El naufragio de Orfeo: el plan de test PCR de Cataluña llega con retraso y cifras infladas
  1. España
  2. Cataluña
Afronta la desescalada sin tests suficientes

El naufragio de Orfeo: el plan de test PCR de Cataluña llega con retraso y cifras infladas

Tres semanas después del anuncio, el programa Orfeo anunciado por la Generalitat para ampliar la capacidad de realizar pruebas diagnósticas de covid-19 ha realizado cero test

placeholder Foto: Dos trabajadoras del Hospital de Bellvitge, con las rosas que les han regalado en una iniciativa del Gremio de Floristerías de Barcelona. (EFE)
Dos trabajadoras del Hospital de Bellvitge, con las rosas que les han regalado en una iniciativa del Gremio de Floristerías de Barcelona. (EFE)

El programa Orfeo, el gran plan de la Generalitat para poner a universidades y centros de investigación a ampliar las pruebas PCR y así obtener un mapa más preciso de los infectados de coronavirus y poder ejecutar la desescalada con garantías tiene en estos momentos aspecto de fiasco. Dos semanas de retrasos, tres desde el anuncio, y unas cifras infladas que no se corresponden con la realidad, además de falta de coordinación entre dos departamentos de signo político diferente: Salut (ERC) y Empresa (JxCAT).

Aunque la Generalitat lo anunció mucho antes, el programa tenía que haber empezado el 20 de abril. El pasado lunes 4 de mayo, la 'consellera' de Salut, Alba Vergés, anunció que tras una fase de pruebas ahora sí que empezaba el programa. Más de dos semanas de retraso que hacen que a Cataluña le pille la desescalada programada desde el Gobierno español sin las pruebas suficientes para hacer un mapeo masivo de la población, algo que sí que está empezando en Andorra, país que también ha sido asesorado por el epidemiólogo Oriol Mitjà y que tenía que servir de prueba piloto para Cataluña. El problema ha sido sobre todo de escala, no es lo mismo hacer pruebas 'masivas' en un país de 77.000 habitantes que aplicar lo mismo a una comunidad autónoma cien veces mayor, con 7,5 millones de habitantes y con la población mucho más dispersa sobre el territorio.

Foto: Oriol Mitjà, infectólogo e investigador del Hospital Germans Trias i Pujol.

Además de contar con el mayor número de plazas UCI de todo el país antes de la epidemia, Cataluña era también una de las comunidades más aventajadas a la hora de poder controlar este brote epidémico por su número de laboratorios y técnicos capaces de hacer pruebas PCR de covid-19. Pero la capacidad siempre depende del tamaño del problema y, conforme avanzaban las semanas, los datos indicaban que Cataluña se estaba quedando atrás en cuanto a los test PCR.

Pese a ser tras Madrid la segunda comunidad en casos, hospitalizaciones, ingresos en la UCI y fallecidos, Cataluña no ha destacado en esta crisis por su capacidad de testar a los casos, quedando bastante por detrás de comunidades como Galicia, La Rioja, Asturias o Cantabria en test por cada 100.000 habitantes.

En el análisis que este periódico realizó el pasado 15 de abril Cataluña parecía estar haciendo incluso menos test que en los datos recogidos dos semanas antes (31 de marzo) durante los peores momentos de la epidemia. Mientras antes obtenían 393 positivos de covid-19 por cada 1.000 test, dos semanas después obtenían 465, lo que quería decir que casi todas las pruebas diagnósticas se estaban realizando a pacientes con síntomas y en los hospitales. Tan solo Andalucía y Cataluña bajaban en este registro, aunque la diferencia era mucho más acentuada en esta última comunidad.

Entre medias de esta bajada en su capacidad diagnóstica, el 7 de abril fue cuando la Generalitat anuncia el programa Orfeo. Los laboratorios de tres de los centros de investigación más prestigiosos de España, el Centro de Regulación Genómica (CRG), el Instituto de Investigación Biomédica (IRB) y el Instituto de Bioingeniería de Cataluña (IBEC) se alinearían para realizar test PCR de covid-19, concretamente unas 170.000 pruebas durante las primeras seis semanas de programa. De estas, cien mil se realizarían en el CRG.

Como ya avanzó este periódico, en una segunda fase se sumarían las universidades y en una tercera fase la Generalitat esperaba estar haciendo más de 450.000 pruebas PCR mensuales para finales de mayo. Sin embargo, el número de test realizados por el momento gracias al programa Orfeo es cero.

"El programa Orfeo era poner la capacidad de laboratorios y centros de investigación y poder hacer la distribución de las pruebas PCR, las que permiten saber si una persona está infectada de coronavirus en ese momento", aseguró este lunes Alba Vergés en rueda de prensa. "Ya se han repartido estas pruebas. Tenemos a punto la segunda fase para cuando sea necesaria. Vamos a poder hacer 300.000 pruebas PCR, más de las que ya estamos haciendo".

La Generalitat promete hacer 300.000 pruebas PCR cuando la capacidad de los laboratorios es de 136.000, según sus propios impulsores

Pues tampoco. Las cifras que da Alba Vergés están artificialmente hinchadas. La capacidad del proyecto Orfeo reconocidas por sus propios impulsores será de 136.000 PCR al mes "si se comienza estrictamente esta semana" tal y como apuntó Vergés. Las 300.000 pruebas al mes no salen de ningún sitio, solo se alcanzarían contando al proyecto de Banc de Sang, que se sumará a hacer pruebas PCR a finales de mayo, lo que daría un total de más de 440.000 pruebas PCR al mes contando con que en junio Orfeo esté en plenas capacidades, algo que a tenor de su historial no parece fácil. A pesar de esto, Alba Vergés aseguró que "el programa Orfeo nos dará mucho más capacidad y la atención primaria será clave en la detección de casos".

Mientras, las grandes empresas como Seat u otras están haciendo pruebas PCR por su cuenta para que los trabajadores puedan volver de manera paulatina a la actividad. También los laboratorios privados siguen ofreciendo hacer test de covid-19 a particulares, algo que la Generalitat aseguró que iba a intervenir hacer semanas pero que de momento no ha ocurrido.

Coronavirus Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) Naufragio Cataluña
El redactor recomienda