Ximo Puig busca el apoyo de Aragonès en la reforma de la financiación autonómica
  1. España
  2. Cataluña
ERC PREFIERE ESPERAR

Ximo Puig busca el apoyo de Aragonès en la reforma de la financiación autonómica

"Desde hace tres años, los valencianos hemos perdido un aliado fundamental en la reivindicación de un nuevo sistema de financiación", lamentó Puig en la capital catalana

placeholder Foto: Pere Aragonès y Ximo Puig, la semana pasada en Barcelona. (EFE)
Pere Aragonès y Ximo Puig, la semana pasada en Barcelona. (EFE)

¿Será 2021 el año de la reforma de la financiación autonómica? El sistema lleva caducado desde 2014, y desde entonces tanto los gobiernos del PP, primero, y del PSOE y Unidas Podemos, ahora, han lanzado promesas de actualización del reparto de recursos entre territorios sin que hayan llegado a materializarse. Este jueves, la ministra de Economía, Nadia Calviño, avanzó la posibilidad de que el melón pueda abrirse definitivamente el próximo ejercicio, con un Ejecutivo, el de Pedro Sánchez, estabilizado con unos Presupuestos Generales del Estado aprobados bajo el brazo y sin calendario electoral a medio plazo, a excepción de las catalanas del 14 de febrero. El presidente valenciano, Ximo Puig está buscando aliados para impulsar el cambio y cuenta con Cataluña.

En ese juego territorial, el eje mediterráneo-sur que está trabajando la Comunidad Valenciana está incompleto sin un territorio que ha jugado tradicionalmente un papel clave en las sucesivas reformas del sistema: Cataluña. Ximo Puig quiere que el Govern catalán regrese a la multilateralidad y a la mesa del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), por entender que las reivindicaciones de su vecino del norte son compatibles con las suyas y pueden hacer frente común.

Así lo manifestó abiertamente en la conferencia que dio el pasado martes en Barcelona invitado por el Cercle de Economia: “Desde hace tres años, los valencianos hemos perdido un aliado fundamental en la reivindicación de un nuevo sistema de financiación. Un nuevo sistema que recomponga el equilibrio vertical que el Ministerio de Hacienda rompió, de manera unilateral y desleal, a partir de 2009”, señaló. “Para todo ello —insistió—, los valencianos necesitamos una Cataluña fuerte; y los catalanes necesitan un país de los valencianos más visible. Pero lo primero que necesitamos, en mi opinión, y dicho desde el máximo respeto, es que Cataluña vuelva a todas las mesas en las que está jugándose el futuro. El ‘trellat’ valenciano necesita el ‘seny’ catalán”, concluyó.

placeholder Ximo Puig y Pere Aragonès, la semana pasada en Barcelona. (EFE)
Ximo Puig y Pere Aragonès, la semana pasada en Barcelona. (EFE)

Ni el equipo de Ximo Puig ni el del presidente interino de la Generalitat de Cataluña, el republicano Pere Aragonès, han querido confirmar si el asunto de la financiación se trató en la entrevista que ambos mantuvieron en el Districte Administratiu tras la charla en el Cercle. De ese encuentro salió un comunicado muy medido y pactado en el que, tras hacer incidencia en la lucha compartida contra el 'dumping' fiscal entre territorios, se optó por una formulación abierta de “intereses compartidos”, sin citar expresamente la financiación autonómica. “Coincidieron en la voluntad de seguir cooperando fluidamente entre los dos territorios y trabajar por los intereses compartidos, como es el caso del corredor mediterráneo, entre muchos otros”, fue la redacción consensuada.

ERC no quiere ni oír hablar de ello

Para Ximo Puig, como certifica su discurso ante los empresarios catalanes, Cataluña es un aliado deseable en el debate de la reforma de la financiación. Para Esquerra Republicana de Cataluña, el tema es tabú con unas elecciones autonómicas el 14 de febrero. No quieren que los acusen de autonomistas, según explican fuentes cercanas a la propia formación, que está en dura competencia con JxCAT para ser la formación soberanista más votada.

Foto: Pere Aragonès y Ximo Puig, en su visita a Barcelona. (GenCat)

Pero en la vía hacia el pragmatismo, este sería el paso lógico para obtener más recursos. Y no es casual que fuera el Círculo de Economía quien invitara a Ximo Puig a Barcelona. Este 'lobby' empresarial quiere que se renueve el sistema de financiación autonómica y siempre es sabido que el mismo nunca se ha modificado si Cataluña no hace de locomotora.

La competencia electoral con JxCAT hace que ERC prefiera ser prudente con el tema de la financiación y que por ahora lo deje aparcado


Por lo tanto, ERC pretende que la nueva financiación autonómica quede aparcada hasta después de las elecciones. De hecho, no está previsto ni que aparezca en su programa electoral. Sin embargo, también es cierto que, como ha pasado con la cuestión de la competencia fiscal de Madrid, los problemas económicos de Cataluña y de la Comunidad Valenciana se parecen demasiado para no hacer frente común con ellos.

Otros aliados

En ese escenario de posible apertura de la negociación, algunos de los territorios más castigados por el actual sistema llevan meses moviéndose para buscar alianzas transversales. Uno de los más activos en tratar de romper los bloques partidistas es el barón socialista valenciano. La Comunidad Valenciana es, junto a Murcia, la autonomía peor financiada en términos de población ajustada, según han acreditado informes como el de Fedea, y en la agenda de la Generalitat la reforma es un tema recurrente tanto para el PSPV-PSOE como para sus socios de Compromís.

Puig ha tratado de ganarse para la causa a Andalucía, interesada también en una ponderación más equilibrada del criterio de población. Hay un canal de comunicación abierto entre el presidente de la Generalitat valenciana y el de la Junta, el popular Juan Manuel Moreno, si bien habrá que ver en qué medida la sintonía entre los dos políticos de distinto partido se mantiene con el ‘affaire’ Abengoa y qué posición adoptará el andaluz cuando se ponga el nuevo modelo encima de la mesa y su líder nacional, Pablo Casado, tenga que pronunciarse. Otro de sus barones, el gallego Alberto Núñez Feijóo, es contrario a un cambio en el actual ‘statu quo’ del sistema de reparto. Galicia no figura entre las más beneficiadas del sistema, pero defiende criterios muy distintos para calcular la distribución de recursos, al igual que el castellanoleonés Alfonso Fernández Mañueco aboga por una reforma que pondere más criterios de envejecimiento y dispersión que el volumen de población.

Ximo Puig Noticias de Comunidad Valenciana Generalitat de Cataluña Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Reforma de la financiación autonómica Hacienda PSOE Cataluña Pere Aragonès
El redactor recomienda