provincial—, Eider Mendoza, entre otros. Ellos, al igual que el resto del auditorio, han aplaudido las constantes críticas dirigidas desde el atril al Gobierno español o cuando Torrra ha pedido un reconocimiento para Otegi y el resto de condenados en el caso Bateragune por su "lucha" y el "sufrimiento" padecido después de que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo haya determinado que no tuvieron un juicio justo. Nada que ver con el posicionamiento de Urkullu, que horas antes, en su encuentro con el 'president', había evidenciado sus enormes distancias con la vía unilateral emprendida por el Govern en su desafío soberanista.

Torra ha sido introducido por el portavoz de Gure Esku Dago, Ángel Oiarbide, que ha 'calentado' al auditorio con feroces críticas al Estado, a quien ha acusado de "cultivar la semilla del odio" y de aplicar la "cultura de la revancha" contra el nacionalismo. Los aplausos han disparado los decibelios con su alusión a la situación de los políticos independentistas que se encuentran presos por su papel en el referéndum ilegal del 1-O dentro del 'procés' y su advertencia de que este proceso judicial no solo atenta contra los encarcelados ni contra los 2,3 millones de personas que votaron en el plebiscito independentista del pasado año ni contra el pueblo catalán en su conjunto, sino también contra "el pueblo vasco" y sus aspiraciones soberanistas.

Torra ha cumplido con el guion y ha ofrecido un discurso previsible ante un auditorio entregado a su figura ya desde las primeras palabras del 'president', que ha asegurado que "pocas veces" se ha sentido "más orgulloso" que representando a Cataluña en este acto. No han faltado sus alusiones a que el País Vasco y Cataluña "caminarán juntos en el camino hacia la libertad", sus constantes acusaciones al Estado, la denuncia de la "vulneración de los derechos" de la sociedad civil o su defensa de que el proceso soberanista es "radicalmente democrático y pacífico", como tampoco su advertencia de que Cataluña no parará hasta lograr el derecho de autodeterminación. "El Estado fracasará una y otra vez porque nada se puede construir desde la mentira y la violencia", ha aseverado entre la atronadora ovación del auditorio.

Ha agradecido el apoyo del pueblo catalán ante una "causa justa", ha reconocido el "coraje" de ayuntamientos vascos para que se reconozca el derecho a decidir con consultas soberanistas, ha pronunciado algunas palabras en euskera, y ha acogido con entusiasmo las consultas soberanistas que Gure Esku Dago celebrará este domingo en San Sebastián y otras cuatro localidades vascas, y que contarán con los dirigentes de ERC Gabriel Rufián o Joan Tardà como "observadores internacionales de alto nivel"... El auditorio, donde no han faltado esteladas o banderas a favor de los políticos presos, ha respondido con aplausos o gritos de "libertad" en el momento en que ha pedido un reconocimiento a los encarcelados. El público ha respondido con ovaciones a la advertencia de Torra de que "no vamos a permitir otra medida que no sea la absolución" de los acusados o su alusión a la "retirada de todo el apoyo" a Pedro Sánchez, incluidos los Presupuestos Generales del Estado (PGE), por su actitud inmovilista. Según ha denunciado, el presidente del Gobierno no ha aportado "ninguna solución democrática" ni ha tomado "ninguna decisión contra la represión hacia el independentismo". "Estamos igual que con Rajoy", ha denunciado.

Una de las mayores ovaciones ha llegado con la alusión de Torra a la "retirada de todo el apoyo" a Pedro Sánchez, incluido su aval a los Presupuestos

Sus últimas palabras han estado dedicadas a pedir al pueblo vasco la conformación de un "frente común" en defensa de las propuestas democráticas, entre ellas el derecho a decidir. "Juntos somos más fuertes y más libres", ha clamado, para pedir a los ciudadanos "generosidad con nuestros hijos y nietos". "Nosotros en Cataluña siempre estaremos con el País Vasco", ha concluido para dar paso de nuevo a los aplausos y a los gritos de "independencia". La ovación que le ha brindado el Kursaal contrasta con la respuesta que ha recibido Torra horas antes en Ajuria Enea, durante el encuentro que ha mantenido con el lendakari, que se ha distanciado de la vía emprendida por el Govern para apostar por el camino de la "legalidad" y el "acuerdo". Incluso, el lendakari ha venido a criticar la actuación de la Generalitat al apuntar a su conducta como una de las causas de la fractura social que existe en Cataluña.

País Vasco

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios