Es noticia
Menú
Desconcierto en Cibeles: PP y Cs recelan del giro de Vox para negociar los presupuestos
  1. España
  2. Madrid
Recta final en las conversaciones

Desconcierto en Cibeles: PP y Cs recelan del giro de Vox para negociar los presupuestos

El plazo para presentar las enmiendas a las cuentas de Madrid vence este jueves, con la incógnita de si Vox cederá o si será necesaria la incorporación de los ediles carmenistas

Foto: Ortega Smith, Almeida y Villacís. (EFE/Ballesteros)
Ortega Smith, Almeida y Villacís. (EFE/Ballesteros)

El giro de Vox en la negociación de los presupuestos de Madrid ha instalado al Gobierno de PP y Ciudadanos en un compás de desconcierto e incertidumbre. A menos de 24 horas para que venza el plazo para presentar enmiendas, ni José Luis Martínez-Almeida ni Begoña Villacís conocen las intenciones de Javier Ortega Smith, que en apenas dos días ha pasado de una ofensiva total contra las cuentas municipales a una actitud dialogante. Por un lado hay cierta expectación, con la esperanza de que haya recapacitado y acepte dar el apoyo de sus cuatro concejales; pero también dudas y recelos por que todo sea parte de una estrategia.

Martínez-Almeida y Ortega Smith están citados este jueves a las 8.15 de la mañana para agotar el último cartucho. La reunión, pese a ser un avance en las relaciones entre ambos, no es garantía de nada y como tal la han recibido en Cibeles. Desde el grupo municipal de Vox no han dado ninguna pista de cuáles serán sus enmiendas o exigencias más allá de las ya conocidas, que fundamentalmente pasan por acabar con el nuevo Madrid Central. Todo es una incógnita desde este martes.

Foto: Javier Ortega Smith y José Luis Martínez-Almeida. (EFE/Mariscal)

El encuentro mantiene en vilo a la coalición. El tiempo se agota y para el pleno de presupuestos solo queda una semana, con la necesidad de sumar cuatro apoyos y la rebaja de impuestos como línea roja. En privado, tanto PP como Ciudadanos reconocen su inquietud y coinciden en que el movimiento de Vox les ha sorprendido. A caballo entre las dudas y algo de desconfianza, en el Gobierno municipal incluso hay voces que creen que "solo buscan la foto". "No sabemos si quiere negociar de verdad o solo cumplir para que nadie diga que ni se ha sentado a negociar", apuntan fuentes de Cibeles.

Aunque el equipo de la vicealcaldesa insiste en que están abiertos a negociar con todos, no es ningún secreto que la relación de Villacís con Vox no es buena y que muchos de sus dogmas confrontan directamente con su ideario. El martes, cuando aún no se sabía el giro de Ortega Smith, la líder de Ciudadanos en Madrid aprovechó para criticar a sus socios de investidura: "¿Qué pasaría en España si en España dependiéramos de un partido inestable, volátil y oportunista como es Vox?".

Foto: Marta Higueras (i), una de las ediles díscolas, y Rita Maestre (d), portavoz de Más Madrid. (EFE)

Almeida, que también ha perdido la paciencia en momentos puntuales, mantiene en la previa de la reunión un tono conciliador. "Confío en que Javier Ortega entienda que los madrileños nos reclaman generosidad, que entienda que los presupuestos definen el futuro que debe afrontar Madrid. Una discrepancia en el ámbito de la movilidad no puede contaminar los presupuestos del Ayuntamiento de Madrid", dijo el regidor, en referencia a Madrid Central.

Para los populares Vox sigue siendo el socio preferente por una cuestión "lógica", ya que las cuentas se han hecho para cumplir el acuerdo que firmaron en 2019 y porque están a favor de la bajada de impuestos. La opción de los ediles carmenistas que rompieron con Más Madrid, no obstante, no está descartada.

Negociación con carmenistas

Después de semanas de rechazos y desplantes por parte de Vox, el Ayuntamiento de Madrid cambió su estrategia y anunció un acercamiento a otras formaciones para salvar en el tiempo de descuento las cuentas de 2022, con los concejales carmenistas como la alternativa más viable en principio, habida cuenta del precedente de la ordenanza de Movilidad. Aunque la previsión era que el Grupo Mixto presentara una enmienda a la totalidad ese martes, justo cuando acababa el plazo, una llamada a última hora del lunes cambió sus planes y enredó aún más la negociación de presupuestos.

Foto: El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (EFE/J.J.Guillen)

El Consistorio trasladó a los escindidos de Más Madrid que iba a prorrogar 48 horas el límite para presentar las enmiendas, de las dos de la tarde del martes a la misma hora del jueves, para ganar tiempo y dialogar con un nuevo margen. "Vistas las posturas de los grupos de la oposición, el Gobierno municipal quiere agotar todas las posibilidades para aprobar un presupuesto fundamental para la recuperación económica y la cohesión social de la ciudad de Madrid", indicaron fuentes municipales.

A expensas de la interlocución, el panorama quedaba más o menos resuelto, con Almeida capaz de sortear el boicot del que siempre ha sido su socio preferente. Pero la última palabra iba a ser de Vox, una vez más el elemento incómodo en la suma de los populares y Ciudadanos. Aunque podía haber intensificado su campaña de ataques contra el alcalde, a quien ha acusado de traición y complicidad con la izquierda, su coqueteo con los carmenistas provocó lo contrario. Ortega Smith movió ficha y se puso en contacto con el alcalde para concertar una cita y, al menos, sentarse cara a cara.

El giro de Vox en la negociación de los presupuestos de Madrid ha instalado al Gobierno de PP y Ciudadanos en un compás de desconcierto e incertidumbre. A menos de 24 horas para que venza el plazo para presentar enmiendas, ni José Luis Martínez-Almeida ni Begoña Villacís conocen las intenciones de Javier Ortega Smith, que en apenas dos días ha pasado de una ofensiva total contra las cuentas municipales a una actitud dialogante. Por un lado hay cierta expectación, con la esperanza de que haya recapacitado y acepte dar el apoyo de sus cuatro concejales; pero también dudas y recelos por que todo sea parte de una estrategia.

José Luis Martínez-Almeida Más Madrid Javier Ortega Smith Partido Popular (PP) Begoña Villacís Madrid