La batalla de Madrid: tres candidatos de Susana para derrotar a la patxista Sara
  1. España
  2. Madrid
este sábado 11 se cumplen dos años del derrocamiento de tomás gómez

La batalla de Madrid: tres candidatos de Susana para derrotar a la patxista Sara

El PSOE-M podría llevar su congreso al otoño. Sara Hernández, líder regional, quiere repetir. Juan Segovia y Antonio Carmona buscan el apoyo de Susana Díaz, a quien le gusta David Lucas

Foto: La batalla de Madrid: tres candidatos de Susana para derrotar a la patxista Sara
La batalla de Madrid: tres candidatos de Susana para derrotar a la patxista Sara

La batalla del socialismo también se juega en Madrid. El cuarto territorio en número de militantes (entre 13.600 y 15.400 afiliados) decidirá probablemente en octubre o noviembre de este año quién es el nuevo secretario general del PSOE madrileño. Aunque todavía es pronto para perfilar nombres, sobre todo porque el congreso federal de junio marcará el rumbo de unos y de otros, varios candidatos sobresalen sobre el resto, mostrando más o menos sus intenciones (en función de las estrategias). El problema es que tres de ellos lucharán por los favores de Susana Díaz, con más ahínco si cabe si la presidenta andaluza es la nueva líder del partido en verano. Enfrente, Sara Hernández, alcaldesa de Getafe y actual secretaria general del PSOE-M, candidata en su día de Pedro Sánchez y hoy convertida en baluarte de uno de sus adversarios, Patxi López. El momento lo define uno de los miembros de la actual ejecutiva regional: "Madrid está rota en 50 pedazos".

Con este escenario, la partida de ajedrez está servida. Enrique Rico, secretario de Organización regional, confirma que "la intención de Sara Hernández es presentarse. Es la ejecutiva madrileña la que debe fijar la fecha del congreso, para lo que hay que esperar un mínimo de 60 días desde el congreso federal". En las primarias de julio de 2015, Sara Hernández (con el apoyo claro de Pedro Sánchez) obtuvo el respaldo de 3.693 militantes (el 57,7% de los votos) frente al otro aspirante, el diputado autonómico Juan Segovia (2.729 sufragios, 42,49%), que aunó al socialismo que aún pivotaba bajo la órbita del defenestrado Tomás Gómez, fulminado por Sánchez unos meses antes, en febrero. Pero la situación ha cambiado, y mucho, desde entonces. Sara Hernández ha abandonado también a otro defenestrado que quiere resucitar, Sánchez, y arropa a Patxi López.

"Pero Sara está débil y querrá alargar la fecha del congreso regional lo máximo posible tras el nacional si López no gana. ¿Cuánta gente apoya ahora a Sara Hernández en Madrid? Esa es la pregunta. No tiene ningún apoyo de la militancia, y menos tras la traición a Sánchez. Nadie conoce a Sara Hernández por su gestión al frente del PSOE de Madrid", señala un dirigente socialista. No es del todo cierto. En el estreno de Patxi López en Madrid estaban Manolo Robles (alcalde de Fuenlabrada) y Javier Rodríguez (regidor de Alcalá de Henares), que lideran dos de las cinco agrupaciones madrileñas con más militantes socialistas. Una cita a la que se sumaron los primeros ediles de Coslada, Ángel Viveros; Aranjuez, Nina Moreno; Arganda, Guillermo Hita; y Navalcarnero, José Luis Adell. También se acercaron los diputados nacionales Rafa Simancas (miembro de su equipo de campaña) y Carlota Merchán. Y si apoyan ahora a Patxi, ¿podrían apoyar a Sara Hernández? "Buena pregunta. Patxi, hoy, apuesta más por Manolo Robles", señala una fuente próxima al dirigente vasco. Sobre la fecha, en el entorno de la jefa del PSOE-M advierten de que no hay una decisión tomada, porque depende del calendario que marque Ferraz, pero no niegan que pueda llevarse al otoño.

El núcleo duro del aparato del PSOE-M apoya sin vacilación a López, empezando por Hernández, a quien sus contrarios ven "débil" en la federación

En la otra parte del tablero todo depende de Susana Díaz, que celebra este sábado en Madrid un acto para medir su fuerza en una federación nada homogénea, siempre sometida a constantes tensiones y luchas internas. La fecha elegida no es baladí. Se cumplen dos años del derrocamiento de Tomás Gómez y Susana Díaz quiere ganar en Madrid, consciente de que no le será fácil imponerse a sus dos rivales (Sánchez y López). Pero ni siquiera el susanismo en Madrid es un todo compacto. Apoya a la presidenta de la Junta como líder del partido, para empezar, el grupo de dirigentes que todavía se agrupan en torno a Tomás Gómez, cuyas cabezas más visibles son algunos de sus máximos colaboradores, como Eusebio González o Maru Menéndez. También la respalda el exportavoz en el Ayuntamiento de la capital Antonio Miguel Carmona, que conecta con el tomasismo pero que también cuida su propio círculo de afines para intentar dar la batalla por el liderazgo del PSOE-M.

Está con ella también el núcleo de cuadros que lidera Juan Segovia, muy ligados a Eduardo Madina. Al ejército de fieles de la baronesa andaluza se han sumado el senador y alcalde de Móstoles, David Lucas, igual que el regidor de Leganés, Santi Llorente, y más recientemente el exsanchista José Cepeda, parlamentario autonómico y senador, y referente histórico de la agrupación de Latina, la más importante de la capital. Y con Díaz se sitúan también secretarios locales de asambleas medianas, como el de San Sebastián de los Reyes, Narciso Romero (alcalde de la localidad), o Alberto Mateo, líder en Tetuán y miembro del comité federal. De toda esta terna de nombres destacan tres: Juan Segovia, Antonio Miguel Carmona y David Lucas, que lucharán por obtener los favores de Susana Díaz. Cada uno está moviendo sus piezas con cuidado, pensando en cada jugada. También fuentes próximas a Cepeda remarcan que él no se descarta del todo como candidato regional, aunque ahora esté más centrado en cultivar su perfil nacional.

A Susana le gusta David Lucas

"Juan está con ganas y quedó contento tras las anteriores primarias. No fue un drama perder. Tiene ganas e ilusión de volver a intentarlo, pero todo dependerá de algunas condiciones. Lo que no quiere es presentarse y volver a perder. Está disponible y con ganas. Queremos un proyecto para Madrid pero sin el abrigo de nadie. Un proyecto propio para Madrid, diferenciado de la ejecutiva federal, pero apoyando a la que esté en cada momento", señalan fuentes del equipo de Segovia a El Confidencial. El parlamentario, de 34 años, querría jugar la carta de la renovación y la defensa de un partido más poroso y abierto.

Segovia está "disponible y con ganas". A su favor, la etiqueta de la renovación, y en su contra, la distancia del tomasismo y el enfriamiento con Díaz

Muchos de los dirigentes consultados, en cambio, coinciden en destacar que Segovia no tiene apoyos ni del tomasismo ni del susanismo y que nunca será el elegido. Susana Díaz ya canceló hace unos días un encuentro en Madrid que había organizado en Soto del Real el grupo pilotado por Segovia. El anfitrión iba a ser el propio alcalde del municipio, Juan Lobato, que junto con Borja Cabezón, exsecretario general en Majadahonda, y Chema Dávila, jefe de la agrupación de Centro, compusieron el núcleo de la campaña de Segovia en las primarias de 2015.


De ellos, Lobato directamente recela de Díaz y cree que un grupo de jóvenes dirigentes debe dar el paso, sin descartar completamente presentar candidatura propia en el congreso federal, según fuentes cercanas. La presidenta de la Junta, por su parte, digirió mal que Segovia y los suyos apostaran claramente por mantener el 'no es no' y no compartieran el viraje a la abstención, posición a la que arrastraron a Nina Moreno en el comité federal, al que pertenece. Eso explica que Díaz y el núcleo de Segovia se distanciaran unas semanas, aunque ahora han vuelto a retomar el contacto. Ella los necesita para su propia contienda en Madrid y el diputado autonómico la ayudará en esta batalla.

El segundo en liza es Antonio Miguel Carmona, concejal en el Ayuntamiento de Madrid. Su equipo es muy optimista. "Carmona está centrado en que Susana Díaz sea la nueva secretaria general del partido, pero también le gustaría unificar a los socialistas madrileños en un proyecto colectivo", señalan fuentes de su entorno. "Hay mucha gente que le está pidiendo que se presente. Es el que más posibilidades tiene. Y puede alcanzar el 80% de los votos, él no quiere dividir el partido", explican las mismas fuentes, que están convencidas de que se presentará si encima gana Patxi López o Pedro Sánchez. "Somos los únicos que hemos estado trabajando. No se ha escuchado a nadie más. La única alternativa que ha tenido Sara Hernández ha sido Carmona, que está muy fuerte en Madrid para ser secretario general", señala otro miembro de su equipo.

Carmona reivindica su fidelidad a Díaz y que ha estado "trabajando" como oposición a Hernández. En el PSOE-M reducen su número de apoyos

Otros piensan que Maru Menéndez, mano derecha de Tomás Gómez, tiene más potencial que Carmona. "Carmona vende mucho humo. Tiene menos apoyo del que dice. En su último acto no fue ningún tomasista destacado. Aunque la pregunta es si Carmona se atrevería a dar un paso al frente si no se lo pide Susana, porque el candidato de Susana es otro", señala un veterano dirigente madrileño. Maru Menéndez, por su parte, no quiere hablar del congreso regional. "Ahora es el momento del federal y de coser heridas. Es necesario. El partido ha quedado muy dividido". Fuentes próximas a Susana Díaz señalan, en cambio, que a día de hoy el que le hace tilín es David Lucas, alcalde de Móstoles y senador.

Lucas, que está en la ejecutiva de Sara Hernández —es uno de los dos vicesecretarios generales, junto con Javier Rodríguez—, tiene una relación fluida con Susana Díaz y hablan habitualmente, señalan fuentes del entorno de Lucas. "Este sábado va a ir al acto de Susana en Madrid", añaden. El equipo de la baronesa cree que en la contienda federal la presidenta andaluza puede ganar en votos a Pedro Sánchez y Patxi López en la comunidad de Madrid. "Susana podría apostar claramente por Lucas si gana primero el federal. Ella quiere una persona que sepa coser consensos y que se haya fajado electoralmente, como ha ocurrido con Lucas en Móstoles y en el Senado [recuperó el acta del PSOE-M en las generales del 26-J, que se había perdido en las del 20-D]. Lo más seguro es que la presidenta se apoye en Carmona y el tomasismo para ganar en Madrid, pero la elección final puede ser Lucas", explican fuentes próximas al regidor mostoleño. Los de Segovia oponen que Lucas no es la mejor alternativa, ya que tendría que compatibilizar el Ayuntamiento con la jefatura del partido, "hacer lo mismo que Sara, y eso no ha funcionado", porque el PSOE-M necesita dedicación "total". Y en el entorno de Cepeda recuerdan que no puede hacer la oposición a Cristina Cifuentes en la Asamblea, porque no es diputado regional.

David Lucas cuenta con su trayectoria y su posición institucional como alcalde y senador. Sus contrarios resaltan que el partido necesita dedicación total

El tablero, pues, se presenta complejo. Y las piezas del juego, en vez de estar en una partida de ajedrez, se enredan como si estuvieran más bien en el camarote de los hermanos Marx. Sara, la que fue elegida por Pedro, se quiere volver a presentar. Pero ahora busca el respaldo de Patxi, que al parecer prefiere a Manolo Robles. Susana, por su parte, tiene muchos 'novios'. Juan Segovia tiene ilusión y Carmona quiere serlo, pero al final el elegido puede ser David Lucas. Muchas dudas se despejarán cuando haya por fin secretario o secretaria general en junio a nivel federal.

Foto: La ‘guerra de autobuses’ enfanga el gran acto pensado para gloria de Susana Díaz

¿Y si gana Pedro?

"¿Y si gana Pedro Sánchez el congreso federal?". Se lo pregunta Natalia de Andrés, portavoz del PSOE en Alcorcón (una de las cinco agrupaciones con más afiliados). De Andrés apoya claramente a Sánchez y ha organizado este lunes un acto junto al diputado nacional Odón Elorza. Sánchez también cuenta con algunos respaldos dentro de la dirección regional, aunque no pertenecen al núcleo de poder, como los parlamentarios autonómicos Dani Viondi, Carmen López e Isaura Leal, Pilar Fernández, Manuel Osuna, Matilde Díaz, Fran Martín o la propia Natalia de Andrés, e incluso el edil de la capital Ramón Silva. José Manuel Franco, diputado regional y portavoz adjunto del PSOE en la Asamblea, es otro de los apoyos fuertes de Sánchez en Madrid. "Si gana Pedro se va a buscar un candidato que genere un consenso del 80% si es posible. Un candidato que no genera antipatías en ningún sector y que pueda conciliar un gran apoyo. Todavía queda mucho y en política las cosas dan muchas vueltas", señalan fuentes de su entorno.

Sánchez también cuenta con respaldos en la ejecutiva, pero no dentro del núcleo de poder. José Manuel Franco es uno de sus apoyos más fuertes

En 2014, Sánchez venció en Madrid, su federación de origen, por poco, y gracias a que Tomás Gómez, debido a su pacto con Susana Díaz, el valenciano Ximo Puig y José Luis Rodríguez Zapatero, decidieron movilizar apoyos en su favor. Entonces obtuvo 4.359 votos (el 42,66%), por los 3.973 (38,88%) de Eduardo Madina y los 1.886 (18,46%) de José Antonio Pérez Tapias. Las espadas se empiezan a afilar. La batalla en Madrid se divisa ya.

Malestar entre alcaldes sanchistas y patxistas por el acto de Díaz

El acto de este sábado protagonizado por Susana Díaz en el pabellón deportivo de la Fundación ONCE viene acompañado de una intensa polémica. Además de por la financiación del mismo, por su propio carácter, pues lo organiza el alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, con el objetivo (confesado) de que la presidenta de la Junta cuente su visión del municipalismo, pero con la meta (oficiosa) de aclamarla como futura aspirante. 

Al evento no han sido invitados regidores que han dado su apoyo público a la candidatura de Pedro Sánchez o a la de Patxi López. Así, alcaldes sanchistas como el de Valladolid, Óscar Puente; el de Dos Hermanas (Sevilla), Quico Toscano; y el de Jun (Granada), José Antonio Rodríguez Salas, no han recibido invitación, según fuentes de su entorno citadas por Efe. Tampoco han sido llamados primeros ediles próximos a López como la de Getafe, Sara Hernández; el de Alcalá de Henares, Javier Rodríguez, o el de Fuenlabrada, Manolo Robles

Patxi López había advertido de que no quería que la cita de este sábado se convirtiera en un acto de "proselitismo" a favor de Díaz, mientras los sanchistas denunciaban el "escándalo" del evento en sí. Ambos sectores recalcaban que los oficialistas habían tocado a rebato para garantizarse una asistencia masiva —se esperan en torno a 3.000 asistentes—, presionando con llamadas. Los susanistas niegan cualquier tipo de coacción y subrayaban que es "humillante" para los que acudan hacer ese tipo de afirmaciones. Y apostillan que el acto no tiene nada de extraordinario. "Será un éxito: habrá cientos de alcaldes y alcaldesas. Y lo convoco yo, alcalde de Vigo, militante del PSOE desde los años setenta. Va Susana Díaz porque tiene mucho que decir" sobre España y sobre el partido, asegura Caballero a este periódico. 

Crisis PSOE Pedro Sánchez Sara Hernández Barroso Antonio Miguel Carmona Ximo Puig Móstoles Fuenlabrada Juan Segovia José Luis Rodríguez Zapatero Senado José Antonio Pérez Tapias Patxi López Susana Díaz 39° Congreso Federal del PSOE Madrid Noticias de Madrid Eduardo Madina Comité federal del PSOE Primarias PSOE Gestora PSOE Congresos PSOE Barones del PSOE PSOE Tomás Gómez
El redactor recomienda