Independencia de Cataluña: De los Jordis a los Vicents: así son los valencianos de la causa independentista. Noticias de Comunidad Valenciana
muy activos pero poco influyentes en su tierra

De 'los Jordis' a 'los Vicents': así son los valencianos de la causa independentista

El soberanismo catalán cuenta con el respaldo de un sector político muy activo en la Comunidad Valenciana que, sin embargo, nunca ha logrado consolidar un espacio electoral

Foto: Carles Puigdemont, con Vicent Partal (c) y Lluis Llach.
Carles Puigdemont, con Vicent Partal (c) y Lluis Llach.

“Cada territorio un ritmo, cada nación su conciencia”

Conferencia en el Cercle de Gràcia de Barcelona pocos días después de que Caixabank y Banco de Sabadell anunciaran la fuga de su sede social a Valencia y Alicante: “¿Alguien ha notado algo? No. Pues ya está. Cuantas más empresas se vayan mejor (…) Me encanta porque yo no quiero una nueva república en la que el agua esté en manos de una banda de mafiosos. No quiero una nueva república en la que la electricidad esté en manos de una banda de mafiosos. Ni una nueva república en la que las carreteras estén en manos de una banda de mafiosos”.

Quien relativiza así ante un público entregado la huida de una parte importante del tejido productivo catalán por miedo a los efectos del ‘procés’ es Vicent Partal. Valenciano, nacido en Bétera en 1960, autor de la obra ‘A un pam de la independència’ (La Magrana), Partal es el director y editor de Vilaweb, el portal digital de noticias con sede en Barcelona más veterano de Cataluña, con penetración en las comarcas catalanas y en poblaciones valencianoparlantes de la Comunidad Valenciana, altavoz del soberanismo y perceptor de subvenciones e inserciones publicitarias de la Generalitat de Cataluña, casi 280.000 euros el año pasado.

El pasado 18 de octubre, cuando el Govern de Carles Puigdemont se debatía entre la declaración unilateral de independencia o la convocatoria de elecciones autonómicas anticipadas, Partal publicaba un editorial con su firma (sí, su tribuna en Vilaweb se llama Editorial) en el que advertía de que los comicios “no son la solución” y abogaba por sostener el pulso. El enlace corrió como la pólvora entre los sectores partidarios de llegar hasta el final con la DUI. Cinco días después los tres diarios impresos más importantes de Cataluña ('La Vanguardia', 'El Periódico' y 'Ara') publicaban un texto conjunto en el que defendían la cita con las urnas como mecanismo de desbloqueo de la situación y para evitar la aplicación del artículo 155 de la Constitución. Su propuesta quedó en saco roto, como se vio a los pocos días. Habían vencido los postulados de los sectores de ambos bandos más contrarios a la negociación.

Partal es coterráneo de Vicent Sanchis, actual director de TV3, también valenciano e independentista confeso, exvicepresidente de Òmnium Cultural, persona cercana a la antigua Convergència y que tiene en común con su tocayo algo más que la profesión de periodista. En los sectores políticos valencianos se les conoce como ‘los Vicents’ y se les identifica por la influencia relativa que ejercen en ámbitos independentistas pese a su origen no catalán.

Los dos se bregaron como responsables de medios de comunicación en la revista 'El Temps', cofundada por Partal y editada por otro activista valenciano del catalanismo, el empresario y promotor cultural Eliseu Climent, alma máter de Acció Cultural del País Valencià, una entidad dedicada a la promoción de la cultura y la lengua catalana regada con cientos de miles de euros por los distintos gobiernos de la Generalitat de Cataluña. Climent ha realizado una labor importante como editor y difusor de la literatura y la lengua autóctona, pero también ha respaldado al movimiento 'indepe' desde sus altavoces.

A caballo entre Valencia y Barcelona

Partal, Sanchis y Climent han vivido a caballo entre Valencia y Barcelona y representan un sector social de la Comunidad Valenciana identificado con los postulados del soberanismo catalán, muy activo desde la Transición, con vocación expansiva hacia los territorios vecinos con los que se comparte lengua, pero que nunca ha logrado cuajar un espacio propio trascedente en lo político y lo electoral en su lugar de nacimiento.

“Josep Lluis Carod-Rovira era partidario de que Esquerra Republicana entrase en Compromís, pero Mónica Oltra no quiso”

Es poco sabido que el concepto de Països Catalans, que formaciones independentistas como Esquerra Republica o la CUP tienen completamente interiorizado, tiene su origen, curiosamente, en autores valencianos. Aparece por primera vez en la obra 'Historia del Derecho en Cataluña, Mallorca y Valencia' del historiador Bienvenido Oliver, publicada en Madrid en 1876. Esta primera referencia está virgen de connotaciones políticas y alude exclusivamente a los territorios que comparten la lengua catalana, sin más: Cataluña, Comunidad Valenciana, Baleares y la llamada Franja de Aragón. No es hasta bien entrado el siglo XX cuando el término Países Catalanes comienza a adquirir connotaciones políticas y soberanistas, especialmente a partir de la publicación en 1962 de ‘Nosaltres els Valencians’ (Nosotros, los valencianos), escrita por el padre intelectual del nacionalismo valenciano catalanista de izquierdas, Joan Fuster.

El sentimiento identitario de los valencianos, según la última encuesta de valores de la Generalitat.
El sentimiento identitario de los valencianos, según la última encuesta de valores de la Generalitat.

Pero mientras coaliciones como Compromís han conseguido crecer en apoyo social cuanto más se han alejado del mensaja catalanista o pancatalanista, aquellos que han permanecido fieles a la esencia fusteriana se han estrellado contra la realidad de una sociedad que ha ido construyendo una identidad propia dentro del Estado español, con sentimiento autonomista mayoritario y que es completamente reacia a compartir experimentos independentistas. Esto es, al menos, lo que refleja la última encuesta de valores morales encargada por la Generalitat valenciana, en la que las percepciones antiespañolas apenas tienen relevancia.

Esquerra Republicana o formaciones muy minoritarias como el Partit Socialista d’Alliberament Nacional (PSAN) de Josep Guia (otro histórico del pancatalanismo en Valencia) han tratado de defender la bandera de los Països Catalans en la Comunidad Valenciana. El mejor resultado de la federación valenciana de ERC se produjo en las generales de 2004, cuando obtuvo 13.294 papeletas, el 0,90% de los votos escrutados. Ante esta realidad, en su congreso celebrado en 2013 en L’Hospitalet del Llobregat, ERC introdujo en la ponencia política la renuncia a la soberanía única de los Països Catalans, consciente de que había una distancia sideral entre el respaldo a las posiciones soberanistas en Cataluña y el de la autonomía valenciana y Baleares. “La reflexión que se hizo es que cada territorio tenía un ritmo y cada nación su conciencia”, explica una persona que conoce bien las interioridades del independentismo catalanista valenciano.

Jordi Sebastià, portavoz de Compromís en Bruselas, se ha significado en favor del 'procés'. (EFE)
Jordi Sebastià, portavoz de Compromís en Bruselas, se ha significado en favor del 'procés'. (EFE)

Josep Lluis Carod-Rovira era partidario de que ERPV entrase en Compromís, pero Mónica Oltra no quiso”, señalan fuentes conocedoras de las conversaciones que se produjeron cuando comenzó a fraguarse la coalición Compromís y Esquerra ya era consciente de que la vía catalanista era una vía muerta en Valencia. Tampoco muchos dirigentes del Bloc Nacionalista Valencià estaban por la labor de incorporar una formación que podía poner en duda su proyecto de obediencia únicamente valenciana. Esquerra Republicana del País Valencià hizo un último intento en 2015 aliándose con Esquerra Unida (IU) para las autonómicas, pero fue otro fracaso. No superaron el listón del 5% y quedaron fuera del Parlamento.

La vía valenciana

La pata nacionalista de Compromís, el Bloc, comenzó a soltar lastre del pancatalanismo en el congreso protagonizado en 1996 por su antecesora la Unitat del Poble Valencià. En esa cita desterró de su doctrina el concepto de Països Catalans, apostó por una vía exclusivamente valenciana y, al mismo tiempo, atemperó su ideario político con referencias al social-liberalismo. La presencia en la coalición del partido de Oltra, Iniciativa del Poble Valencià (procedente de Izquierda Unida), ha empujado las posiciones políticas hacia la izquierda y ha difuminado todavía más el mensaje nacionalista. Esa confluencia de factores es la que ha llevado al Bloc a alcanzar las mayores cuotas de poder institucional de su historia en lo municipal y autonómico, y también en el Congreso, donde Joan Baldoví ejerce de portavoz de la coalición.

Los valencianos y el modelo de Estado, según la última encuesta de valores encargada por la Generalitat.
Los valencianos y el modelo de Estado, según la última encuesta de valores encargada por la Generalitat.

Aun así no son pocos los cuadros de Compromís que han mostrado simpatías hacia el ‘procés’. Algunos de ellos forman parte de la ‘Plataforma pel decidir del País Valencià’, que apoya la consulta soberanista en Cataluña. El PDeCAT invitó al portavoz de la coalición valenciana en Bruselas, Jordi Sebastià, a participar como observador en la consulta de pasado 1 de octubre. Este hecho propició un intenso debate en la coalición porque, más allá de pancatalanismo, el derecho de autodeterminación sí es una posición compartida en el seno de los socios de Ximo Puig en el Gobierno valenciano.

Sin embargo, la presión del PP y Ciudadanos, muy interesados en trasladar al debate político valenciano el conflicto catalán, y la consciencia del impacto que esto tiene en el electorado han llevado a Compromís a levantar un cortafuegos táctico contra todo aquello que huela a contaminación de la polémica del norte, en la que no tiene nada que ganar y mucho que perder. Está en juego la conservación del poder en la Generalitat valenciana. Esto explica en gran parte que Oltra haya desistido de hacer campaña con los 'comuns' de Ada Colau y Xavier Domènech, por más que en otras circunstancias la vicepresidenta valenciana hubiera acudido encantada a hacerse la foto con un ‘star system’ de las confluencias podemistas del que ahora aparece distanciada.

Comunidad Valenciana

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
15 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios