Es noticia
Menú
El "no a la guerra" resuena en la Puerta del Sol: "El imperialismo es el terrorismo"
  1. España
  2. Madrid
Concentración de más de 800 personas

El "no a la guerra" resuena en la Puerta del Sol: "El imperialismo es el terrorismo"

Casi un millar de personas se ha concentrado en Sol en una manifestación "contra la guerra y contra la OTAN"

Foto: Varios manifestantes se han concentrado este viernes en la Puerta del Sol, en Madrid, para protestar contra la guerra en Ucrania. (EFE/Zipi)
Varios manifestantes se han concentrado este viernes en la Puerta del Sol, en Madrid, para protestar contra la guerra en Ucrania. (EFE/Zipi)

Anton aterrizó el miércoles en el aeropuerto de Barajas desde Kiev con sus cinco amigos para pasar unos días de vacaciones en Madrid. Esa misma noche, Rusia lanzaba una ofensiva militar contra varias ciudades ucranianas. Ni Anton ni sus amigos habla español, pero todos han acudido a la concentración de la Puerta del Sol donde no cesan los gritos de “que viva la lucha de la clase obrera” y “solidaridad con el pueblo ucraniano”. Lo cierto es que ninguno de ellos sabe realmente la posición ideológica de la convocatoria, organizada por OTAN No Madrid, con el objetivo declarado de que la capital española no acoja la próxima cumbre de la Alianza en junio y evitar cualquier tipo de acción militar ante la guerra en Ucrania.

placeholder Anton. (A. Farnós)
Anton. (A. Farnós)

Mientras unos gritan, otros callan. Anton, de hecho, apoya una intervención de la OTAN si es necesario. “Estamos solos. Tenemos que apoyar a nuestra gente. Tenemos a todo el mundo en Kiev y nosotros no sabemos que vamos a hacer ahora. Necesitamos ayuda de Europa y de la OTAN si es la única opción que hay”, explica este ucraniano de 31 años.

Las opiniones son dispares en la concentración de más de 800 personas que se ha desarrollado en el centro de la capital. El cántico común es el “no a la guerra”; pero los colectivos y asociaciones asistentes se posicionan también sobre todo -así reza la convocatoria- en contra de una posible intervención de la Alianza y mantienen que “el imperialismo es el terrorismo”.

placeholder Foto: A. Farnós.
Foto: A. Farnós.

Para Rusia, la intención de Ucrania de acercarse a la Unión Europea y a la esfera de la OTAN, especialmente desde 2013-2014, cruzaba una de sus líneas rojas, y ha sido el argumento esgrimido por el Kremlin como justificación para la "operación militar especial" contra Kiev. Según el presidente ruso Vladímir Putin, el objetivo de la actual ofensiva es "desmilitarizar" Ucrania. Sin embargo, también afirmó que la operación se circunscribiría al Donbás y que no tenía intención de ocupar el resto del país; este viernes, el cerco del Ejército ruso está ya a las puertas de Kiev.

Protestas en toda España contra la invasión en Ucrania

Es precisamente la no pertenencia de Ucrania en la OTAN lo que impide su intervención militar directa a su favor por parte de la Alianza. A pesar de ser un vecino preferente, la organización militar tan solo tiene capacidad de “rescate” cuando uno de sus países miembro se encuentra en peligro. Madrid será la sede de la próxima cumbre de la OTAN en el mes de junio, una cita en la que la Alianza tendrá que enfrentarse a sus propios fantasmas del golpe de mano de Putin a la actual arquitectura de seguridad europea.

Si bien desde España todos los partidos han condenado el ataque y se han posicionado “en defensa de la paz”, la encrucijada de la cita de hoy se produce por el comunicado de Izquierda Unida. Un sector de la coalición de gobierno ha manifestado no solo su rechazo a la lucha armada, sino también a la Alianza militar porque “es un factor de desestabilización”.

Foto: Civiles buscan protección en el Metro de Kharkiv, Ucrania. (Getty/Los Angeles Times/Marcus Yam)

La diputada de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid, Vanessa Lillo, argumenta su presencia a la concentración porque “IU nació al calor del rechazo a la OTAN. Es nuestra obligación estar aquí y seguir denunciando que la OTAN es un peligro para la paz como se está demostrando”.

De su lado están el Frente Obrero Español, el Sindicato de Estudiantes y la Izquierda Revolucionaria. Raúl sostiene una de las pancartas de estos últimos y explica que están “en contra de cualquier acción imperialista venga de quien venga. Tenemos un rechazo absoluto a la posición de Rusia, pero también al papel que puede jugar Occidente, porque quienes pagan son los civiles”.

placeholder Foto: Reuters/Jon Nazca.
Foto: Reuters/Jon Nazca.

Lázaro confirma. Este pensionista se pasea de un lado a otro de la plaza con el ímpetu de un joven y defiende que “los seres humanos no se pueden matar unos a otros”. Lleva una boina y un pin con el “no a la guerra” y dice echar de menos en la manifestación “a los partidos de derechas, porque evitar las muertes debería ser el compromiso de todos”.

Lo cierto es que todos los grupos políticos han condenado la invasión rusa. Coinciden en insistir en “la defensa del derecho internacional” y, tras la reunión del Consejo Nacional de Seguridad celebrado ayer en la Zarzuela, el presidente del Gobierno Pedro Sánchez aseguró que se tomarían las “medidas necesarias”. Quienes acuden a la manifestación temen, en su mayoría, que estas “medidas” impliquen una intervención armada de la Alianza.

Foto: Ciudadanos ucranianos se refugian en el sótano de un colegio en Kiev. (EFE/ EPA/ Sergey Dolzhenko)

Aunque el canto contra el “imperialismo de la OTAN” es incesante en la manifestación, también contra el “imperialismo” del líder ruso. Las declaraciones de Putin el fin de semana pasado, negando el derecho a la soberanía ucraniana (y otras exrepúblicas soviéticas de paso) dibujaba uno de las mayores proclamas imperialistas de las últimas décadas. Solo que, en esta ocasión, es un nostálgico imperialismo ruso.

El presidente Pedro Sánchez también ha acudido hoy al Consejo Europeo extraordinario en Bruselas, donde se han acordado nuevas sanciones contra Moscú, incluyendo la congelación de activos de Putin. Un ‘rider’ de 27 años ha hecho una parada en su trayecto para observar el panorama y tiene dudas. “Si yo amaneciera una mañana y mis familiares hubieran muerto, honestamente no sé qué posición tendría. ¿Sería suficiente con simplemente llegar a un acuerdo? Creo que para mí no sería justo”.

Crítica de los ucranianos a las sanciones: ''¡Lo que tienen que hacer es ayudar con aviones''

Porque OTAN sí y OTAN no. Pero la transversalidad del sentimiento contra la guerra es unánime y diferentes voces se han reunido con un fin común a pesar de sus diferencias. Y en mitad de la revuelta, el rechazo a la Alianza y a la invasión rusa y el grupo de ucranianos que llegaron a Madrid para disfrutar de las vacaciones, un niño de unos cinco años pasea con su madre de la mano por la calle Carretas esquina con Sol. “¿Y esto qué es?”, pregunta inocente. “Pues es una concentración de gente que no apoya la guerra”, le responde su madre. Y se ha quedado tan contento con la plena seguridad de haberlo comprendido a la perfección. Ojalá fuera tan fácil de explicar y de entender como a los ojos de un niño.

Anton aterrizó el miércoles en el aeropuerto de Barajas desde Kiev con sus cinco amigos para pasar unos días de vacaciones en Madrid. Esa misma noche, Rusia lanzaba una ofensiva militar contra varias ciudades ucranianas. Ni Anton ni sus amigos habla español, pero todos han acudido a la concentración de la Puerta del Sol donde no cesan los gritos de “que viva la lucha de la clase obrera” y “solidaridad con el pueblo ucraniano”. Lo cierto es que ninguno de ellos sabe realmente la posición ideológica de la convocatoria, organizada por OTAN No Madrid, con el objetivo declarado de que la capital española no acoja la próxima cumbre de la Alianza en junio y evitar cualquier tipo de acción militar ante la guerra en Ucrania.

OTAN Ucrania Madrid
El redactor recomienda