Fondos UE, automoción… Ximo Puig y Aragonès exploran un "corredor de intereses"
  1. España
  2. Comunidad Valenciana
REUNIÓN EN VALENCIA

Fondos UE, automoción… Ximo Puig y Aragonès exploran un "corredor de intereses"

Los gobiernos valenciano y catalán crean grupos de trabajo y piden a Montero que prorrogue el fondo covid para las CCAA. Aragonès, escéptico con la voluntad del Gobierno de abrir la financiación

placeholder Foto: Pere Aragonès y Ximo Puig, minutos antes de su reunión en Valencia este miércoles. (EFE)
Pere Aragonès y Ximo Puig, minutos antes de su reunión en Valencia este miércoles. (EFE)

La película podría titularse 'Cómo ser independentista y mantener una relación de normalidad institucional con tu vecino autonómico del sur'. O lo que es lo mismo, cómo pedir la luna (el referéndum soberanista en Cataluña) y a la vez asumir que tienes que seguir viviendo en la tierra (España). Esto es lo que traslució del encuentro bilateral que los 'presidents' de la Generalitat catalana, Pere Aragonès, y la valenciana, Ximo Puig, mantuvieron este miércoles en Valencia, su segundo encuentro tras una primera, y corta, cita en Barcelona en diciembre del año pasado.

La minicumbre autonómica, que ha llegado acompañada de reuniones de trabajo a nivel técnico entre equipos de las administraciones, pretende consolidar "un corredor compartido de intereses", según la expresión de ambos para explorar lazos de colaboración política, económica y cultural entre dos territorios separados por el río Sénia que tradicionalmente se han dado la espalda en lo institucional. Las primeras colaboraciones se pondrán en marcha con la búsqueda de proyectos compartidos vinculados a los fondos Next Generation.

La automoción (electrificaciòn de la industria del automóvil) y la exploración de alianzas para impulsar consorcios empresariales interterritoriales en sectores como el agroalimentario, salud o aeroespacial para pujar por los proyectos estratégicos (Perte) licitados por el Estado y financiados con los recursos habilitados por Europa fueron citados como principales objetivos en la comparecencia conjunta. También anunciaron el inicio de una estrategia de colaboración para que exista reciprocidad entre las televisiones públicas de los dos territorios (A Punt y TV3). La Generalitat valenciana se resiste a la reciprocidad a través de la TDT por "razones técnicas", pero ha aceptado que las dos corporaciones puedan ofrecer contenidos compartidos a través de sus plataformas digitales y sus aplicaciones móviles. También trabajarán en generar contenidos conjuntos.

placeholder Pere Aragonès y Ximo Puig, en el Palau de la Generalitat en Valencia. (EFE)
Pere Aragonès y Ximo Puig, en el Palau de la Generalitat en Valencia. (EFE)

Los dos presidentes mostraron complicidad en casi todos los asuntos, aunque Aragonès se mostró esquivo a la hora de aclarar si su Govern participará en el debate sobre un posible modelo de financiación autonómica y defendió la vía bilateral de su relación con el Gobierno de España, que la semana que viene comienza a funcionar, con el referéndum de independencia como principal horizonte. La circunstancia de una reunión entre un barón socialista y un líder territorial que no esconde su vocación se separarse de España sobrevoló toda la rueda de prensa, y ambos dirigentes sortearon esa aparente incompatibilidad remarcando que pese a defender "proyectos políticos distintos" para sus territorios aspiran a mantener una relación de "normalidad" institucional para abordar iniciativas comunes futuros.

Se cumplió el guión previsto: el dirigente de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) respaldó la reivindicación de Puig de abrir el melón del reparto de recursos entre territorios para equilibrar el sistema, pero resaltó que el Ministerio de Hacienda de María Jesús Montero "no ha presentado una propuesta", y puso en duda además que tenga intención de hacerlo como consecuencia de la "polarización política". "Compartimos la diagnosis y hay un déficit fiscal en Cataluña. Pero los proyectos políticos que tenemos tienen propuestas que no son coincidentes. Para nosotros es importante priorizar la mesa de negociación con el Estado", indicó Aragonès.

Foto: Pere Aragonès y Ximo Puig, en la reunión que mantuvieron en Barcelona en diciembre de 2020. (GenCat)

Interpelado en varias ocasiones sobre cuál sería la posición de su Ejecutivo y del conseller de Economia, Jaume Giró, en el Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF) y ante una posible nueva Lofca se negó a anticipar futuribles e insistió en que la Generalitat ya negoció con el Gobierno sin éxito una mejora de su situación fiscal (en referencia al intento de Artur Mas de arrancar un concierto fiscal). Reiteró que, por tanto, su posición oficial es negociar "en un marco más amplio", pero fuera del ámbito multilateral, y con la consulta independentista como horizonte último.

La respuesta satisfizo a medias el deseo del equipo de Ximo Puig, que conocía de primera mano por el equipo de Aragonès la urticaria a tratar un asunto que molesta al discurso soberanista en Cataluña de trabajar para una ruptura con España, no para negociar la permanencia con un encaje diferente. No obstante, sí se evidenció una complicidad entre los dos presidentes y el catalán respaldó la propuesta que la Generalitat valenciana hizo en la última reunión del CPFF para que "a corto plazo", y como mecanismo transitorio a la espera de un nuevo modelo, el Ministerio de Hacienda consolide en los Presupuestos de 2022 una prórroga del fondo extraordinario covid para las autonomías, que en 2020 supuso una inyección del Estado de 16.000 millones y en 2021 ha insuflado 13.000 más.

Pere Aragonès Ximo Puig Noticias de Comunidad Valenciana Cataluña
El redactor recomienda