XXXII REUNIÓN DEL CÍRCULO DE ECONOMÍA EN SITGES

Iglesias desgrana nuevos impuestos a la banca y rebajas del IVA en productos básicos

Podemos tiene en cartera medidas rupturistas. Entre otras, “instrumentar un impuesto de solidaridad a entidades financieras privadas para recuperar parte de las ayudas públicas que pidieron”

Foto: El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en la primera jornada de la XXXII Reunión del Círculo de Economía. (EFE)
El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en la primera jornada de la XXXII Reunión del Círculo de Economía. (EFE)

Podemos ya tiene un potente plan de gobierno. Su líder, Pablo Iglesias, desgranó las prioridades de esta formación ante un nutrido grupo de empresarios de todos los colores. Fue en el 32º encuentro del Círculo de Economía, en Sitges, que durante tres días ejerce de capital política y económica de España. Este foro se convirtió este año en la antesala de las elecciones generales, en donde la política engulló a la economía, en contraste con las ediciones anteriores. Este jueves, desfilaron por ahí el presidente catalán, Carles Puigdemont, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, estos dos últimos, primerizos en estas jornadas. Este viernes lo harán el líder del PSOE, Pedro Sánchez, el vicepresidente de la Generalitat, Oriol Junqueras, y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. El sábado cerrará el encuentro el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.

Pero la estrella del jueves fue, sin duda, Pablo Iglesias, que levantaba tanta expectación como curiosidad. Fue recibido con miradas de reojo y terminó siendo aplaudido lo justo (los empresarios suelen ser correctos a la hora de participar en estos foros). Pero no decepcionó: su partido tiene en cartera medidas rupturistas para el futuro. Entre otras cosas, “instrumentar un impuesto de solidaridad a entidades financieras privadas para recuperar parte de las ayudas públicas que pidieron”. O crear un “tipo superreducido del 4% del IVA para determinados productos y del 10% para suministros básicos como alimentación, gas y electricidad”. Son solo dos ejemplos, citados a endiablada velocidad entre una larga ristra de medidas que planteó ante el elenco empresarial que acude anualmente a esta cita.

Iglesias se sacó de la manga más ejemplos concretos: “Queremos una nueva política industrial, apoyada con organismos públicos, para que España cuente con una importante red de banca pública. Miremos los acuerdos de Bankia y Mare Nostrum, que no pueden ser reprivatizados. Si los ciudadanos tuvieron que asumir el coste de su saneamiento, ahora es sensato que cuenten con sus servicios de banca pública”. En el mismo paquete, entraría un impuesto sobre transacciones financieras, la modificación del impuesto de sucesiones y donaciones y la modificación del mínimo exento de patrimonio.

Iglesias desgrana nuevos impuestos a la banca y rebajas del IVA en productos básicos

Apuesta, asimismo, por un “nuevo marco de relaciones laborales, derogando las reformas de 2010 y 2012 y situando el salario mínimo interprofesional en 800 euros mensuales por 14 pagas, con la vista puesta en subirlo a 900 euros en el año 2019”. Paralelamente, propone un incremento de las pensiones en sintonía con el IPC, garantizando el actual sistema por la vía impositiva y eliminando los beneficios fiscales de los planes privados, revalorizando la pensión mínima, situándola (para los pensionistas con cónyuge a su cargo) a la altura del salario mínimo. También tiene preparado, dijo, un plan para dar servicio a las 385.000 personas dependientes en lista de espera que ya tienen reconocida su dependencia.

Por lo demás, aprobará el derecho a la dación en pago retroactiva y a que un banco malo público sea el tenedor de la vivienda social, porque “sancionaremos a las entidades financieras que posean viviendas deshabitadas”.

Podemos también tiene entre sus prioridades un plan de lucha contra el fraude fiscal y una reforma tributaria progresiva, así como la aprobación de un paquete de medidas contra los paraísos fiscales y la reforma del estatuto básico de la Agencia Tributaria para evitar su uso partidista.

En cartera, también tiene “renegociar con Bruselas el ritmo de reducción del déficit. Debemos apostar por una expansión fiscal equilibrada que no incremente el déficit”. Todo ello, en base a tres ejes económicos que quiere impulsar si llega al Gobierno: “Garantizar el derecho al trabajo y a crear empleo decente, un plan de choque social ante el deterioro de los servicios públicos y la transformación del modelo productivo reforzando la sostenibilidad. El modelo de crecimiento no es sostenible desde una perspectiva económica ni ecologista. Debemos transformar el crecimiento para salir de la crisis, transformar el modelo productivo y la redistribución de la renta”, subrayó.

“Existimos porque los otros fracasaron”

A juicio de Iglesias, las políticas de austeridad aplicadas hasta ahora no han solucionado ningún problema. “Eligieron un camino no solo injusto, sino ineficaz”, dijo en referencia a las medidas de José Luis Rodríguez Zapatero y de Mariano Rajoy. ¿Por qué? Porque, criticó, el Gobierno en funciones dice que ya hemos salido de la crisis y creamos empleo, pero, según Iglesias, “hay un largo camino por recorrer: los niveles del PIB y de empleo no han recuperado los valores de antes de la crisis. En España, hay 2,6 millones de ocupados menos y la tasa de paro es del 21%. Solo se ha recuperado uno de cada tres empleos perdidos durante la crisis. Esta ha sido una legislatura muerta en materia de empleo. Rajoy habla de un millón de empleo creados en 2014-2015, pero no del millón destruido en 2012-2013”, enfatizó.

Pablo Iglesias (i), junto al presidente del Círculo de Economía, Antón Costas. (EFE)
Pablo Iglesias (i), junto al presidente del Círculo de Economía, Antón Costas. (EFE)

Y apuntó más razones: se recuperaron crecimientos en 2015 gracias a las inyecciones de liquidez del BCE y a los bajos precios del petróleo. “Pero si volvemos a las políticas de austeridad y de recortes, como se insinúa, tendría nuevamente costes importantes en materia de empleo”.

La tercera razón por la que han fracasado es porque los “grandes desequilibrios macroeconómicos no se han solucionado, sino desplazado. Hemos dejado de tener un déficit público a costa de recortes públicos que han hecho de España el país más desequilibrado de la zona euro. Y, por si fuera poco, tenemos una deuda récord del 100% del PIB”.

¿Pero son aplicables sus propuestas en la Europa actual? Según Iglesias, sí. “Somos conscientes de las presiones a que puede ser sometido un Gobierno. Pero gobernar es elegir opciones diferentes incluso a la hora de recortar. Zapatero congeló pensiones para conseguir 1.700 millones y podría haberlo hecho por otros métodos, regulando impuestos, por ejemplo. Y lo mismo ocurrió con Rajoy”. Y, con fina ironía, admitió que la desconfianza que genera en las instituciones financieras o ‘los mercados’ “es un incentivo a buscar acuerdos. La desconfianza es la antesala del entendimiento y del acuerdo. Siempre decimos que no crean en las promesas, sino en las garantías. Nosotros somos el ejemplo más claro del fracaso de esas políticas. Podemos no existiría si las políticas económicas aplicadas no hubiesen fracasado. Y hay consenso a nivel internacional entre economistas sobre el fracaso de las políticas de austeridad”.

Iglesias desgrana nuevos impuestos a la banca y rebajas del IVA en productos básicos

Ante el reto lanzado por Antón Costas, presidente del Círculo de Economía (“No comprenderíamos que después del 26-J ocurriese lo mismo que ahora y que lleven al país a otra situación de siete meses sin Gobierno. Se lo digo como una sugerencia”, le espetó a su invitado), el líder de Podemos afirmó: “Por mi parte, estoy dispuesto a formar Gobierno y a presidirlo. Por nosotros no va a ser. Pero de momento, este es un sistema parlamentario, no presidencialista, por lo que presidente es el que tiene apoyos suficientes. En los últimos meses, ha habido dos opciones muy claras, que persistirán después del 26-J: o un Gobierno en el que esté el PP, en el que ni por activa ni por pasiva vamos a estar; o un Gobierno en el que esté Podemos. No hay más. El árbitro que decidirá será el PSOE. Yo les sigo tendiendo la mano y les haré la propuesta de Gobierno coalición progresista mediante un acuerdo Podemos-PSOE con capacidad para dialogar con otras fuerzas políticas en Cataluña o País Vasco. Tenemos plena disponibilidad para liderar ese Gobierno y no pediremos cheques en blanco a nadie: que el PSOE gobierne con nosotros y asuma la responsabilidad”.

Iglesias desgrana nuevos impuestos a la banca y rebajas del IVA en productos básicos

Y, siguiendo en el terreno de las confidencias, añadió: “Quédense con este nombre, el del profesor Nacho Álvarez, que me acompaña en este acto. Si contamos con apoyos, le aguarda una ardua tarea de servicio en nuestro país. Y quédense también con el nombre del profesor Vicenç Navarro, con quien también contamos”. Álvarez es doctor en Economía y profesor en la Univeridad Autónoma de Madrid. Navarro es catedrático de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Pompeu Fabra. Vamos, que casi ha vendido ya la piel del oso incluso antes de cazarlo. Y, a partir de ahí, plasmó su análisis del pasado reciente y su estrategia de futuro con reiteradas alusiones a Ludolfo Paramio, su autor de cabecera.

Cataluña

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios