Es noticia
Menú
Meritxell Serret, final de la escapada para la fugada más insustancial
  1. España
  2. Cataluña
Se entrega a la Justicia

Meritxell Serret, final de la escapada para la fugada más insustancial

En el Ejecutivo de Puigdemont fue irrelevante para llegar a la DUI del 27 de octubre. Y entre el grupo de fugados de Bruselas, hasta el rapero Valtonyc ha tenido más protagonismo

Foto: La 'exconsellera', Meritxell Serret, tras comparecer en el TS. (EFE)
La 'exconsellera', Meritxell Serret, tras comparecer en el TS. (EFE)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Meritxell Serret ha sido 'consellera' de Agricultura de la Generalitat, representante permanente de la Generalitat ante la UE, y antes regidora de Vallfogona de Balaguer. Gran currículum para un actuación mediocre, que no será recordada por nada relevante, hasta hoy, cuando se ha convertido en la primera huida del 'procés' que vuelve y se entrega a la Justicia. Serret nunca fue de pensar mucho las cosas antes de hacerlas. Si hubiera pensado antes, no habría entrado en el Ejecutivo independentista de Carles Puigdemont. O se hubiera ido de Bruselas pasados los primeros días, como hizo en su día Meritxell Borràs, tal vez mejor asesorada o con mejores abogados.

Foto: a exconsellera Meritxell Serret, huida en Bélgica desde octubre de 2017, a su salida del TS junto a Gabriel Rufián. (EFE)

Serret era un regidora de pueblo que poco sabía de agricultura, salvo su paso fugaz por una cárnica y que se nutrió del mundo agrario por su vinculación a Unió de Pagesos. Esa fue su virtud para acceder a esta cartera: conocía a los sindicatos agrarios y podía interlocutar con ellos.

Nunca tuvo peso en ERC —entró como independiente— y llegó al mayor alto cargo que se puede aspirar en el aparato de Exteriores de la Generalitat sin experiencia diplomática alguna, solo porque necesitaba una paga para costearse el vivir en Bruselas, a donde se fue sin ahorros, según confirman personas de su entorno y donde incluso le caducó el DNI.

En el Ejecutivo de Puigdemont fue del todo irrelevante para llegar a la DUI de 27 de octubre. Y entre el grupo de fugados de Bruselas, hasta el rapero Valtonyc ha tenido más protagonismo que ella. Serret ha estado siempre en un segundo plano, pero eso no ha impedido que el 'procés' haya destrozado su vida, como la de muchas Tamaras que han pagado un precio altísimo por no defraudar a un entorno al que le encanta que sus líderes se sacrifiquen en la hoguera.

Foto: Carles Puigdemont. (EFE)

Ahora Meritxell Serret vuelve para recuperar su vida a los 45 años. Como siempre en su caso, todos los grandes pasos están justificados por decisiones económicas. Los 2.000 euros que hubiera cobrado de diputada rasa solo le daban para malvivir en Bruselas así que mejor a España, donde la causa contra ella es tan débil que una vez que la juzguen es muy posible que ni entre en prisión. Como representante de la Generalitat ante la UE cobraba 87.456 euros, según consta en el portal de Transparencia de la Generalitat. Pero a eso no iba a llegar de diputada. Dada su insignificancia en el intento de sedición de octubre de 2017 ni siquiera había una eurorden en vigor contra ella.

placeholder Serret con Puigdemont en 2018. (EFE)
Serret con Puigdemont en 2018. (EFE)

Según el comunicado de ERC, su vuelta a España “responde a la voluntad de mantener la lucha contra la represión contra el independentismo y a favor de la autodeterminación, haciendo política desde Cataluña y tratando de abrir camino al resto de exiliados políticos”. En esta nota se califica el regreso de decisión “muy meditada”. Es verdad que ha tenido tres años para darle vueltas. Tal vez, si hubiera meditado antes, ni siquiera se hubiera ido.

Sucesora de Altafaj

En su alto cargo en Bruselas, sucedió a Amadeu Altafaj aunque desde el principio estaba claro que carecía del brillante currículum del que había sido jefe de gabinete de Oli Rehn. Sobre los avances que bajo su mandato ha conseguido la Generalitat independentista de Quim Torra ante la UE, poco hay que decir y están a la vista de todos. En su día el 'conseller' Ernest Maragall justifcó el nombramiento de la siguiente manera: “No es una decisión de acogida o de refugio. Es una decisión de responsabilidad y de decisión. Es para que haga de delegada en la nave insignia de nuestra política exterior”. Los frutos de esta decisión son públicos.

Eso sí, a pesar de su irrelevancia, ERC no la abandonó nunca. La ha mantenido en las listas y podrá seguir viviendo del erario público lo que dure esta legislatura. No podía seguir en su cargo en Bruselas porque Exteriores ahora será para JxCAT y la futura 'consellera', Elsa Artadi, no pensaba asumir tamaño peso muerto. Además, tendrá sus propias prioridades de nombramientos.

Serret nunca estuvo capacitada para asumir la oficina de Cataluña en Bruselas, ERC la nombró

Tampoco ha aprovechado la distancia para construirse una imagen ante el imaginario independentista y levantar una línea de pensamiento articulado marcado por ideas o una personalidad propia. Alrededor de un acontecimiento como el intento de independencia de Cataluña, donde todo el mundo ha escrito un libro, ya sea de vivencias o de reflexiones, Serret ha privado a los catalanes de su aportación en este género literario en sí mismo en el que se ha convertido el 'procés'.

Volver

Sobre su regreso señaló en una entrevista de campaña electoral en Vilaweb: “Miramos cómo desatascar la situación para poder volver sin que me encarcelen y poder tener un juicio justo. Si ellos reconocen indirectamente que no hay malversación, sería solo desobediencia, y no implica prisión. El abogado Boye hizo la solicitud de no ser juzgada en el Tribunal Supremo, y retomarlo en otro tribunal. Pero nos respondieron que no. No lo diré aquí, pero tengo claro que volveré. Veremos cuándo, cómo y cuál será la mejor manera”.

Meritxell Serret ha sido 'consellera' de Agricultura de la Generalitat, representante permanente de la Generalitat ante la UE, y antes regidora de Vallfogona de Balaguer. Gran currículum para un actuación mediocre, que no será recordada por nada relevante, hasta hoy, cuando se ha convertido en la primera huida del 'procés' que vuelve y se entrega a la Justicia. Serret nunca fue de pensar mucho las cosas antes de hacerlas. Si hubiera pensado antes, no habría entrado en el Ejecutivo independentista de Carles Puigdemont. O se hubiera ido de Bruselas pasados los primeros días, como hizo en su día Meritxell Borràs, tal vez mejor asesorada o con mejores abogados.

Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Agricultura Independentismo Nacionalismo Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda