ERC amenaza con tumbar la reforma de las pensiones comprometida con Bruselas
  1. España
LOS SOCIOS DE SÁNCHEZ ELEVAN SU PRESIÓN

ERC amenaza con tumbar la reforma de las pensiones comprometida con Bruselas

El Gobierno no cuenta ahora mismo con los apoyos necesarios que le permitan sacar adelante este hito comprometido con la Comisión Europea para recibir los fondos europeos

Foto: El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián. (EFE)
El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián. (EFE)

La tramitación del primer bloque de la reforma de las pensiones amenaza con encallar en el Congreso. El Gobierno sigue negociando las enmiendas con los grupos parlamentarios para tratar de salvar una de las reformas comprometidas con Bruselas en el plan de recuperación, pero en estos momentos no contaría con los votos necesarios para sacarla adelante. El clima de rechazo ya quedó patente el pasado mes de julio durante la comparecencia en la Comisión del Pacto de Toledo del ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, y durante los últimos días ERC está encabezando la oposición.

Desde la formación, avanzan que se sitúan en el no aduciendo la falta de avances en las negociaciones. "El proyecto es muy regresivo", indican estas mismas fuentes parlamentarias de ERC, poniendo el foco en asuntos como el retraso de la edad efectiva de jubilación. Sin el apoyo del PP, que ya adelantó su rechazo al considerar que no garantiza la sostenibilidad del sistema, y con la oposición de los republicanos y otros socios de investidura de Pedro Sánchez que tampoco han comprometido su apoyo, como el PNV o EH Bildu a la espera de que se acepten cambios, el proyecto estrella de Escrivá no podrá ver la luz. Todo ello a pesar de haberse consensuado en la mesa de diálogo social.

Foto: El ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá. (EFE)

Desde ERC, se ha solicitado a la Mesa del Congreso llevar ya al pleno el proyecto de reforma de las pensiones para mostrar su rechazo, una solicitud de avocación, al igual que con la Ley de Memoria Democrática, sobre la que han decidido presentar una enmienda a la totalidad. Los republicanos están elevando su presión sobre el Gobierno durante los últimos días, coincidiendo con el inicio de las negociaciones para los Presupuestos del próximo año.

El veto a una de las banderas del Ejecutivo como es el caso de la Ley de Memoria Democrática va más allá de un simple aviso, aunque no es previsible que prospere la enmienda a la totalidad. La amenaza de sumar sus votos para tumbar la reforma de las pensiones supondría un problema de grandes consecuencias para el Ejecutivo, ya que Bruselas monitoriza el desarrollo del paquete de reformas vinculadas a las inversiones del plan de recuperación.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, esta mañana durante la conferencia de arranque del curso político. (EFE)

Para el Gobierno, es una prioridad aprobar el proyecto de ley de garantía del poder adquisitivo de las pensiones. El compromiso con la Comisión Europea es que antes del 31 de diciembre se implante un nuevo mecanismo de revalorización, se iguale la edad efectiva de jubilación con la edad legal o se penalicen los retiros anticipados.

El presidente del Gobierno ya puso el foco en este asunto durante su discurso del arranque del curso político, para "revalorizar las pensiones de nuestros mayores conforme al IPC", y pidió el apoyo al conjunto de los grupos parlamentarios para sacar adelante la reforma. Los siguientes hitos comprometidos por el Ejecutivo son la reforma laboral, que deberá aprobar antes de final de año, y la reforma fiscal, que se dibuja para el tramo final de la legislatura.

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE)

El Ejecutivo ya estuvo a punto de incumplir con el primero de los hitos pactados con la Comisión Europea para recibir los fondos del plan de recuperación. El relativo a la regulación de los interinos (estabilización del empleo público), cuyo decreto, votado el pasado mes de julio, logró salvar a última hora y por la mínima. Tras unas largas negociaciones que se extendieron durante la madrugada, el Gobierno consiguió que una parte de sus socios parlamentarios no votase en contra del texto y que ERC lo hiciese a favor sumando así los apoyos necesarios.

La pretensión en estos momentos de la formación independentista no pasa por seguir los pasos con la Ley de Memoria Democrática, descartando una enmienda a la totalidad. Reconocen que el proyecto incluye algunas de sus reivindicaciones durante los últimos años en la Comisión del Pacto de Toledo, aun subrayándolos como insuficientes, y de ahí que insistan en que, "por el momento, estamos en el no".

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), recibe al presidente de la Generalitat, Pere Aragonès. (EFE)

"Que nadie dé por seguro el voto de ERC para nada", advertía este mismo miércoles en el Congreso el portavoz de la formación, Gabriel Rufián. Así se expresaba pocas horas antes de reunirse con el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, quien arrancaba este martes una ronda de contactos con los grupos parlamentarios para buscar su apoyo a las cuentas. El portavoz de los republicanos explicaba durante una comparecencia ante los medios que los socialistas "van mal" y les afeaba estar "demasiado tranquilos con lo que tienen por delante". En esta línea, recalcó que el apoyo de su partido, clave para sacar adelante los Presupuestos, no está asegurado porque "el voto de ERC se suda y se negocia". En términos similares se mostraron desde otros grupos parlamentarios que ya apoyaron las cuentas públicas del presente año, como EH Bildu.

Desde el Ejecutivo, vinculan la aprobación de los Presupuestos para el próximo año a una mayor agilidad en la distribución de los fondos europeos. La hucha europea y su reparto autonómico facilitarían las alianzas parlamentarias con nacionalistas y regionalistas. Pese a no contar todavía con los apoyos, el Gobierno se ha dado un plazo de 15 días para llevar los Presupuestos al Congreso. "Todos los grupos son conscientes de la importancia de estos Presupuestos para desplegar el plan de recuperación", explicaba este martes la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, para resaltar la necesidad de que las cuentas estén aprobadas antes del 1 de enero. La prioridad del Ejecutivo pasa por no prorrogar las actuales, que se habían concebido como un balón de oxígeno para, al menos, estirar la legislatura tres años. Moncloa quiere llevar a término el mandato de cuatro años y hacerlo con una hoja de ruta clara en lo político y lo económico.

La tramitación del primer bloque de la reforma de las pensiones amenaza con encallar en el Congreso. El Gobierno sigue negociando las enmiendas con los grupos parlamentarios para tratar de salvar una de las reformas comprometidas con Bruselas en el plan de recuperación, pero en estos momentos no contaría con los votos necesarios para sacarla adelante. El clima de rechazo ya quedó patente el pasado mes de julio durante la comparecencia en la Comisión del Pacto de Toledo del ministro de Inclusión y Seguridad Social, José Luis Escrivá, y durante los últimos días ERC está encabezando la oposición.

Pensiones Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Pedro Sánchez
El redactor recomienda