Es noticia
Menú
Los carmenistas buscan un pacto de presupuestos con Begoña Villacís para aislar a Vox
  1. España
  2. Madrid
Ayuntamiento de Madrid

Los carmenistas buscan un pacto de presupuestos con Begoña Villacís para aislar a Vox

Ciudadanos, obligado a diferenciarse de la derecha, abre la puerta a negociar con todas las fuerzas políticas de la capital, lo que ensancha su grieta con el PP

Foto: José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís, durante un acto en Cibeles. (EFE)
José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís, durante un acto en Cibeles. (EFE)

La negociación de los presupuestos en la ciudad de Madrid plantea un nuevo escenario de discusión en la convivencia entre el PP y Ciudadanos. Al tiempo que el equipo de gobierno trabaja en la configuración de las cuentas, ya se piensa en quién será el socio que las hará posible. Se da la circunstancia de que para que salgan adelante, la coalición de José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís solo necesita cuatro apoyos, justamente los mismos ediles con los que cuenta Vox en Cibeles y los que configuran el Grupo Mixto, compuesto por los ediles carmenistas que rompieron con Más Madrid. Estos últimos, bajo la marca Recupera Madrid, ya han manifestado públicamente su intención de ser parte importante en la negociación, con el objetivo de aislar a Vox y sus políticas.

Los carmenistas parten de la premisa de que el socio preferente en Madrid, al menos para el PP, es el grupo encabezado por Javier Ortega Smith. Esta consideración, no obstante, no es absoluta y hay un precedente reciente que abre una nueva vía: la ordenanza de Movilidad, que fue aprobada con el rechazo total de Vox por mantener las restricciones de Madrid Central y con el apoyo de los cuatro concejales díscolos. La estrategia es repetir esta operación, y para ello consideran que el mejor camino es presionar a Villacís.

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida (d), y la vicealcaldesa, Begoña Villacís. (EFE)

“Nos presentamos como alternativa para hacer un cordón sanitario a la extrema derecha”, anunciaron esta misma semana. En Recupera Madrid no tienen todavía un calendario, pero ya planean solicitar una reunión con la vicealcaldesa para trasladar su propuesta, según señalan fuentes de la plataforma a El Confidencial. Su objetivo de arrinconar a Vox abrirá inevitablemente un debate interno en la coalición, cada vez más desgastada y cuyas grietas aumentan a medida que avanza la legislatura y se acercan las elecciones de 2023.

Una de las claves de esa hipotética alianza es la necesidad de Ciudadanos de diferenciarse del PP y especialmente de Vox. Al borde de la desaparición, Villacís es en este momento una de las últimas esperanzas del partido para alargar su presencia en las instituciones, y el regreso al centro es más que evidente. La gestión con las terrazas covid, que cuentan con el rechazo de una buena parte de los vecinos, es una evidencia de su interés por marcar un perfil propio para evitar su final. Si bien desde la formación naranja aseguran que están abiertos a hablar con todas las fuerzas políticas, lo cierto es que sus intervenciones recientes apuntan a una dirección muy clara, antagónica de la que mantienen los de Ortega Smith en determinados temas.

Defensa de los derechos LGTBI

El pasado domingo es otro ejemplo. La vicealcaldesa inauguró una bandera arcoíris en la plaza de Pedro Zerolo, en Chueca, el barrio gay de la capital. Más allá del gesto, la líder de Cs en la capital reivindicó la necesidad de “no dar por hechos algunos derechos” y defenderlos, con varios recados para Vox, con quien la verdad es que nunca se ha entendido. Habló de que existe un consenso “de casi todos los grupos en el ayuntamiento” en torno a la idea de que Madrid es una ciudad libre, donde cada cual quiere o se casa con quien quiere. E incluso criticó, aunque sin mencionarlo, a Hungría, uno de los principales socios del partido de Santiago Abascal en Europa y a quien ha defendido intensamente en su ley contra el colectivo LGTBI. “Estamos viendo que en determinadas zonas de Europa se están produciendo retrocesos”, subrayó Begoña Villacís.

Fuentes municipales reconocen que la elección de su socio dependerá en parte de cuánto ofrecen y cuánto son capaces de ceder. Porque tampoco debe olvidarse que uno de los puntos en común de PP y Ciudadanos es su política de bajos impuestos, un precepto innegociable. Así quedó de manifiesto solo unos días antes del acto en Chueca, cuando Almeida y Villacís presentaron las rebajas fiscales para el año 2022. Con un Vox que repite una y otra vez y en cuantas instituciones sean necesarias su oposición a las leyes LGTBI y al consenso en torno a la violencia de género, Recupera Madrid deberá valorar si estas actuaciones en materia tributaria, tan contrarias al ideario de izquierda, son un peaje asumible con tal de anular a Vox. “En una negociación, si quieres que lo sea, todo el mundo tiene que ceder”, apuntan en la formación sobre sus intenciones reales, aunque son contrarios en principio a actuaciones como el descenso del IBI, por no ser equilibrado ni ajustado a las rentas.

Foto: Begoña Villacís, en una terraza durante la apertura tras el confinamiento. (EFE)

El precedente de la ordenanza de Movilidad es la mayor evidencia de que Almeida está abierto a explorar alternativas más allá incluso del centro, siempre con un ojo en las encuestas, los posibles adelantos electorales y la pelea indisimulada a nivel nacional entre Pablo Casado y Santiago Abascal. Pero, precisamente por esta pugna, algunas voces en el partido apuestan por inclinarse hacia la derecha y confrontar directamente con Vox para morder en su electorado. La prueba más evidente de que el votante es prácticamente el mismo es que la fuerza de uno y otro ha variado en función de los comicios. El pasado 4-M, por ejemplo, el PP fue con diferencia la opción preferida en cada uno de los 21 distritos de la ciudad, pero no así en las generales de 2019.

La negociación de los presupuestos en la ciudad de Madrid plantea un nuevo escenario de discusión en la convivencia entre el PP y Ciudadanos. Al tiempo que el equipo de gobierno trabaja en la configuración de las cuentas, ya se piensa en quién será el socio que las hará posible. Se da la circunstancia de que para que salgan adelante, la coalición de José Luis Martínez-Almeida y Begoña Villacís solo necesita cuatro apoyos, justamente los mismos ediles con los que cuenta Vox en Cibeles y los que configuran el Grupo Mixto, compuesto por los ediles carmenistas que rompieron con Más Madrid. Estos últimos, bajo la marca Recupera Madrid, ya han manifestado públicamente su intención de ser parte importante en la negociación, con el objetivo de aislar a Vox y sus políticas.

Ayuntamiento de Madrid Begoña Villacís IBI Vox Hungría Santiago Abascal Ciudadanos
El redactor recomienda