EL EXLENDAKARI EXPONE SU PROYECTO EN EL FÓRUM EUROPA DE MADRID

López a Sánchez: "No hay nadie que sea el referente exclusivo de la militancia"

Insiste en que su empeño es la "unidad", que no es un "lema propagandístico". Responde al exlíder que no cabe hacer "plebiscitos todos los días" y que las primarias no son "un duelo de suma cero"

Foto: Patxi López, durante su intervención en el desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en el hotel Ritz de Madrid, este 3 de febrero. (EFE)
Patxi López, durante su intervención en el desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en el hotel Ritz de Madrid, este 3 de febrero. (EFE)

Para Pedro Sánchez, ya lo dijo él hace casi una semana en Dos Hermanas, no hay más que dos "opciones": la candidatura "de la militancia", que él encabeza, y la de aquellos que se alinean con la gestora que pilota Javier Fernández. O sea, la de su eterna rival, Susana Díaz. Una visión binaria que le beneficia porque polariza al PSOE, y una imagen que intenta romper Patxi López, el primero en saltar al ruedo y que lleva su propósito de "unir" al partido como su santo y seña. El exlendakari busca hacerse un hueco y desmontar el discurso de Sánchez —también el de Díaz, aunque ella aún no ha dado el paso—, advirtiéndole de que "nadie" puede ser el "referente exclusivo" de la militancia, señalando que no caben los "plebiscitos" a diario con las bases y recalcando que la unidad "se practica" y no es solo un "lema propagandístico".

[Consulta aquí en PDF la intervención de Patxi López en el Fórum Europa]

López vistió de largo su candidatura por segunda vez. El pasado 15 de enero lo hizo ante los medios, como preámbulo de dos actos públicos con la militancia (en Portugalete y Fuenlabrada), y este viernes, en un desayuno informativo organizado por Nueva Economía Fórum en el hotel Ritz, ante unas 200 personas y con una nutrida representación de su equipo de campaña y de sus apoyos orgánicos, encabezados por los secretarios generales del PSOE en Euskadi, Idoia Mendia; Madrid, Sara Hernández, y Murcia, Rafa González Tovar. Y allí remarcó cuáles son los pilares de su discurso: la "reunificación y la concordia" en el partido para "poder convocar a todos los progresistas a construir juntos un proyecto de libertad, igualdad y justicia social".

"Yo nunca voy a dar un paso en política si pienso que mi actitud divide al PSOE", proclama, aunque insiste también en que llegará hasta el final

El candidato hizo hincapié en que tras el "drama interno de división" que vive el PSOE, absolutamente "desgarrador", toca decir "ya basta", "pasar página y abrir un tiempo nuevo". Porque las tensiones internas, la "incapacidad para integrar a todos en la misma organización" tiene unos "efectos devastadores". Por eso él, citando la ética de la responsabilidad que formuló el alemán Max Weber, hizo una promesa: "Yo nunca voy a dar un paso en política, por mucha razón que crea tener, si pienso que mi actitud divide al PSOE". Un planteamiento muy significativo que podría tener peso en unas semanas, cuando las primarias entren en su recta final y el partido se tensione.

El ejemplo del PSE

Sobre el papel, todos los posibles rivales enuncian como objetivo la unidad. Sánchez la incluye dentro de sus compromisos, aunque no es una idea fuerza de su discurso, mientras que Díaz lleva haciendo referencia desde hace meses a la necesidad de "coser" al partido, como ella hizo cuando conquistó la secretaría general del poderoso PSOE andaluz. A ambos, pero especialmente al exlíder, López les dijo que la unidad no se puede convertir "en un lema propagandístico". "La unidad no se proclama, se practica", es el "resultado de una cultura democrática" dentro del PSOE, "se construye aceptando las diferencias internas". Era imposible no ver en las palabras del exlendakari una advertencia a Sánchez, toda vez que estando él sentado en el sillón de Ferraz se agudizó la crisis interna hasta el estallido del turbulento comité federal del 1 de octubre. Él mismo se puso como ejemplo: cuando llegó a la cúpula del PSE, en 2002, fue elegido por estrecho margen frente a Carlos Totorika y Gemma Zabaleta, a los que luego integró, de forma que en el siguiente congreso autonómico fue respaldado por casi el 100% de los delegados. "Alguna experiencia tengo de cómo intentar integrar".

La líder del PSOE-M, Sara Hernández, y el senador Óscar López, jefe de campaña de Patxi López, durante el desayuno informativo de este viernes. (EFE)
La líder del PSOE-M, Sara Hernández, y el senador Óscar López, jefe de campaña de Patxi López, durante el desayuno informativo de este viernes. (EFE)


Otro mensaje para el ex secretario general: "Nadie debe plantear estas primarias como un duelo de suma cero. Si alguien plantea que el que gana las primarias gana todo y el que pierde, pierde todo, no ha entendido ni lo que es una organización democrática, ni lo que necesita el PSOE en estos momentos". Sánchez insiste en sus mítines en que la militancia debe resolver con cuál de los dos modelos contrapuestos se queda. "Es imprescindible votar en el PSOE", convino López, pero "para unirlo y no para dividirlo más". La unidad, pues, es su "empeño", y va a ser su principal reclamo en esta larga campaña que finalizará, en una primera fase, en las primarias de mayo, y que se prolongará hasta la celebración del 39º Congreso, el 17 y 18 de junio. Añadió que "no sobra nadie", porque excluir a alguien sería catastrófico para el futuro, porque si el PSOE está "dividido en casa", no podrá afrontar unas elecciones. "El error de nuestra vida".

"Si alguien plantea que el que gana las primarias gana todo y el que pierde, pierde todo, no ha entendido lo que necesita el PSOE", subraya

La gestora, en su documento de bases para la ponencia marco del cónclave, ya advertía de que habría que conjugar los diferentes modelos de democracia que existen en la formación —el presidencialista, por la forma de elegir al líder; el parlamentario, por el comité federal y las estructuras intermedias; y el asambleario, por el poder de las bases en la toma de decisiones en las asambleas locales— para prevenir un "choque de legitimidades". Sánchez dibuja un proyecto, en cambio, en que los afiliados tengan más poder, y de hecho el pasado miércoles, en Castellón, planteó hacer "obligatorias" las consultas a la militancia para los acuerdos de gobierno.

López a Sánchez: "No hay nadie que sea el referente exclusivo de la militancia"

López subrayó que no se puede "enfrentar" a unos afiliados con otros, ni buscar un "choque de legitimidades", orque la "esencia misma de la democracia es la coexistencia de sistemas diferentes de representación y de elección que se complementan". El exlendakari, en el turno de preguntas, reconoció por tanto que la militancia debe ser consultada en momentos de "importancia, incertidumbre o división", pero advirtió de que la dirección no puede hacer "dejación de su responsabilidad". "No puede hacer plebiscitos todos los días, porque seríamos otra cosa". López plantea que la ejecutiva federal envíe a todas las agrupaciones periódicamente un balance de lo hecho y de lo que se propone como objetivos, pero siempre, remachó, sin buscar "un choque de legitimidades", por eso sería "desastroso".

Izquierda "exigente"

La líder del PSE, Idoia Mendia, charla con el portavoz de los socialistas en la Asamblea de Madrid, el exministro Ángel Gabilondo, este viernes. (EFE)
La líder del PSE, Idoia Mendia, charla con el portavoz de los socialistas en la Asamblea de Madrid, el exministro Ángel Gabilondo, este viernes. (EFE)


Sánchez se inviste como el candidato de las bases. Pero el exjefe del Ejecutivo vasco rechaza esa asimilación. "Todos buscamos el respaldo de la militancia socialista. Todos somos militantes socialistas. No hay nadie que sea el referente de la militancia de manera exclusiva o excluyente". Frente a Díaz, que basa su fuerza en el respaldo de los aparatos de las grandes federaciones, subrayó que ya no valen las "apelaciones o cálculos de baronías", porque es "muy antiguo". "Hay militantes maduros para adoptar la decisión más conveniente para el partido", y en su caso llama a aquellos que quieren dejar "atrás la división y el choque de trenes", ofreciéndoles un proyecto de "izquierda exigente" y que no "acompañe" a las políticas de la derecha. No obstante, si Sánchez resultara reelegido, se pondría "a su disposición".

El aspirante advierte a Díaz de que no debe usar el acto con alcaldes del 11 de febrero ni para hacer "proselitismo" ni para anunciar su precandidatura

Sobre Díaz también se le preguntó. López apuntó que espera que el acto del 11 de febrero en Madrid, protagonizado por ella y organizado por el alcalde de Vigo, Abel Caballero, y al que acudirán regidores y presidentes de Diputación de toda España, no se convoque para hacer "proselitismo" a favor de la baronesa ni para que ella lo aproveche para anunciar su precandidatura. Ese acto, de carácter más institucional, subrayó, debería ser "a favor del conjunto del PSOE". Y sobre la posibilidad de que Díaz compagine la jefatura de la Junta de Andalucía y la secretaría general, advirtió de que los socialistas, en este momento, necesitan un líder "a tiempo completo".

El senador Francesc Antich y el expresidente del PSE Jesús Eguiguren, hoy. (EFE)
El senador Francesc Antich y el expresidente del PSE Jesús Eguiguren, hoy. (EFE)

López desgranó las propuestas de su campaña, ligadas con esa izquierda "exigente" que quiere abanderar: la derogación completa de la reforma laboral, un salario mínimo europeo e impuestos armonizados, un mercado laboral que no sea una "selva", el rechazo absoluto a los Presupuestos del Estado que el Gobierno pueda presentar (y que tampoco pretende apoyar la gestora)... Pero su posición no es la de Sánchez: "No voy a hacer una posición política del no es no [a Rajoy], sino del sí es sí al proyecto socialista", porque la abstención al PP, que cree un "error", es ya agua pasada. La suya es una "enmienda a la resignación y a la división, no a la gestora". Y recalcó que hay que aplicar la ley frente al desafío independentista en Cataluña, porque "no es ninguna broma". "No es cuestión solo de legalidad, sino de defensa de la democracia", apuntó, para añadir no obstante que hay que retomar el diálogo y que es corresponsable el Gobierno del PP por haberse mantenido inmóvil y haber optado por la política de "tierra quemada".

López a Sánchez: "No hay nadie que sea el referente exclusivo de la militancia"

El candidato, ya al final del desayuno, hasta repescó como banda sonora de su campaña el 'Working on a dream' de su líder (musical), Bruce Springsteen, el 'Boss', que usó en su viaje hacia la Lehendakaritza. Porque esto, la campaña para conquistar Ferraz, también es "trabajar por un sueño".

Tres barones, diputados, ediles... y hasta un miembro de la gestora

El desayuno informativo en el Ritz era la ocasión para que Patxi López luciese apoyos internos a su candidatura. Y lo pudo hacer. A la cita asistieron tres secretarios generales (Idoia Mendia, de Euskadi; Sara Hernández, de Madrid, y Rafa González Tovar, de Murcia), más numerosos dirigentes y cuadros medios. De su federación, el PSE, se podía ver al número dos de Mendia, Miguel Ángel Morales; el líder de los socialistas vizcaínos, Mikel Torres, el exconsejero de Interior y compañero de mil batallas, Rodolfo Ares, o el histórico Jesús Eguiguren.

De Madrid había también varios representantes, aparte de Hernández: el presidente del PSOE-M, Manuel Robles (alcalde de Fuenlabrada); el secretario de Organización, Enrique Rico; y los primeros ediles de Alcalá, Javier Rodríguez, o Arganda del Rey, Guillermo Hita. También asistieron miembros de la ejecutiva regional o de la dirección del grupo en la Asamblea, como Agustín Vinagre o Pilar Sánchez Acera, y ediles como Nacho Benito o Ramón Silva, aparte de los portavoces socialistas en el Ayuntamiento de la capital y la Asamblea, Puri Causapié y el exministro Ángel Gabilondo. La veterana Paca Sauquillo, presidenta del comisionado de la Memoria Histórica del Consistorio que dirige Manuela Carmena, quiso respaldar al exlendakari.

Los diputados nacionales Carlota Merchán (Madrid), Pere Joan Pons (Baleares), Meritxell Batet (PSC) y Rafa Simancas (Madrid, miembro de su equipo de campaña) también se acercaron. López estuvo igualmente arropado por su gabinete más cercano: el senador Óscar López y su asesor Andoni Unzalu, además de Ares y Simancas. Llamó la atención la presencia del exeurodiputado Enrique Barón o el exsecretario de Economía de la ejecutiva de Pedro Sánchez Manuel de la Rocha Vázquez, que acudió acompañado de su padre, el exparlamentario en el Congreso Manuel de la Rocha Rubí, miembro de Izquierda Socialista. De la gestora solo se podía ver al expresidente balear y senador Francesc Antich, muy próximo a la jefa del Ejecutivo de las islas, Francina Armengol, que ha hecho una apuesta clara por López. 

España

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios