Los test de covid ya funcionan en casa: ¿la solución al caos de las farmacias en España?
  1. Tecnología
  2. Ciencia
Pueden ser clave para controlar la pandemia

Los test de covid ya funcionan en casa: ¿la solución al caos de las farmacias en España?

La FDA aprueba en EEUU un kit de autodiagnóstico más fiable que los antígenos, pero la comunicación de los casos genera dudas entre los expertos

Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El diagnóstico de los casos sigue siendo una pieza clave para controlar la pandemia. Por eso tenemos a media España discutiendo si las farmacias deben realizar test de antígenos o no. Mientras, el reto de científicos y empresas es conseguir pruebas más rápidas, más baratas y más fiables. Ante ese desafío, llama la atención el anuncio de la FDA, la Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU, de la aprobación del primer test que se puede realizar en casa y que ofrece resultados en media hora. Aquí casi suena a ciencia ficción, pero ¿es lo que viene?

La autorización de uso de emergencia de la FDA permite autodiagnosticarse mediante un kit desarrollado por la empresa Lucira que necesitará receta médica y que se comercializará por 50 dólares (unos 42 euros). Cualquier persona puede tomarse una muestra mediante hisopo nasal, que luego tiene que colocar en el dispositivo. En apenas 30 minutos, una lucecita del aparato se iluminará para mostrar el resultado. Los menores de 14 años no podrán hacerlo solos, sino con la ayuda de profesionales, en centros de salud.

Foto: El tubo con la muestra de saliva lista para enviar. (A.V)

La técnica en la que está basado el sistema se llama LAMP (del inglés Loop Mediated Isothermal Amplification) y ya está muy desarrollada para el diagnóstico de otras enfermedades. Al igual que la PCR, consiste en copiar varias veces el material genético hasta hacerlo detectable. En este caso, se amplifica el ARN del SARS-CoV-2, lo que ofrece una reacción cromática que se podría observar a simple vista en un reactivo por cambio de color, pero el kit lo hace aún más sencillo, activando la luz de positivo o la de negativo en el dispositivo.

La nueva técnica

María del Mar Tomás, investigadora del Instituto de Investigación Biomédica de A Coruña (INIBIC), microbióloga del Hospital Universitario de esta ciudad y portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), destaca que este test tiene una buena sensibilidad (la capacidad para dar como positivos los casos en los que el virus está presente) y especificidad (la capacidad para dar como negativos los casos sanos) por lo que es una idea interesante.

"Es la técnica más semejante a la PCR, pero no tienes que pasar por el laboratorio, es más rápida y supera a los antígenos, porque detecta ARN a bajo nivel", explica en declaraciones a Teknautas. La PCR "siempre va a ser mejor", asegura, pero frente a los test rápidos disponibles en la actualidad, "esta tiene más posibilidades de detectar a personas presintomáticas", destaca.

Así es el test 'casero' aprobado por los CDC. (Reuters)
Así es el test 'casero' aprobado por los CDC. (Reuters)

Este aspecto es clave para cortar la transmisión. Aunque esta nueva técnica LAMP plantea la duda de hasta qué punto puede servir para detectar personas asintomáticas con baja carga viral, entre ellas estarán los presintomáticos, que "son los más peligrosos por estar en el periodo de incubación de la enfermedad" y, probablemente, con una carga viral creciente. Es decir, que "puedes no tener síntomas hasta dentro de tres o cuatro días, pero si emites muchos aerosoles en ciertos contextos, podrías convertirte en un supercontagiador". Así que es de esperar que estos nuevos test sean mucho más eficientes para detectar ese tipo de casos que los de antígenos, útiles cuando ya existen síntomas.

Los inconvenientes

Sin embargo, al igual que otras pruebas rápidas, pueden ofrecer una falsa sensación de seguridad. "Si yo quiero ir a ver a mi madre, ¿esta prueba me va a garantizar que no tengo el virus al 100%? Pues me lo va a garantizar al 97% o al 98%", matiza la experta. Además, existe otro componente de incertidumbre: el resultado va a depender de cómo se haya realizado la toma de la muestra y, si se puede hacer en casa en ausencia de personal sanitario, ¿cómo asegurarse de que se hace bien? "Es una técnica de toma nasal, es importante quién la haga y su experiencia. Si no se hace bien, puede dar un resultado negativo, pasa lo mismo con los PCR y con los antígenos", con la salvedad de que nadie ha planteado que estos se puedan hacer en casa.

En ese sentido, aunque un autodiagnóstico domiciliario evitaría parte de los problemas que esgrimen quienes se oponen a las pruebas de antígenos en las farmacias —principalmente, de logística y seguridad—, tampoco sería un proceso totalmente inocuo. "Siendo una muestra nasal, está claro que puedes emitir aerosoles al tomarla, hay que tener cuidado con la familia y que la habitación está ventilada", comenta María Tomás.

"Si yo quiero ir a ver a mi madre, ¿esta prueba me va a garantizar que no tengo el virus al 100%? Pues me lo va a garantizar al 97% o al 98%"

Existe otro matiz técnico que afecta a las técnicas LAMP y que puede ser importante en ciertos casos. Al tratarse de un resultado visual, en el que un reactivo cambia de color por la presencia del material genético del virus, es una técnica cualitativa, pero no cuantitativa. Es decir, que no ofrece un dato concreto sobre la carga viral. A efectos prácticos, si la lectura es clara, no tendría importancia para detectar un caso, pero esa lectura por el color podría ofrecer dudas. En el dispositivo aprobado por la FDA parece evitarse este problema, porque directamente informa al usuario de si es positivo o negativo, pero "entre esas dos opciones seguro que también habrá un umbral indeterminado".

Por último, según la portavoz de la SEIMC, el problema más importante que habría que resolver es la comunicación de los resultados al sistema de salud. "Veo muy bien que las pruebas se puedan hacer en casa, pero si nadie sabe si tienes el covid o lo has pasado, ¿cómo ayudarían a controlar la situación?", se pregunta. En su opinión, es necesario que alguien reciba los resultados y le diga al paciente si debe estar en cuarentena. "Realmente, esto es lo más importante para parar el virus", señala. Así que el sistema aprobado en EEUU podría estar bien trasladado a España si estuviera asociado a una app como Radar Covid para pasar los datos.

"La técnica tendrá sus virtudes y sus defectos, como todas, el problema está en que se use adecuadamente", comenta el inmunólogo y biólogo molecular Miguel Ángel Llamas, profesor asociado de la Universidad Complutense de Madrid y CEO de Empireo, empresa dedicada al diagnóstico molecular. En España, "estamos haciendo test de antígenos a diestro y siniestro sin cumplir las recomendaciones sobre su aplicación", es decir, que se lleven a cabo en personas con síntomas entre el día 2 y el 6 desde su aparición.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

En ese sentido, cree que no habría ningún problema en que un médico recete un test casero a una persona que considere que tiene la suficiente formación para tomarse la muestra e interpretar el resultado, pero "si cada uno se hace la prueba en casa sin supervisión, ¿en quién recae la responsabilidad?", se pregunta.

En las clínicas, "tenemos que enviar un email a la Comunidad de Madrid antes de las 24 horas de haber diagnosticado un positivo, así que todo ese proceso está controlado en los centros autorizados, porque somos sanitarios". Por eso, ve mucho más complicado que las farmacias o los particulares puedan cumplir con este tipo de requerimientos de comunicación o con los de seguridad. "Entiendo más esta prueba en EEUU, donde no hay un sistema sanitario establecido como el nuestro", asegura. A pesar de todo, la FDA y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) "van muy a la par", reconoce Llamas, así que es posible que el producto no tarde en llegar.

Hacia la prueba ideal

En cualquier caso, parece que tampoco esta vez estamos ante el test perfecto para diagnosticar el covid. No obstante, puede ser un paso más en la buena dirección o para contar con un abanico de pruebas que cubran diferentes situaciones. "Si tenemos síntomas, los test de antígenos son baratos y fáciles de realizar en un contexto clínico o incluso en la farmacia si se resuelven los problemas de posibles contagios", comenta la portavoz de la SEIMC. Y en ausencia de síntomas, la prueba aprobada por la FDA "es más sensible y más específica".

Sin embargo, los expertos no renuncian a que pronto tengamos algo mejor: "Lo ideal sería encontrar una prueba de saliva, que fuese cuantitativa y el sistema sanitario controlase los resultados". Las pruebas en saliva, que ya existen, facilitan la obtención de la muestra y disminuyen el riesgo de contagio en el momento de tomarla. El problema es que "hay menos carga viral, así que necesitamos una técnica muy sensible, como la PCR". Aunque en teoría con la técnica LAMP también podría detectarse, "si la FDA solo la ha aceptado en frotis nasofaríngeo, seguramente es que en saliva no ha ido muy bien".

Así que la auténtica revolución tecnológica que se espera en las pruebas de covid debería llegar a través de la técnica de edición genética CRISPR, ganadora del Nobel de Química de este año. De hecho, ya existen test de este tipo, que también detectan el ARN del virus, son muy rápidos y, además, son capaces de cuantificar la cantidad de virus de una muestra. La FDA también les ha dado luz verde a los primeros.

Pandemia Microbiología Coronavirus
El redactor recomienda