Es noticia
Menú
Los carmenistas exigen a Almeida borrar las políticas de Vox para apoyar las cuentas
  1. España
  2. Madrid
Negociación de presupuestos

Los carmenistas exigen a Almeida borrar las políticas de Vox para apoyar las cuentas

Los cuatro ediles del Grupo Mixto, que ya han entablado contactos con el equipo de Villacís, proponen un IBI progresivo y algún gesto de rectificación en torno a la memoria histórica o las subvenciones a colectivos LGTBI

Foto: José Luis Martínez-Almeida, pensativo en el Palacio de Cibeles. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
José Luis Martínez-Almeida, pensativo en el Palacio de Cibeles. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Con Vox definitivamente fuera de la partida, el Gobierno de PP y Ciudadanos tiene en los ediles carmenistas a su última esperanza. Pero el tiempo pesa. Y los mantras de la izquierda y la derecha, también. A dos semanas para que acabe el año, los cuatro concejales de Recupera Madrid, integrados en el Grupo Mixto, ya han planteado una propuesta de máximos que pasa por atender las principales carencias de los madrileños y, de paso, borrar las huellas de Vox en la capital. "Si la extrema derecha está fuera, que así sea", apuntan.

Eliminar cualquier referencia o política relacionada con Vox no es tan sencillo. Sobre todo porque algunas de ellas se confunden con el ideario de los dos partidos del Gobierno municipal, especialmente con los populares. Un ejemplo muy claro es la memoria histórica, siempre tan polémica. El PP y Ciudadanos basaron parte de su oposición a Manuela Carmena en su purga del callejero, pero ahora les vuelve como un bumerán.

Foto: Javier Ortega Smith y José Luis Martínez-Almeida, durante la reunión de presupuestos. (Ayuntamiento de Madrid)

Los carmenistas, que han presentado enmiendas parciales por valor de 200 millones de euros, piden la restitución de la placa de Largo Caballero o la eliminación de la calle de Millán Astray, a pesar de que su presencia está avalada por una sentencia judicial, entre otras cuestiones. "No es una línea roja, pero sí creemos que es importante y prioritario recuperar la memoria democrática de la ciudad", señalan en la formación, que únicamente piden un "gesto" en esa línea.

Lo mismo ocurre con las subvenciones a colectivos LGTBI como Arcópoli o Cogam, objetivo de Vox en todas las instituciones. Fuentes municipales, no obstante, señalan a El Confidencial que esta y otras cuestiones tendrán que analizarse detenidamente, aunque de entrada no encajan demasiado en sus discursos. "Bueno, habrá que verlo", indican con cierta distancia. Además del conflicto ideológico por la memoria histórica, desde la coalición destacan que la concurrencia competitiva para optar a cualquier ayuda es uno de los pilares de su política frente a "redes clientelares" y las adjudicaciones a dedo.

El Grupo Mixto plantea una rebaja del IBI "equilibrada" que beneficie únicamente a los propietarios con menos recursos

Los cuatro ediles que rompieron con Más Madrid consideran que este tipo de políticas son más probables si se acercan a Villacís, que siempre les prefirió por delante de Vox, el preferido de Almeida hasta hace nada. Así, José Manuel Calvo y Luis Cueto han hecho ya una oferta formal y con los medios como testigo a la líder de Ciudadanos para que dé un paso más en su giro al centro y deje atrás el efecto arrastre del alcalde con Javier Ortega Smith. "A Begoña Villacís le decimos que ya no es una adlátere del PP porque ha dicho que estaba harta de que el PP se la quisiera fagocitar. Pues ella tiene ahora un bonito reto de buscar alternativa, ya que Almeida no la ha conseguido, así que le toca ejercer de vicealcaldesa, quitando lo de vice, y gestionando mejor", declaró ayer Cueto, coordinador general de la Alcaldía con Carmena. Los contactos con su equipo, aseguran, se repiten desde hace días.

Necesidades de los madrileños

Las enmiendas del Grupo Mixto distinguen entre aspectos "simbólicos", con una carga claramente política, y propuestas exclusivamente relacionadas con el presupuesto relativas a los ingresos y las inversiones en Madrid. A su juicio, las principales prioridades de la ciudad tienen que ver con la desigualdad, la movilidad y el acceso a la vivienda. En consecuencia, y dentro del marco de las competencias municipales, proponen una modificación "equilibrada" del IBI, que el Ayuntamiento tramite de forma directa el ingreso mínimo vital (IMV) como ya ocurre en la Barcelona de Ada Colau o la gratuidad del transporte pública en las horas punta de la mañana y la tarde al menos hasta que el tráfico de viajeros de la red vuelva a los niveles previos a la pandemia.

Foto: Ortega Smith, Almeida y Villacís. (EFE/Ballesteros)

El IBI será una de las claves de la negociación, habida cuenta de que la rebaja de impuestos es algo innegociable para el Gobierno municipal. La propuesta de Recupera Madrid es que el tipo de este impuesto se reduzca al máximo en el caso de los propietarios con menos recursos y se grave en los de un mayor poder adquisitivo. La enmienda recoge que los inmuebles de naturaleza urbana con un valor catastral de hasta 300.000 euros baje al 0,4 por ciento, el mínimo por ley; se mantenga en el 0,456 en los que están entre los 300.000 y el millón de euros, y se eleve al 1,3 por ciento a partir de ese precio. "100 euros no le va a trastocar la economía a alguien con una casa de 200 metros en el barrio de Salamanca", consideran. El anuncio del Ayuntamiento es bajarlo al 0,428 en todos los casos.

Los carmenistas, además, reclaman que el Consistorio no aumente su deuda y se articule un nuevo plan de vivienda, con un fondo de emergencia habitacional para familias afectadas por la crisis y un programa de emancipación para jóvenes, como ya se comprometió en los Acuerdos de la Villa. Si la negociación no prospera, sin embargo, el grupo también ha presentado una enmienda a la totalidad. "El Gobierno no tiene mayoría para sacar adelante los presupuestos. Si quiere tenerla, aquí tiene un ofrecimiento honesto, pero una negociación no es un trágala, es un tira y afloja, las dos partes deben ceder", señaló Calvo ayer, que advierte que, si el acuerdo no llega, será porque Almeida ha agotado los tiempos y porque hasta el último momento ha preferido a Vox.

"Solo querían la foto"

La relación de PP y Vox se rompió ayer definitivamente. La sensación de los populares es que Ortega Smith ha jugado con ellos en las últimas semanas, algo que ya intuían en las horas previas a la reunión. "Solo querían la foto, nos ha dado largas todos los días y el último día nos llaman para esto", lamentan en el equipo de Almeida. "Ha venido a Cibeles a hacer un paripé. No hemos hablado de los presupuestos, dice que están bien y que no tiene ninguna propuesta. Eso no ha sido una reunión, ha sido un frontón", dijo el regidor en rueda de prensa, en alusión a que el portavoz de Vox se enrocó en Madrid Central y no atendió al contenido de las cuentas.

Foto: Javier Ortega Smith y José Luis Martínez-Almeida. (EFE/Mariscal)

El enfado es notable y lo lógico es que, más allá de la Comunidad de Madrid, las opciones de acuerdos se reduzcan hasta nueva orden. Sin duda, hasta que sea estrictamente necesario y la pugna electoral haya quedado atrás. La dirección de los populares insiste en que el desplante de Ortega Smith forma parte de una estrategia a gran escala que pasa por confrontar con los perfiles más moderados del PP, como Almeida o Juanma Moreno, para desgastar a Pablo Casado.

Con Vox definitivamente fuera de la partida, el Gobierno de PP y Ciudadanos tiene en los ediles carmenistas a su última esperanza. Pero el tiempo pesa. Y los mantras de la izquierda y la derecha, también. A dos semanas para que acabe el año, los cuatro concejales de Recupera Madrid, integrados en el Grupo Mixto, ya han planteado una propuesta de máximos que pasa por atender las principales carencias de los madrileños y, de paso, borrar las huellas de Vox en la capital. "Si la extrema derecha está fuera, que así sea", apuntan.

José Luis Martínez-Almeida Más Madrid Ada Colau Salamanca Partido Popular (PP) Javier Ortega Smith Manuela Carmena Memoria histórica Juanma Moreno Begoña Villacís
El redactor recomienda