Ferraz entierra al 'tomasismo' y catapulta a Sara Hernández a la secretaría del PSM
  1. España
  2. Madrid
se impone en las urnas con un 57% de los votos

Ferraz entierra al 'tomasismo' y catapulta a Sara Hernández a la secretaría del PSM

La alcaldesa de Getafe derrota en las urnas a Juan Segovia, que estaba respaldado por Zapatero y Felipe González, y se hace con la secretaría general del Partido Socialista de Madrid

Foto: Sara Hernández, nueva secretaria general del PSM, aplaudida por Juan Segovia. (EFE)
Sara Hernández, nueva secretaria general del PSM, aplaudida por Juan Segovia. (EFE)

Siempre que alguien gana, otro pierde. Sara Hernández ha salido por la puerta grande del Partido Socialista de Madrid (PSM) como nueva secretaria general,mientras que el diputado regionalJuan Segovia se tendrá que conformar de momento conseguir viendo los toros desde la barrera.

Sara Hernández cosechó el respaldo mayoritario de los militantes socialistas madrileños (en torno al 57%), cerrando así una oscura etapa en la formación. Con el espaldarazo de las urnas a la joven alcaldesa de Getafe, Ferraz da la puntilla y entierra al tomasismo, después de que Pedro Sánchez cortara la cabeza de un día para otro al que fuera secretario general del PSM, Tomás Gómez,por la tormenta que presagiaba la gestión del tranvía de Parla (Gómez fue alcalde de esta ciudad del sur de la región).

Sánchez despojó a Tomás Gómezde su poder ejecutivo en la sede de la Plaza de Callao y le hundió definitivamenteseñalando al profesor universitarioÁngel Gabilondo como candidato para las elecciones del pasado 24-M. A ojos de Sánchez, Gómez no era útil ni como jefe político ni como cartel electoral. Dos duros reveses.

Hernández no quiere alinearse. Pero a estas alturas todos en Madrid saben que la mano de Pedro Sánchez ha sido la que ha conducido al éxito a la regidora, aunque finalmente hayan sido los votos los que hayan determinado su suerte en unos comicios con baja participación.

Pedro Sánchez ha conseguido desde el 24-M dos objetivos en la compleja plaza de la Comunidad de Madrid. El primero, apartar a un rebelde Tomás Gómez de la cúpula delPSM, que llegó a amenazar con no abandonar sus funciones en una lógica pero inútil rabieta. Y, el segundo, controlar a través de Hernándezuna federación de vital importancia para Ferraz y que, hasta ahora, se le escapaba entre los dedos.

De poco le ha servido a Segovia contar con el respaldo de José Luis Rodríguez Zapatero o de Susana Díaz; o con los avales de Felipe González o Juan Barranco. Ferraz ha impuesto su ley. Además, Sánchez estará doblemente satisfecho al haber logrado dejar en la cuneta a un candidato apadrinado por la lideresa andaluza, con la que los tira y aflojas son pan de cada día.

Con el 'homicidio político' de Tomás Gómez, Sánchez comenzó a trazar una hoja de ruta en la que ha sido imprescindible la participación del histórico Rafael Simancas –sí, ese al que el tamayazodejó compuesto y sin novia–, que tomó las riendas de una gestora en un PSM huérfano de la noche a la mañana.

Hernández, según ella misma ha anunciado, quiere aunar esfuerzos con toda su organización, que cuenta con fuerzas renovadas tanto en la Asamblea de Madrid, con la figura de Gabilondo, como en el Ayuntamiento de la capital, donde Antonio Miguel Carmona le ha prestado una pieza de la llave de la gobernabilidad a Manuela Carmena. Para empezar, Hernández le ha ofrecido a Segovia formar parte de la nueva Comisión Ejecutiva regional.

A lo largo de esta mañana, el secretario general del PSOE ha recibidoen la sede de Ferraz a Sara Hernández. Sánchez participará después en la Comisión Permanente de la Ejecutiva federal.

PSM Ángel Gabilondo Antonio Miguel Carmona Sara Hernández Barroso Pedro Sánchez Rafael Simancas Tomás Gómez PSOE Susana Díaz José Luis Rodríguez Zapatero
El redactor recomienda