Es noticia
ERC y JxCAT dejan sola a la CUP en su idea de referéndum para esta legislatura
  1. España
  2. Cataluña
LA MESA SE ARRIESGA LEGALMENTE

ERC y JxCAT dejan sola a la CUP en su idea de referéndum para esta legislatura

En la mañana de este jueves, la CUP pidió una reunión con ERC y JxCAT para "salvar el debate de política general entrando en el fondo de la cuestión catalana"

Foto: Pere Aragonès y Jordi Sánchez (d) cuando firmaron el acuerdo de Gobierno en Cataluña. (Reuters)
Pere Aragonès y Jordi Sánchez (d) cuando firmaron el acuerdo de Gobierno en Cataluña. (Reuters)

ERC y JxCAT han dejado sola a la CUP en su pretensión de que se votase tras el debate de política general una propuesta de resolución que abogaba por forzar otra consulta sobre la independencia de Cataluña antes de 2025. Así lo han confirmado fuentes de los anticapitalistas en el Parlament, que han explicado que en la reunión de este jueves se ha intentado negociar una transaccional. No ha sido posible. Si había una fantasía de mantener viva la idea de unilateralidad en esta legislatura, se ha enterrado de manera definitiva, por mucho que la CUP insista en que ellos lo seguirán intentando.

Aun así, la propuesta de resolución de la CUP se ha tramitado en la Cámara catalana. Vox ha amenazado con llevar a los tribunales a los miembros de la mesa del Parlament que la apoyen, lo que supone un importante riesgo legal para los diputados independentistas de la mesa, encabezados por la presidenta de la Cámara catalana, Laura Borràs.

Foto: Pedro Sánchez junto a Pere Aragonès. (EFE)

Es verdad que Borràs no ha sido apercibida por el Tribunal Constitucional para que no tramitase la propuesta de resolución, lo que indica cómo de arriesgada se percibe en Madrid esta iniciativa. Y eso rebaja el riesgo de acabar ante un juez. Pero también que de nuevo JxCAT se la juega en el terreno del simbolismo estéril. Si el mentor de Laura Borràs, Quim Torra, se jugó su carrera por una pancarta, ahora su sucesora espiritual arriesga la suya por una propuesta de resolución que no obtendrá los votos suficientes, ya que lo previsible es que tanto JxCAT como ERC se abstengan. Lo dicho, la unilateralidad, si no ha muerto, se ha quedado congelada.

En la mañana de este jueves, la CUP pidió una reunión con ERC y JxCAT para "salvar el debate de política general entrando en el fondo de la cuestión catalana", según fuentes de los anticapitalistas. Pero no fue posible. ERC se negaba a que hubiese un referéndum en esta legislatura. El problema para los republicanos era la fecha. En cambio, para los de Carles Puigdemont era el referéndum en sí, ya que consideran que una nueva consulta deslegitima el supuesto mandato del 1 de octubre.

Por tanto, el acuerdo no ha sido posible y Borràs, Aurora Madaula y el resto de soberanistas de la mesa se la están jugando literalmente por nada.

Ha habido varias iniciativas de reconsideración para que no se tramite esta propuesta y evitar una nueva judicialización del 'procés'. Entre ellas del PP, Cs o el PSC. "No puede ser que el Parlament se encastille en este tipo de trámites cuando ya se sabe cómo acabarán", ha lamentado la diputada de los populares Lorena Roldán en rueda de prensa. "No solo es una propuesta inconstitucional, es una propuesta estéril", ha lamentado la número dos de los populares en el Parlament.

Decepción y dudas

Para la CUP ahora todo son decepciones y dudas. Porque, al quedarse solos, lo que correspondería sería votar en contra o abstenerse en apoyar las propuestas de resolución conjunta que han presentado ERC y JxCAT. Solo lo harán a favor de la que da apoyo a Carles Puigdemont por su reciente detención en Italia. Pero no al resto, que abogan por la mesa de diálogo y poder celebrar un referéndum pactado. Por ahora, se están pensando lo que hacen, pero en las votaciones de las propuestas de resolución que cierran el debate de política general podría darse la imagen de que ese independentismo que dice tener el 52% de los votos no es capaz de avalar la hoja de ruta que propone Pere Aragonès desde la Generalitat.

Ahora, habrá que ver cómo la CUP pasa factura a sus socios por este revés. Podría hacerlo en el apoyo a los Presupuestos de la Generalitat, poco probable; o en la moción de confianza, demasiado lejana en el tiempo. La opción más plausible, por tanto, es que se lo cobre antes, por ejemplo en la negociación del nuevo decreto de renovables con el que Pere Aragonès quiere acabar con la moratoria vigente en la actualidad en Cataluña y que se quiere que esté listo a finales de diciembre.

placeholder La diputada del PP Lorena Roldán, en rueda de prensa. (EFE)
La diputada del PP Lorena Roldán, en rueda de prensa. (EFE)

Propuesta del PP

En otro orden de cosas, pero también dentro de este limbo simbólico en el que se juegan la propuesta de resolución, está la del PP, que hace una a favor de recuperar la autoridad de las fuerzas y cuerpos de la seguridad del Estado a raíz del fenómeno de botellones masivos que se han vivido en Barcelona durante las últimas semanas. "Hay toda una generación de jóvenes que creen que las reglas ya no sirven y nosotros queremos dotar a los cuerpos policiales de todas las herramientas necesarias para mantener el orden", ha explicado la diputada del PP Lorena Roldán en rueda de prensa. La moción pide más medios, más efectivos policiales y que "se recupere la autoridad" y el PP aboga por endurecer el código penal en caso de ataques a los agentes del orden.

"Desde la propia Generalitat tiene que haber más apoyo a los Mossos, no puede ser que haya 'consellers' como Miquel Samper —legislatura anterior— que se ponían de perfil a la hora de apoyar a su propia Policía", ha lamentado Roldán.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC)
El redactor recomienda