Es noticia
Menú
Pujol riñe a los políticos catalanes por no abordar el problema de la financiación autonómica
  1. España
  2. Cataluña
arrancó el aplauso de los presentes

Pujol riñe a los políticos catalanes por no abordar el problema de la financiación autonómica

El 'expresident' toma el micrófono en un debate e insta a que Cataluña llegue a un "acuerdo sustantivo" para solventar el problema del reparto de fondos entre las comunidades

Foto: El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol. (Marcos Lamelas)
El expresidente de la Generalitat Jordi Pujol. (Marcos Lamelas)

El debate en el que participaba esta tarde el actual 'conseller' de Economía de la Generalitat, Jaume Giró, con tres de sus antecesores en el departamento —Oriol Junqueras, Andreu Mas-Colell y Antoni Castells— acabó de manera inesperada cuando Jordi Pujol, asistente al acto como público, tomó el micrófono con la excusa de contar cómo había ido la negociación del cupo vasco e instó a que Cataluña llegue a un “acuerdo sustantivo” para solventar el problema de la financiación autonómica. Hizo una intervención larga, se negó a que le retirasen la palabra y acabó arrancando un aplauso, el único, de los presentes.

Pujol reivindicó su legado “en la Transición, ya sé que esto no está de moda, pero hicimos alguna cosa bien”. Y defendió cómo se ha había acordado en una reunión en el Congreso con Adolfo Suárez, Joaquín Garrigues Walker y el entonces ministro de Defensa, Manuel Gutiérrez Mellado, que el País Vasco obtendría el concierto y que Cataluña pactaría la lengua.

placeholder El 'conseller' de Economía de la Generalitat, Jaume Giró, durante el debate. (Generalitat de Cataluña)
El 'conseller' de Economía de la Generalitat, Jaume Giró, durante el debate. (Generalitat de Cataluña)

Pujol riñendo a los presentes —“no han hablado del tema de la conferencia”—, tal vez aludiendo a lo que se esperaba, que la Generalitat escenificase un giro para negociar una nueva financiación. Pujol otorgando credibilidad: “Tú sí que sabes de esto”, le espetó al 'exconseller' Antoni Castells, que tanta oposición le había hecho en el Parlament, tal vez sin darse cuenta de cómo dejaba al resto de los ponentes o tal vez siendo del todo consciente. Pujol, con 91 años, por encima de todo y de todos, conectando con un público que no había venido a verle, pero que pareció que volvería a votarle si se presentase. Un Pujol que al final demostró más coraje político incluso que Oriol Junqueras, que ha estado en la cárcel por declarar la independencia.

Pujol incluso se permitió una incongruencia. Negó la acusación de Castells de que CDC no quería poner impuestos. “Me lo dijeron, pero los envié a hacer puñetas. Imponer impuestos era una de las cosas más importantes que tenía que hacer la Generalitat”. Pujol reclamando el pago de impuestos mientras tenía dinero negro en Andorra. Pujol en estado puro.

“Yo estuve allí y yo lo viví”, sentenció Pujol y acabó con un aviso a navegantes para los partidarios del aislacionismo: “En Madrid siempre recibirán mejor una propuesta de los vascos que de los catalanes”.

placeholder Foto: Generalitat de Cataluña.
Foto: Generalitat de Cataluña.

En el debate, que estuvo organizado por el diario 'Ara', hubo cuatro posturas. Castells, claramente a favor de que Cataluña vuelva a la mesa de negociación de la financiación autonómica. Mas-Colell, convencido de que da igual porque la nueva reforma fracasará. Junqueras, que no salió de la ortodoxia que marca ERC. Y Giró, que no dijo ni una palabra sobre el espinoso tema.

El padre del actual sistema de la financiación, el 'exconseller' Castells, fue muy claro en denunciar dos cosas: que la economía catalana ha perdido peso en el conjunto de España y que la causa radica en el caos y la crisis política prolongados en el tiempo. Topó así con Giró, quien había defendido que el 'procés' y sus tensiones no habían afectado a Cataluña como entorno económico.

Pérdida de peso

“No es verdad que Cataluña no haya perdido peso económico dentro de España. Y no solo hemos bajado, es que Madrid nos ha pasado. Hace 20 años éramos el 21% del PIB y ahora estamos en el 18%”, advirtió Castells.

Foto: Andreu Mas-Colell. (EFE/Toni Albir)

Antoni Castells, que fue el único que abogó por que Cataluña vuelva a liderar la reforma del nuevo sistema de financiación, defendió: “Hemos de plantearnos volver a liderar, no solo España, también Europa. Y echo en falta un grupo dirigente que impulse el país. Hay que reconocer que necesitamos un grupo que comparta una idea de país y luche por ella. Los españoles están unidos respecto a su idea de España, los catalanes no. Y el caos político acaba influyendo en la economía. No es de un día para otro. Pero acaba pasando. Es lo que pasó en Italia, En los años ochenta, los gobiernos duraban un año, pero se decía que la economía iba como un tiro. Hasta que dejó de ir. Porque la política siempre acaba influyendo”.

Contradicción de Junqueras

Para ser el más contrario, Junqueras fue el único que se atrevió a marcar un nuevo parámetro para la nueva financiación: “El nuevo sistema ha de tener en cuenta la tasa de ocupación, no la de la renta per cápita o la de población. El sistema de redistribución de renta no puede primar las economías menos competitivas. Esto va más allá de España, afecta a todo el modelo europeo de financiación”.

placeholder Foto: Generalitat de Cataluña.
Foto: Generalitat de Cataluña.

En cambio, Mas-Colell fue más escéptico, ya que, a su juicio, “no habrá nuevo sistema de financiación. Llevamos así ocho años y podemos seguir más tiempo. Ninguna comunidad quiere recibir menos, con las agrupaciones entre Valencia por un lado y Galicia por otro. Los valencianos han hecho un esfuerzo doctrinal notable, pero yo creo que no serán recompensados”.

En el acto, estuvieron presentes el presidente del grupo parlamentario de JxCAT, Albert Batet, y el presidente del Consorcio de Liceu, Salvador Alemany. Pero todo esto perdió importancia cuando habló Pujol y sentenció el debate y el acto. Set y partido. Cataluña puede que nunca sea independiente, pero siempre será pujolista.

El debate en el que participaba esta tarde el actual 'conseller' de Economía de la Generalitat, Jaume Giró, con tres de sus antecesores en el departamento —Oriol Junqueras, Andreu Mas-Colell y Antoni Castells— acabó de manera inesperada cuando Jordi Pujol, asistente al acto como público, tomó el micrófono con la excusa de contar cómo había ido la negociación del cupo vasco e instó a que Cataluña llegue a un “acuerdo sustantivo” para solventar el problema de la financiación autonómica. Hizo una intervención larga, se negó a que le retirasen la palabra y acabó arrancando un aplauso, el único, de los presentes.

Jordi Pujol Financiación autonómica
El redactor recomienda