Así son las restricciones en Madrid: toque de queda, reuniones y movilidad en el fin de Navidad
  1. España
  2. Coronavirus
de cara a los Reyes magos

Así son las restricciones en Madrid: toque de queda, reuniones y movilidad en el fin de Navidad

Después de la noche de Reyes, acabarán las navidades, pero la CAM está preocupada por el efecto que estas fiestas haya podido causar

placeholder Foto: Foto: Reuters
Foto: Reuters

Tras unas navidades celebradas en 'petit comité' y con la compañía de menos familiares y amigos con motivo de la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, se puede decir que los españoles han pasado las fiestas navideñas más nostálgicas. Diez meses después de que se decretase el primer estado de alarma en el país, ahora acecha la amenaza de una posible tercera ola a raíz de los movimientos y reencuentros producidos durante estas fechas. Para evitar que la curva de contagios se eleve de nuevo en la Comunidad de Madrid, el Gobierno regional ha optado por endurecer sus medidas de contención acordadas en el plan de Navidad que ya se adaptó el pasado 18 de diciembre.

Mientras que se han ampliado las limitaciones específicas en 18 zonas básicas de salud de la región al haberse superado el umbral de incidencia acumulada de 400 casos por cada 100.000 habitantes, la hoja de ruta de medidas de la CAM con respecto a la movilidad y las limitaciones propias de la época navideña no sufrirá, en principio, cambios en la 'noche de Reyes', a pesar de que el viceconsejero madrileño de Salud Pública, Antonio Zapatero, ha admitido este lunes su preocupación por que la nueva "tendencia al alza" de la región suponga más ingresos y más actividad hospitalaria. Asimismo, ha admitido que las cifras de contagios de los últimos días se pueden estar viendo "infrarreflejadas" por el cierre de la atención primaria debido a los festivos navideños; como también ha recordado que la actividad social se reinició durante el puente de diciembre y puede preveerse que el efecto añadido de las reuniones de Navidades y Nochevieja "será malo".

Cabe destacar que los planes que se están llevando a cabo en las distintas regiones tienen como base el pacto que se alcanzó el pasado 2 de diciembre, un acuerdo de mínimos que se adoptó entre las regiones españolas y el Ministerio de Sanidad para imponer un marco de medidas regulatorio a seguir hasta pasado el Día de Reyes. Aunque en esa jornada de negociación la Comunidad de Madrid expresó su rechazo a un cierre perimetral del 23 de diciembre al 6 de enero para acotar los desplazamientos por la geografía española a los motivados por causas de fuerza mayor, ya contemplados en el decreto del estado de alarma, o por reuniones navideñas en el lugar de residencia habitual de familiares o allegados, el Gobierno autonómico confirmó antes del CISNS del 16 de diciembre en una rueda de prensa que se celebró el viernes, 11 de diciembre, que se acataría ese blindaje por Navidad que propuso el departamento dirigido por el ministro Salvador Illa. "Madrid va a cumplir por supuesto con la ley y el cierre perimetral tendrá lugar del 23 de diciembre al 6 de enero como marca la normativa del Ejecutivo de España", detalló Antonio Zapatero, viceconsejero madrileño de Salud Pública y Plan Covid-19, en dicha intervención. Misma postura que confirmó el propio Enrique Ruiz Escudero.

En este sentido, también se indicó que se seguiría la directriz marcada por Sanidad de aumentar el límite de personas que se pueden reunir en Navidad hasta diez asistentes los días 24, 25 y 31 de diciembre, así como el 1 y 6 de enero de 2021, salvo que se tratase de convivientes, la excepción que se marcó en el acuerdo del CISNS. No obstante, de acuerdo con lo que anunció el 18 de diciembre Ruiz Escudero, finalmente el Ejecutivo se decantó por una medida "selectiva" con la que se limitan a tan solo seis personas esas cenas familiares, incluidos menores de edad. "Los datos nos preocupan y cuanto antes actuemos, antes frenamos su expansión", comentó el consejero de Sanidad en relación con el repunte de casos que experimentó Madrid a pocos días de Navidad. Además, en sintonía con lo que ya se recalcaba desde Sanidad, "se recomienda que estos encuentros se compongan de miembros que pertenezcan al mismo grupo de convivencia" o, en su defecto, no traspasar el límite de dos unidades familiares sentadas a la mesa, una indicación también común entre las disposiciones que han difundido hasta la fecha en cada región los Gobiernos autonómicos. "Se deben usar mascarillas en las reuniones navideñas porque el riesgo de contagio aumentan cuando una persona se reúne otras no convivientes", manifestó Ruiz Escudero en relación con la recomendación que hizo la Organización Mundial de la Salud.

A día de hoy, el toque de queda permanece sin cambios y seguirá en activo desde las 00:00 hasta las 6:00 de la mañana, relajándose, como ya pasara en Nochebuena, el día de Nochevieja, fecha en la que se ampliará hasta la 1:30 de la madrugada siguiendo el planteamiento inicial que la CAM comunicó antes de la celebración del CISNS del 16 de diciembre. En las zonas básicas de salud de la región en las que se establezcan o prorroguen restricciones a la movilidad antes de Navidad por los malos datos epidemiológicos que se manejan, habrá flexibilidad durante el día 31 de diciembre, así como el 1 y el 6 de enero, por lo que dichas limitaciones se 'invalidarán' esos días.

En lo relativo a si se limitarán los desplazamientos por franjas, tal y como ha hecho la Comunidad Foral de Navarra o La Rioja, el Gobierno de la Comunidad de Madrid concretó que no acotaría de ninguna forma los viajes de salida y entrada en su comunidad dentro del propio límite temporal del confinamiento perimetral, que finalmente sí se ha impuesto. Además, el BOCM recoge una orden de medidas específicas con recomendaciones y cancelación de actos para festejar el fin de año, en la que se señala que solo se podrán organizar cabalgatas de Reyes en recintos acotados.

"No hay limitación de fechas para viajes, el cierre es del día 23 de diciembre al 6 de enero"

"Lo que marca la normativa es que no se puede salir de la Comunidad de Madrid ni de ninguna otra comunidad si el viaje no se produce por la visita a un familiar o allegado. Nosotros ya hemos manifestado reiteradas veces la imposibilidad de cumplir con esto. Y ahí no hay limitación de fechas, el cierre es del día 23 de diciembre al 6 de enero y teóricamente si uno no cumple los requisitos... Otra cosa es que nos parezca muy difícil el cumplimiento de esta norma: ¿cómo se justifica lo de familiar o allegado?", denunció ante la prensa el viceconsejero antes de que se produjera el vuelco en las medidas navideñas a implantar en la región y se proporcionara un modelo de declaración responsable para poder desplazarse. "La Comunidad de Madrid, cuando se planteó el tema de los allegados en el CISNS, manifestó que estaba en contra. Nos parecía que era una norma imposible de cumplir", añadió también al respecto.

Para entrar de la comunidad o salir de ella, el Gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso facilitó un modelo de declaración responsable para justificar los viajes. El escrito, compuesto por una sola hoja y que puede descargar o imprimir cualquier ciudadano que, por motivo justificado, viaje entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, está compuesto por un apartado para incluir el nombre y apellidos de las personas que se desplazan, el DNI de la persona responsable de la declaración, el domicilio de origen y la dirección de destino, la razón del desplazamiento y relación con la persona a visitar (a distinguir entre familiar y allegado), la fecha y la firma.

La Navidad "obliga a extremar precauciones"

La CAM apunta en el boletín oficial de la región que la movilidad interna, los encuentros familiares y los sucesivos días festivos de la Navidad pueden favorecer "un incremento de determinadas situaciones de riesgo para la transmisión del SARS-CoV-2, lo que obliga a extremar las precauciones durante las fiestas navideñas". Por ello, se establecen una serie de medidas preventivas en relación con determinados eventos propios de estas fechas, como "cabalgatas de Reyes, conciertos navideños, exposiciones de belenes y belenes vivientes, con el objeto de que los mismos puedan desarrollarse de manera segura y minimizando los riesgos de contagio". En este sentido, se limitan los aforos de los mercadillos al 50% y se estipula que cualquier concierto o acto que se celebre en la vía público debe contar con un recinto acotado para poder controlar el público asistente y respetar asimismola distancia de seguridad entre personas con una ocupación también del 50%.

Asimismo, los actos de entrega de cartas a Papá Noel o Reyes Magos y cualquier representación que se haga de la llegada de los Magos de Oriente a España deben respetar también este límite de aforo, que se deberá imponer en visitas a belenes. En lo que a recomendaciones a la población general se refiere, a aquellos que regresen a la residencia habitual de sus padres, otros familiares u allegados en Navidad se les recomienda, tal y como está establecido en el documento de medidas contra el coronavirus en época navideña que presentó Sanidad en el CISNS del 2 de diciembre, que limiten las interacciones sociales y extreme las medidas de prevención diez días antes de llegar a su destino, donde se recomienda "limitar contactos y respetar la burbuja de convivencia". Para residentes en centros socio-sanitarios que realicen una salida más prolongada, se pide que esta se limite a un único domicilio y se abstenga también a su burbuja.

Los festejos relacionados con las doce campanadas de fin de año no se podrán celebrar en la vía pública, por lo que se ruega a los ayuntamientos que informen a la población para que no se concentren en lugares donde tradicionalmente se aglomera parte de la ciudadanía en Nochevieja, como puede ser el caso de la Puerta del Sol, donde habrá refuerzos policiales para impedir movimientos de personas en Nochevieja. Además, también se pide que se organicen con antelación las compras de Navidad para evitar aglomeraciones. Tras la celebración de las fiestas navideñas, la Comunidad de Madrid tiene pensado instalar siete puntos de realización de test de antígenos destinados a población joven, de entre 18 y 29 años, para reducir el impacto del covid-19 en ese grupo de edad. "La razón por la que complementamos nuestro plan de Navidad a la vuelta de las vacaciones es por la mayor proporción de transmisión y contagios que se está debiendo ahora mismo a la actividad social entre jóvenes, ya que aproximadamente el 21% de los casos se están dando entre ese grupo de edad. Ese es el motivo por el que creemos que es una buena medida", explicó al respecto Elena Andradas, la directora de Salud Pública de Madrid.

Madrid Navidad Coronavirus
El redactor recomienda