Críticas por la votación sobre el Govern efectivo

PDeCAT y ERC montan en cólera contra la ANC y su consulta en apoyo de Puigdemont

El temor en el independentismo es que en Berlín, el sábado y domingo, Puigdemont vea el resultado de la encuesta y cambie de decisión respecto a que se pueda formar Govern

Foto: La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie (i), departe con el abogado de Carles Puigdemont, Jaume Alonso Cuevillas (d), en los pasillos del Parlament. (EFE)
La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie (i), departe con el abogado de Carles Puigdemont, Jaume Alonso Cuevillas (d), en los pasillos del Parlament. (EFE)

La ANC está en crisis. El independentismo catalán sin la ANC es como la religión católica sin el Espíritu Santo. Durante estos años, la Assemblea ha ejercido de médium privilegiado entre el pueblo catalán y sus políticos. Fue el éxito de la manifestación en la Diada 2012 lo que arrastró a Artur Mas a ponerse al frente del separatismo. Pero ahora hay una nueva presidenta en la ANC, Elisenda Paluzie, que llegó al cargo bajo el mantra “o Puigdemont o Puigdemont” y se ha atrevido a consultar a los socios sobre qué postura tomar si al final se configura un Govern efectivo, como todo apunta mientras la figura de Elsa Artadi toma cuerpo como alternativa a presidir la Generalitat. Y eso ha desatado todas las iras tanto de ERC como del aparato convergente.

La ANC optó, en paralelo al pleno de la reforma de la Ley de Presidencia, considerado el ocaso parlamentario de Carles Puigdemont antes de dar paso a Artadi como candidata factible, por consultar a sus bases sobre qué postura tomar cuando la ANC había quemado las naves en campaña dando apoyo a Puigdemont en detrimento del resto de opciones independentistas.

Las preguntas que se están sometiendo a votación entre ayer y hoy son las siguientes:

1. Dadas las presiones de las instituciones españolas, ¿crees que el ANC debe mantener su posicionamiento, investidura del presidente Puigdemont, de acuerdo con el mandato del 21 de diciembre?:

– Sí.

– No.

2. En caso de que los partidos políticos independentistas renuncien a investir a Puigdemont, aceptando la presión de las instituciones españolas, estarías de acuerdo en:

­– Aceptar un Gobierno alternativo.

– Repetir las elecciones hasta que se acepte el resultado, rechazando las imposiciones del Estado español.

El planteamiento de estas cuestiones ha sentado muy mal en los partidos independentistas, que ya estaban tocando con los dedos la constitución de una Generalitat después de seis meses de ausencia de Gobierno en Cataluña y con el 155 en vigor. Se teme que la mayor parte de los socios abogue por mantener la candidatura de Puigdemont y apueste por repetir las elecciones, lo que rompería la sacrosanta unión entre la ANC y los partidos soberanistas, poniendo en evidencia una de las consecuencias de estos seis años de 'procés': que las bases se han radicalizado mucho más que los dirigentes, y que ven con un encanto sádico la desgracia de sus líderes, cómo los encarcelan, les embargan los bienes o tienen que exiliarse. En la Cataluña de hoy, el martirio puntúa al alza siempre que no te toque a ti y tú te puedas ir de puente con tu lazo amarillo en la solapa.

Malestar general

El más radical ha sido Agustí Colomines, ideólogo histórico de CDC, antiguo director de la Escola de Administracions Públiques de la Generalitat y ahora aspirante a dirigir la Conselleria de Cultura. En su artículo en 'ElNacional.cat' de ayer, Colomines denunciaba: “¿Puede la sociedad civil decidir por los grupos parlamentarios? Yo creo que no. Este error ya se ha cometido demasiadas veces. Cada cual tiene que cumplir su papel. La sociedad civil no puede ser utilizada como un 'lobby'. Es mucho más que eso, como he explicado al principio. Me resulta extraño que la ANC se plantee la consulta para “dar voz a las socias y socios para que decidan la posición política que la ANC debe adoptar ante una situación tan excepcional”.

La ANC tiene una trayectoria basada en dar apoyo a la Generalitat, pero la encuesta de Paluzie apunta a una senda más crítica que despierta suspicacias

Desde ERC también han llovido las críticas. La más evidente, la del 'exconseller' de Industria Josep Huguet, que en su cuenta de Twitter aseguró que con esta encuesta la ANC queda “a un paso de la autoliquidación”. Huguet denuncia que se trata de “preguntas totalmente sesgadas que excitan el sentimiento pero que no invitan a la reflexión. La insistencia en una hoja de ruta que todo el mundo ha revisado en función de una realidad no prevista: la fuerza bruta coercitiva del Estado y la no respuesta de los estados europeos”. En su opinión, la Assemblea va “hacia el abismo”.

Reunión en Alemania

El temor en el independentismo es que en Berlín, el sábado y domingo, Puigdemont vea el resultado de la encuesta y cambie de decisión, arrastrando al país a nuevas elecciones, tal y como siempre ha defendido Paluzie, según apuntan fuentes parlamentarias. Si Artur Mas, el racionalista de la escuela Aula, confundió en 2012 una gran manifestación con el sentir de la mayoría, qué no hará un Puigdemont mucho más emocional, inestable, testarudo. Además, controlar sucesiones no es la especialidad de Puigdemont. Al contrario, su propuesta de sustituto en el Ayuntamiento de Girona acabó en catástrofe que quedó enmascarada por la montaña rusa del 'procés'. A muchos en Barcelona no les llega la camisa al cuerpo.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios