Los test de antígenos desatan una nueva bronca entre Ayuso y Aguado en Madrid
  1. España
DOS REUNIONES IDÉNTICAS

Los test de antígenos desatan una nueva bronca entre Ayuso y Aguado en Madrid

Este martes, se celebraron dos reuniones casi idénticas a las que acudió la secretaria de Estado de Sanidad fruto de un nuevo desencuentro entre presidenta y vicepresidente

placeholder Foto: La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente regional, Ignacio Aguado. (EFE)
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente regional, Ignacio Aguado. (EFE)

Las treguas en el Gobierno de la Comunidad de Madrid lo son solo en apariencia. A pesar de los esfuerzos de PP y Ciudadanos por mantenerse alineados en la gestión de la pandemia después de sonados rifirrafes, han sido los test de antígenos los que han vuelto a provocar un choque importante en el seno del Ejecutivo regional. Tanto Isabel Díaz Ayuso como su vicepresidente, Ignacio Aguado, llevan semanas pidiendo al Ministerio de Sanidad la autorización para la realización de estas pruebas en las farmacias.

En la agenda pública de Aguado de este martes, constaba una reunión a las cuatro y media de la tarde con miembros del ministerio en el marco del grupo covid (constituido a la vuelta del verano para restituir la interlocución de ambas administraciones) para hablar del asunto. En el entorno de Ayuso, el malestar no era menor: no entendían por qué el vicepresidente había decidido mantener ese encuentro sin contar con la Consejería de Sanidad. Fuentes cercanas a Aguado, sin embargo, aseguran que el consejero fue informado para que acudiera a la reunión.

Sanidad autoriza a Madrid hacer test en farmacias en zonas de alta incidencia

El dirigente de Ciudadanos, que propuso la creación de un equipo con miembros del ministerio y del Gobierno regional para mejorar la coordinación, llevaba días intentando que el ministro diera una respuesta a la comunidad sobre los test de antígenos en las farmacias. Especialmente después de que enviaran el plan específico exigido desde el ministerio a tal efecto. “Si nos dan una fecha y una hora para algo que llevábamos esperando mucho tiempo y que los madrileños demandan, no podíamos poner palos en las ruedas”, insistían en su entorno ayer. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, según la versión de la vicepresidencia, rechazó acudir.

Pero a última hora de la mañana del martes, la consejería de su ramo daba a conocer otro encuentro, este a nivel técnico, que se produjo por videoconferencia y con el mismo objeto, adelantándose a la reunión de Aguado. Por parte de la comunidad, estuvieron el viceconsejero, Antonio Zapatero, y la directora de Salud Pública, Elena Andradas. En el lado del ministerio, acudieron la secretaria de Estado de Sanidad, Silvia Calzón, y el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón. La número dos de Illa acudía también, apenas dos horas después, a la reunión convocada por Aguado.

Foto: Los ministros de Sanidad y Política Territorial junto al presidente de Extremadura. (EFE)

En la técnica de la mañana, el Gobierno se abrió a que las farmacias madrileñas puedan realizar test de antígenos en “zonas de alta incidencia” de covid destinados a “cribados poblacionales”. La idea es seguir desarrollando un protocolo más conciso, para lo que habrá otro encuentro en los próximos días. La presidenta de la comunidad aseguró en un tuit que su petición “estaba un paso más cerca”. Pero la realidad es que lo que solicitaba el Gobierno regional es algo muy diferente y que ya se hace en países vecinos como Francia o Italia. Las principales pegas de Sanidad miraban a la necesidad de corredores seguros en las farmacias para garantizar que en ningún caso pacientes con una posible infección entraran en contacto con aquellos ciudadanos que acuden a recoger su medicación.

Ya por la tarde, tuvo lugar en la sede de la vicepresidencia la segunda reunión. El equipo de Aguado, que ha defendido la interlocución directa con el ministerio en todo momento a pesar de los desencuentros entre Gobierno central y regional, insistía en que la cita debía servir para tener ya una respuesta definitiva del ministerio.

Foto: Toma de muestra para un test de antígenos en Alpedrete (Madrid). (Reuters)

En realidad, aportó poca novedad después de que la reunión técnica se hubiera adelantado. El vicepresidente sí considera que el permiso de Sanidad supondrá “un cambio muy significativo en la estrategia de diagnóstico de la región”. En el entorno de Aguado, insisten en que las administraciones deben ir por delante, y ante la insistencia de los ciudadanos de poder realizarse test antes de ver a sus familiares en Navidad, y el beneplácito de buena parte de la comunidad médica, que ve bien avanzar hacia el autodiagnóstico dentro de condiciones de seguridad, trasladó ese mensaje al ministerio.

La cuestión es que este martes se sucedieron dos reuniones idénticas con el departamento de Illa desde las dos partes del Gobierno. En el equipo de Aguado, critican la posición de la presidenta, que, a "su juicio, se oponía a que fuera el vicepresidente quien recibiera la luz verde del ministerio para una de sus grandes demandas". El entorno de Ayuso, sin embargo, lo niega, e insiste en que se trata de “un tema muy sensible” que debe estar pilotado “por Sanidad y por los técnicos” en todo momento, señalando la búsqueda de protagonismo de Aguado “una vez más”.

Ciudadanos Ignacio Aguado Ministerio de Sanidad Isabel Díaz Ayuso
El redactor recomienda