NUEVO ENEMIGO PÚBLICO NÚMERO uno DE CATALUÑA

Radicales soberanistas distribuyen la lista de empresarios que ayudaron a Manuel Valls

Señalan a “algunos de los traidores anticatalanes” que financiaron al francocatalán, incorporando una relación de las personas físicas y las empresas de su propiedad

Foto: Manuel Valls, durante la sesión constitutiva del Ayuntamiento de Barcelona. (EFE)
Manuel Valls, durante la sesión constitutiva del Ayuntamiento de Barcelona. (EFE)

La tensión política de Cataluña subió enteros este fin de semana tras la constitución de algunos ayuntamientos. No hubo grandes problemas por los pactos para desalojar a los constitucionalistas, pero sí broncas, golpes bajos y amenazas cuando se trataba de arrebatar alcaldías a partidos independentistas. El soberanismo no está dispuesto a ceder ni un centímetro de su territorio y arremete contra sus rivales. Se ha abierto un nuevo ciclo político que se caracterizará por su inusual grado de violencia, que comienza a focalizarse en personas y no en ideas. El radicalismo sube enteros mientas la calidad democrática pierde puntos a marchas forzadas.

Una de las situaciones más tirantes se vivió en la propia ciudad de Barcelona, donde un pacto de Ada Colau, de Barcelona en Comú (BeC), y Jaume Collboni, del PSC, arrebató la alcaldía al republicano Ernest Maragall (ERC), que ganó las elecciones por casi 5.000 votos de diferencia, aunque empató a concejales con Colau. En Tarragona, donde ganaron los socialistas, Esquerra se hizo con el poder desbancando a Josep Fèlix Ballesteros, pero en Barcelona, donde ocurrió al revés, enseguida comenzaron a oírse acusaciones de fraude y de ilegitimidad. En contraste con las capitales donde los socialistas fueron desalojados (y donde no se produjeron enfrentamientos), en Barcelona la situación se ha vuelto muy tensa, hasta el punto de que los más radicales ya han amenazado a Colau diciendo que “los ciudadanos estaremos legitimados para hacerle la vida imposible”.

Para que el pacto fraguase, en la capital catalana fueron necesarios tres votos, prestados desinteresadamente por Manuel Valls. Pero al ex primer ministro francés le llueven más problemas, porque se ha convertido en el enemigo público número uno de Cataluña por apoyar a Colau y por negarse a dar la mano al ‘president’ Quim Torra, que poco antes se había referido a él como “la casta” en un discurso público. Por ello, Valls está marcado: desde este fin de semana: circula un correo electrónico enviado masivamente entre los independentistas en el que piden el boicot para quienes han apoyado al cabeza de lista de Ciudadanos.

Una de las misivas está encabezada por la ilustradora frase ‘Boicot a las empresas que han pagado a Valls para evitar un alcalde independentista’. Luego, señalan a “algunos de los traidores anticatalanes” que financiaron al francocatalán, incorporando una relación de las personas físicas y las empresas de su propiedad.

La lista está encabezada por Susana Gallardo, de Laboratorios Almirall. Se da la circunstancia de que Gallardo es la actual pareja de Valls y ya han anunciado su boda en Baleares el próximo verano. La lista continúa con los siguientes empresarios: Isak Andic (Mango), Luis Conde (Grupo Godó) (sic); Mariano Puig (Puig Perfums); Amancio López (Hotusa Hoteles), Félix Revuelta (Naturhouse); José Ramón Bosch (Sociedad Civil Catalana); Carlos Rivadulla (Empresaris de Catalunya); Jaime Malet ('president' de la Cambra de Comerç USA en España); Luis Hernández de Cabañas (Renta Corporación), y Esade. La comunicación pide: “Si conocéis más, añadidlos a la lista”. Y terminan con una advertencia: “Y no compréis ningún producto de estos desgraciados traidores anticatalanes, a ver si así les hacemos el mismo daño que ellos están haciendo a Cataluña”.

Desde las cámaras de Comercio se quiere también boicotear las “empresas del Ibex”, proponiendo empresas “autóctonas” alternativas para la distribución de luz, gas, seguros, alimentación, etcétera.

Campaña de contrainformación

El sábado, tras la constitución del nuevo consistorio, cuando los concejales atravesaron la plaza de Sant Jaume para ir a saludar al presidente de la Generalitat, las agresiones, lanzamiento de monedas, de objetos e incluso de una botella fueron constantes. Lo mismo que insultos de ‘zorras’ y ‘putas’ dirigido a Ada Colau y otras concejalas de su partido. Mark Serra, uno de los gurús más violentamente radicales del independentismo, catalizó ese sentimiento en un tuit para la posteridad: “Los traidores comunes provocando a la gente de la plaza. Escoria progre unionista”, lanzó por las redes. Y luego, otro tuit no menos duro: “Y la p. Trepa vuelve para acabar de destrozar Barcelona con los votos de los fondos buitre y los carceleros de nuestro pueblo”.

El millar de radicales que lanzaron objetos e insultaron a los constitucionalistas acusan ahora a los partidarios de “Colau y Valls” (un pequeño grupo dentro de la plaza) de ser de extrema derecha y los verdaderos provocadores el pasado sábado. “Ayer, para dar apoyo a Quim Forn, fuimos increpados por los favorables al pacto Colau-Ibex 35. Hoy continúan por TV ataques viscerales”, acusó el colectivo de Bombers per la República el domingo.

Según esta plataforma, encuadrada dentro de la Asamblea Nacional Catalana (ANC), lo que hicieron los ultraindependentistas el sábado en la plaza “tiene un nombre: defender la dignidad de los presos políticos, encarcelados por defender la libertad y la democracia, mientras otros pactan y brindan con cava con los del Ibex 35, dejando de ser aquellos revolucionarios que ocuparon plazas para convertirse en casta política”.

Manifestación contra Valls

Los colectivos radicales ya han convocado una concentración en la plaza de Sant Jaume para el próximo viernes. ¿El motivo? Tensar el ambiente. “Con Valls, no”, dice el lema de convocatoria de la concentración. Y señala: “¿Se puede pedir la libertad de los presos políticos y después pactar con quienes los encarcelan?”. En la convocatoria enviada a través de las redes sociales por Crides per la República, explican que “el viernes 21 salimos a la calle para denunciar la operación de Estado contra el independentismo. ¿De verdad los votos de Valls son gratis? ¿O es un interés de despachos?".

Desde este domingo, también ha corrido como la pólvora una fotografía de Valls saludando a Colau durante el pleno, con un explícito mensaje: “Compartid esta foto hasta que llegue a todos los rincones, a ver si se le cae la cara de vergüenza a esta traidora. Fraucolau [fraudecolau]”.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
60 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios