Es noticia
Menú
Erasmus interior, TV3… Acció Cultural busca en Torra apoyo para su agenda en Valencia
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
INCOMODIDAD EN EL BOTÀNIC

Erasmus interior, TV3… Acció Cultural busca en Torra apoyo para su agenda en Valencia

El activismo de la asociación valenciana afín al soberanismo incomoda a la Generalitat de Ximo Puig, que rechaza reunirse con el presidente catalán: "No se dan las circunstancias"

Foto: Los responsables de Acció Cultural, con la 'consellera' catalana de Presidència, Meritxell Budó. (ACPV)
Los responsables de Acció Cultural, con la 'consellera' catalana de Presidència, Meritxell Budó. (ACPV)

Los responsables de Acció Cultural del País Valencià (ACPV), la entidad promotora de la lengua valenciana afín a los postulados soberanistas en Cataluña, mantuvieron la semana pasada un encuentro con la nueva 'consellera' de Presidència y portavoz de la Generalitat catalana, Meritxell Budó, con el fin de trasladarle su agenda de acciones para "normalizar" las relaciones con la Comunidad Valenciana. La entidad cultural, presidida desde 2012 por el escritor Joan Francesc Mira en sustitución del fundador Eliseu Climent, enmarcó la "reunión de trabajo" en el cambio de titular al frente de la cartera de coordinación del Govern de Quim Torra y en las "relaciones ordinarias" que mantiene desde hace años con la Administración catalana y "con todos los gobiernos catalanes sin distinción, gracias al compromiso compartido con la lengua, la cultura y el país por encima de distinciones partidistas".

La reunión sirvió para que Acció Cultural pusiese encima de la mesa de Torra una batería de asuntos que han comenzado a generar verdadera incomodad en la Generalitat valenciana que preside Ximo Puig en coalición con Compromís y Podemos. La delegación de ACPV reivindicó ante Budó la ejecución de los acuerdos de reciprocidad entre TV3 y la televisión autonómica valenciana, À Punt; la aprobación de una Ley de Igualdad Lingüística; y que la "normalización" de las relaciones entre los dos territorios comience por la puesta en marcha "de nuestro programa de intercambios escolares y asociativos", una suerte de Erasmus interior por el que alumnos de Cataluña, Valencia y Baleares visitan poblaciones y colegios. Las propuestas incluían también la incorporación de la Generalitat valenciana al Institut Ramon Llull, una entidad pública participada por la Generalitat catalana y el Govern balear que tiene entre sus fines la difusión de la lengua y la cultura catalana en el ámbito académico fuera de los territorios que componen su dominio lingüístico.

Acció Cultural reclama a la 'consellera' de Presidència de Torra apoyo para la reciprocidad con À Punt y la "normalización" de relaciones

Todas estas son cuestiones que el Consell de Puig y Mónica Oltra trató de evitar a toda costa durante la pasada legislatura para que el debate catalán no contaminase la política valenciana, pese a que iniciativas como la reciprocidad en las emisiones de À Punt y TV3 han sido defendidas tanto por el PSPV-PSOE como por Compromís cuando estaban en la oposición. Fue el Partido Popular el que cerró en 2011 los últimos repetidores que permitían ver la televisión catalana en territorio valenciano. Acció Cultural, dueña de los repetidores, acumuló sentencias a su favor contra el cierre de las señales, pero lleva años exigiendo que el Ejecutivo valenciano facilite la reciprocidad, pues sus equipos técnicos han quedado ya obsoletos.

placeholder Carles Puigdemont y Ximo Puig, cuando se reunieron en el Palau de la Generalitat en 2016. (EFE)
Carles Puigdemont y Ximo Puig, cuando se reunieron en el Palau de la Generalitat en 2016. (EFE)

La intención de ACPV de erigirse en una suerte de 'relator' entre Cataluña y Valencia llega en un momento de verdadera frialdad institucional entre sus gobernantes. La Generalitat catalana ha mirado siempre con cierta displicencia a su vecino del sur, una actitud que fue modificando con el tiempo, especialmente con la presidencia de Artur Mas, el que mejor entendió que las relaciones entre ambos territorios debían construirse desde el respeto institucional y a la idiosincrasia identitaria de cada uno. Ximo Puig trató de realizar gestos de normalización a su llegada al poder, tras años de incomunicación de los presidentes populares valencianos, especialmente Francisco Camps. El barón socialista llegó a propiciar encuentros con Carles Puigdemont en Barcelona y Valencia y a impulsar una comisión bilateral de cooperación institucional que nunca llegó a reunirse. La polémica del referéndum soberanista del 1-O en 2017 y la judicialización del conflicto político enfriaron los contactos.

Foto: Carles Puigdemont, con Vicent Partal (c) y Lluis Llach.

La llegada de Torra al Palau de la Plaça de Sant Jaume ha empeorado incluso las relaciones. Ximo Puig interpretó como una ofensa y una falta de respeto que Torra prefiriese visitar un instituto en el que agentes de la Guardia Civil denunciaron insultos a sus hijos antes que acudir al acto en defensa del corredor Mediterráneo que la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) montó en Barcelona en septiembre del año pasado. Precisamente este mismo viernes, el jefe del Consell valenciano rechazaba la posibilidad de articular un encuentro institucional con Torra, después de que el 'president' catalán le lanzase la invitación a través de Twitter. "No creo que, en estos momentos, se den las circunstancias", señaló Puig en una entrevista con Catalunya Ràdio. Una opinión similar expresó en el tema de la reciprocidad entre televisiones. Se mostró favorable a resolver las "cuestiones técnicas", pero apostó por esperar al "momento oportuno". "Ya veremos cuando es posible", dijo, al tiempo que dejaba entrever que ese "momento" tiene que ver con la rebaja del pulso soberanista. "Me encantaría una normalización de las relaciones con Cataluña, y en el encaje con España, también", insistió en declaraciones recogidas por 'Ara.cat'.

Ximo Puig rechaza reunirse con Quim Torra: "No creo que en estos momentos se den las circunstancias"

Acció Cultural no oculta sus simpatías con el proceso soberanista catalán y tiene asumido el discurso de que la estancia en prisión de los dirigentes políticos que impulsaron el referéndum del 1-O obedece a razones políticas por encima de los fundamentos jurídicos. En la nota difundida por la propia entidad político-cultural, se explica que durante el encuentro con Budó sus representantes trasladaron a la consejera "la más firme condena de este injusto y arbitrario encarcelamiento, así como del exilio forzado de otros miembros del Govern y representantes políticos, y nuestra voluntad de ayudar en lo que sea posible a denunciarlo y alcanzar la plena libertad de presos y exiliados".

Las ayudas millonarias que Acció Cultural y sus entidades satélites han recibido de la Generalitat catalana, que sufraga la hipoteca de su sede en Valencia, el Centre Octubre de Cultura Contemporànea en el antiguo edificio El Siglo Valenciano, se han convertido en diana de la oposición al Consell del Botànic, especialmente Ciudadanos. La formación naranja incluso ha llevado a la Fiscalía de Cataluña las subvenciones recibidas por ACPV por entender que forman parte del plan para extender el debate del 'procés' a la Comunidad Valenciana. Del mismo modo, ha cuestionado los fondos que el Ayuntamiento de Valencia y otros consistorios valencianos liderados por Compromís han entregado a la asociación para la promoción del valenciano, unos 70.000 euros. Lo cierto es que, más allá del activismo político de algunos de sus integrantes, Acció Cultural gestiona en el Centre Octubre la única librería de Valencia especializada en libros en valenciano y en la que es posible encontrar ejemplares traducidos de novelas o 'best sellers' escritos originalmente en otras lenguas. Además, el dinero que recibe de los consistorios valencianos es finalista para cursos de valenciano.

Los responsables de Acció Cultural del País Valencià (ACPV), la entidad promotora de la lengua valenciana afín a los postulados soberanistas en Cataluña, mantuvieron la semana pasada un encuentro con la nueva 'consellera' de Presidència y portavoz de la Generalitat catalana, Meritxell Budó, con el fin de trasladarle su agenda de acciones para "normalizar" las relaciones con la Comunidad Valenciana. La entidad cultural, presidida desde 2012 por el escritor Joan Francesc Mira en sustitución del fundador Eliseu Climent, enmarcó la "reunión de trabajo" en el cambio de titular al frente de la cartera de coordinación del Govern de Quim Torra y en las "relaciones ordinarias" que mantiene desde hace años con la Administración catalana y "con todos los gobiernos catalanes sin distinción, gracias al compromiso compartido con la lengua, la cultura y el país por encima de distinciones partidistas".

Noticias de Comunidad Valenciana Quim Torra Ximo Puig
El redactor recomienda