Es noticia
Menú
El juicio a Camps en plena campaña de 2023 ahoga sus opciones de volver a la política
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
Juicio por Gürtel

El juicio a Camps en plena campaña de 2023 ahoga sus opciones de volver a la política

El expresidente avaló a Feijóo para liderar el PP y sigue insistiendo en que quiere ser candidato de su partido a la alcaldía de Valencia, pero el calendario de su juicio por Gürtel, de enero a mayo, le cierra la puerta

Foto: El expresidente de la Generalitat Francisco Camps. (EFE)
El expresidente de la Generalitat Francisco Camps. (EFE)

Francisco Camps ha recibido esta semana un jarro de agua fría a sus aspiraciones de regresar a la política el año que viene. La Audiencia Nacional ha señalado el juicio que tiene pendiente, por posible prevaricación y fraude en la adjudicación de la trama Gürtel de un expositor en Fitur cuando era presidenta de la Generalitat, entre los meses de enero y mayo del año que viene. Las vistas orales, 59 en total, comenzarán el 17 de enero y terminarán el 23 de mayo, cinco días antes de la fecha prevista para las elecciones municipales de 2023, que en la Comunidad Valenciana podrían coincidir, además, con las autonómicas si el socialista Ximo Puig mantiene sus planes.

El juicio ahoga las ya de por sí escasas opciones que tenía Camps de formar parte de alguna candidatura de su partido, pero también de alguna otra formación como Vox, que tendría muchas dificultades para justificar el fichaje de una persona que estará sentada en un banquillo como acusada durante la campaña electoral, la precampaña y las semanas previas a que comience la competición electoral.

Este mismo jueves, en una de esas convocatorias a medios que organiza por su cuenta, normalmente para reivindicar su legado como presidente autonómico, insistió en su deseo de liderar la lista del PP a la alcaldía de Valencia. "Es lo que más ilusión me hace en la vida, ser alcalde de mi ciudad", reiteró. "Si el partido elige a María José Catalá [la actual portavoz local y número dos del PP en la Comunidad Valenciana] como candidata a la alcaldía de Valencia, yo la apoyaré, no sería justo por mi parte no hacerlo, pero hasta entonces diré que quiero ser alcalde", dijo en la cita con los periodistas, programada para mostrar los restos del viejo circuito urbano de la Fórmula 1 que él impulsó y criticar el acuerdo suscrito por el Ayuntamiento de Valencia con los propietarios del suelo para relanzar el plan urbanístico pendiente de ejecutar sobre esos terrenos.

Este tipo de declaraciones, que Camps lleva meses realizando, no han dejado de generar incomodidad en las filas del PP de Valencia, que las interpreta como un cuestionamiento constante a la labor de Catalá. En un partido que perdió de golpe, en 2015, casi todo el poder acumulado durante dos décadas en la Comunidad Valenciana por casos de corrupción, muchos de los cuales han terminado en condenas, que el que era líder en aquellos años insista en reivindicarse por encima de otros compañeros lo ha ido alejando de los cuadros directivos.

Foto: El expresidente de la Generalitat Francisco Camps. (EFE)

Nadie sale a contestarle, pero en privado no son pocos los que reprochan su actitud. Creen que forma parte de su estrategia de defensa el presentarse como víctima de una persecución judicial con el fin de tratar de influir en el proceso y, también, no dejar de tener presencia mediática para hacer más fácil su vuelta si resulta absuelto. Camps ha intentado recusar al tribunal que le juzgará y ha recurrido para intentar llevar su caso al Tribunal Superior de Justicia de la Unión Europea, sin éxito. Entre enero y mayo se le verá sentado en el banco junto a Francisco Correa, Álvaro Pérez y Pablo Crespo. La Fiscalía Anticorrupción reclama dos años y medio de prisión por la adjudicación irregular del expositor de grandes proyectos de la Generalitat en Fitur en 2009.

La anterior dirección, encabezada por Pablo Casado, ya daba totalmente por amortizado al 'expresident'. Le habían dejado entrever que no contaban con él e, incluso, se especulaba con que pudiera concurrir con otras listas, como pudiera ser Vox. Camps, que ha insinuado que si no compite por la alcaldía vería con agrado un puesto en la lista autonómica, insiste en que solo iría en una lista del PP, su partido de siempre.

El calendario señalado por la Audiencia Nacional para el juicio cercena sus posibilidades de buscar respaldo en la nueva dirección de Alberto Núñez Feijóo, al que dice haber avalado como afiliado, que saldrá del congreso de Sevilla en abril. La influencia reciente en Génova de Esteban González Pons, a quien se considera cercano a Camps, si bien hace años que no se les ve juntos en público, no parece que sea suficiente cuando, además, el eurodiputado es uno de los apoyos de María José Catalá en el partido. El propio Feijóo, en su visita a Valencia de este viernes, se refirió a Catalá como próxima alcaldesa de Valencia, un respaldo explícito. Que encima las fechas de la campaña de 2023 se hayan solapado con la vista oral ya supone el portazo definitivo a las aspiraciones del exdirigente valenciano. Lo que ocurra en 2024, si hay sentencia, ya se verá.

Francisco Camps ha recibido esta semana un jarro de agua fría a sus aspiraciones de regresar a la política el año que viene. La Audiencia Nacional ha señalado el juicio que tiene pendiente, por posible prevaricación y fraude en la adjudicación de la trama Gürtel de un expositor en Fitur cuando era presidenta de la Generalitat, entre los meses de enero y mayo del año que viene. Las vistas orales, 59 en total, comenzarán el 17 de enero y terminarán el 23 de mayo, cinco días antes de la fecha prevista para las elecciones municipales de 2023, que en la Comunidad Valenciana podrían coincidir, además, con las autonómicas si el socialista Ximo Puig mantiene sus planes.

Francisco Camps Noticias de Comunidad Valenciana Política
El redactor recomienda