Afines a Puigdemont maniobran en la sombra para debilitar a Borràs
  1. España
  2. Cataluña
Claves de las primarias en JxCAT

Afines a Puigdemont maniobran en la sombra para debilitar a Borràs

Artadi no es la única a favor de Damià Calvet. También están maniobrando Albert Batet, el presidente del grupo parlamentario de JxCAT, o el 'conseller' de Interior, Miquel Samper

placeholder Foto: Damiá Calvet y Laura Borràs. (EFE)
Damiá Calvet y Laura Borràs. (EFE)

Elsa Artadi y otras personas muy cercanas al núcleo de Carles Puigdemont están haciendo una discreta campaña a favor del 'conseller' de Territori, Damià Calvet, que se ha presentado a las primarias de JxCAT para que sea el futuro presidente de la Generalitat. Así lo han explicado fuentes del partido y del entorno del 'expresident' en Waterloo. Formalmente, Puigdemont es neutral en el proceso de primarias desde el momento en que decidió no presentarse y ponerse a un lado. Pero en la práctica, el presidente de JxCAT ha vivido como un desafío a su liderazgo el que Laura Borràs haya decidido participar en el proceso en contra de sus deseos. La votación interna tendrá lugar este fin de semana y es clave para elaborar las listas de JxCAT para las próximas elecciones catalanas.

Artadi es la portavoz del nuevo partido y una persona de la máxima confianza de Puigdemont, quien al mismo tiempo que respalda a Calvet de manera discreta está estudiando encabezar la lista de Barcelona para así remontar en unas encuestas que se muestran contrarias a su oferta electoral, como es el caso del último sondeo del CIS.

placeholder La diputada de JxCAT en el Parlament Elsa Artadi. (EFE)
La diputada de JxCAT en el Parlament Elsa Artadi. (EFE)

Elsa Artadi no es la única que está maniobrando en la sombra a favor de Damià Calvet. Lo mismo está haciendo Albert Batet, presidente del grupo de JxCAT en el Parlament, el embrión del partido que Puigdemont creó hace cuatro meses.

En principio, Calvet representaba lo contrario de lo que defiende Puigdemont. Calvet es un 'pata negra' de la antigua CDC que ha ido cambiando de partido en función del pragmatismo más descarnado. Sus padrinos son los 'consellers' Josep Rull y Jordi Turull, ambos en prisión por haber participado en el intento de sedición de octubre de 2017. Rull cuenta con una buena red en el territorio repartida por Cataluña, que en buena parte le ha seguido hasta JxCAT. Vinculado al todopoderoso sector de CDC de Sant Cugat, Calvet es un gestor muy ligado a la administración y a la gestión efectiva, dos virtudes que en este momento no cotizan al alza en un movimiento soberanista obsesionado con los gestos y simbolismos.

Foto: La diputada de Junts per Catalunya Laura Borràs. (EFE)

En el imaginario de Puigdemont, es mejor un Calvet que jugará la carta de primer ministro que una Borràs que le haga sombra. Mientras que con Damià Calvet él seguirá ejerciendo una presidencia simbólica en el exilio, teme que la figura de Laura Borràs no respete las prerrogativas que él se ha arrogado durante la legislatura de Torra.

Relación con Torra

La relación entre Quim Torra y Puigdemont está rota, según explican fuentes de JxCAT. Torra se ha erigido en el principal valedor de Laura Borràs y su candidatura. Y cree que después del sacrificio de no haber convocado elecciones, como él quería, ahora tiene derecho a designar a su sucesora. Con Laura Borràs, no es mejor. Pero oficialmente se mantienen las formas. En el caso de Jordi Sànchez, la relación también se ha deteriorado, porque Puigdemont cree que se ha precipitado con las primarias y que no le han dado el tiempo que él necesitaba.

Los tres candidatos a las primarias juran una fidelidad a Puigdemont a prueba de bombas, pero la única que desafía al poder es Borràs

El pasado viernes en Catalunya Ràdio, Borràs compareció con Damià Calvet y Jordi Ferrés. Los tres se presentan a las primarias, aunque nadie da una oportunidad a Ferrés. Los tres candidatos coincidieron en su fervor independentista y en su sometimiento a la figura de Puigdemont. No aparecieron diferencias ideológicas de ningún tipo. Tampoco hubo reticencias a volver a pactar con ERC, pese al mal clima en el seno de la Generalitat.

Una de las cuestiones clave es si Calvet puede ser el candidato del aparato en un partido tan joven que no tiene aparato. En buena parte, una de las claves de su éxito dependerá de cuántos militantes del PDeCAT se han apuntado a JxCAT y siguen con la vieja disciplina de partido interiorizada. Esa es la base de la que parte la candidatura del actual 'conseller' de Territori.

Foto: El 'vicepresident' del Govern en funciones de 'president', Pere Aragonès. (EFE)

Las cartas de Calvet

De manera silenciosa, Calvet va jugando sus cartas. Además de los ya mencionados, cuenta con el respaldo de otros dirigentes destacados que pasaron por el PDeCAT. De los 5.000 militantes que aseguraban en JxCAT que tenían en agosto, votaron a Puigdemont solo 2.130. Por tanto, si Damià Calvet consigue algo más de 1.300 votos, Laura Borràs no tiene nada que hacer. Si la participación es igual de baja, Calvet tiene una oportunidad.

El reto para Puigdemont es que se designe a Calvet candidato a presidir la Generalitat sin que se le rompa el partido. Militantes destacados como Aurora Madaula, Francesc de Dalmases o Agustí Colomines podrían no transigir con una victoria de un sector que no comulga con la línea más populista. JxCAT, con tan poco tiempo de vida, tiene más de movimiento que de partido. Y se encuentra lejos de la cohesión que exhibe ERC, que este viernes ya escogió a Pere Aragonès candidato tras celebrar sus primarias.

Carles Puigdemont Elsa Artadi Junts per Catalunya Josep Rull Quim Torra Generalitat de Cataluña Cataluña
El redactor recomienda