programa para el 20-d

Podemos plantea un "impuesto de solidaridad" a la banca y subir el IVA al lujo

La progresividad fiscal, la creación de nuevos impuestos (como a la banca o a las empresas contaminantes) y la reestructuración de la deuda, entre las medidas económicas que votarán

Foto: Pablo Iglesias, ayer en la Moncloa tras celebrar un encuentro con Mariano Rajoy. (EFE)
Pablo Iglesias, ayer en la Moncloa tras celebrar un encuentro con Mariano Rajoy. (EFE)

Podemos ya tiene un borrador de programa electoral. Las propuestas se someterán a votación hasta el próximo martes. E incluyen la creación de nuevos impuestos y una fiscalidad progresiva, según el documento al que ha tenido acceso El Confidencial. Estas son algunas de las propuestas planteadas por el partido para incluir en el programa para el 20-D.

Impuesto extraordinario a a la banca

Una de las propuestas es consiste en "instaurar un Impuesto de solidaridad a las entidades financieras privadas con carácter extraordinario, con el fin de recuperar progresivamente las cantidades que el sector ha recibido directamente en forma de ayudas públicas. Este impuesto será extraordinario, se aplicará sobre los beneficios y tendrá un carácter transitorio durante una legislatura".

Subida del IRPF

"Aumentar el número de tramos del impuesto a partir de 60.000€, elevando progresivamente el tipo marginal de cada tramo desde el 45% actual hasta alcanzar un tipo marginal del 55% para rentas superiores a 300.000€ anuales. Eliminar las deducciones que tienen un carácter más regresivo, porque de ellas se benefician pocos contribuyentes, situados sobre todo en los tramos altos de renta. En todo caso, los beneficios fiscales priorizarán la protección de las condiciones de vida individuales y familiares. Corregir la dualidad de la tarifa entre rentas del trabajo y ahorro y la falta de progresividad de esta última, hasta alcanzar una tarifa única".

Impuesto de sucesiones

"Armonizar con las comunidades autónomas las normas que regulan ambos tributos, que habrán de ser aplicados en todo el territorio del Estado, por motivos de equidad y de lucha contra el fraude. Se establecerá además una tributación mínima no bonificable. Disminuir el mínimo exento en el Impuesto del Patrimonio a un patrimonio neto de 400.000 euros, frente a los 700.000 euros aplicables de manera general, y revisar las deducciones y bonificaciones existentes. La primera vivienda seguirá estando exenta en el cálculo del impuesto hasta un valor de 300.000 euros. Favorecer, de forma coordinada con todas las comunidades autónomas, la derogación de las bonificaciones en el Impuesto sobre sucesiones y donaciones, que en la práctica han eliminado o reducido sustancialmente este impuesto para grupos con un alto nivel de renta".

SICAV

"Se revisarán las magnitudes del patrimonio preexistente de los herederos tenidas en cuenta para fijar la tarifa del impuesto para asegurar que situaciones de pobreza no puedan ser determinantes de renuncias indeseadas a la herencia. Regular el régimen fiscal propio de las SICAV para evitar que actúen como pantallas de elusión fiscal de las grandes fortunas. Para ello, se incrementará la tributación de dichos fondos. Dejarán de tributar al 1% y su tributación se equiparará al impuesto de Patrimonio, aplicándosele el tipo máximo contemplado por dicho impuesto.Se establecerá así mismo un periodo de permanencia máximo para las plusvalías acumuladas y un porcentaje de participación máximo para cada inversor. Además se atribuirá a la AEAT la facultad para comprobar el cumplimiento de estos requisitos arbitrándose un plan especial para regularizar las situaciones fraudulentas que actualmente se observan en el sector".

Un cliente lee una comunicación en la puerta de su banco. (EFE)
Un cliente lee una comunicación en la puerta de su banco. (EFE)

IVA

"Modificar la imposición indirecta, en particular el IVA, para contribuir a la mejora del bienestar social, buscando una estructura de tipos que mantengan en lo posible la recaudación pero mejorando su impacto redistributivo y limitando su regresividad. Aumentar los alimentos y bebidas no alcohólicas a los que se aplica el tipo superreducido del 4% (en todo caso, se excluirán aquellos para los que resulte desaconsejable por motivos de salud pública), y aplicar el tipo reducido del 10% a todos los suministros básicos (calefacción, gas, electricidad) a los que se les aplique el tipo general del 21% en este momento. Reducir el tipo aplicable a productos de gran interés social como son los productos culturales y escolares, volviendo a la situación previa antes de la reforma del Partido Popular. Aplicar un nuevo tipo incrementado para los artículos de lujo del 25%, para compensar en la medida de lo posible la caída de la recaudación como consecuencia de las bajadas anteriores".

Eliminación del secreto bancario

"Exigencia en los acuerdos internacionales de eliminación del secreto bancario privilegiado de los paraísos fiscales, para favorecer la desaparición de la extraterritorialidad y deslocalización del capital financiero".

Auditoría de la deuda

"Puesta en marcha de una auditoría de la deuda. Se auditará con particular cuidado aquella deuda contraída como consecuencia del rescate financiero de la UE, para arrojar luz sobre el proceso de crecimiento y recomposición interna de la deuda que ha experimentado nuestro país en el curso de los últimos años. La posibilidad de esta auditoría está contemplada en la propia legislación europea: el Reglamento Nº 472/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2013, plantea expresamente que “un Estado miembro sometido a un programa de ajuste macroeconómico efectuará una auditoría exhaustiva de sus finanzas públicas a fin, entre otras cosas, de evaluar las razones por las que se ha incurrido en niveles excesivos de endeudamiento y de detectar cualquier posible irregularidad.”

Reestructuración

"Reestructuración de la deuda pública vinculada a las ayudas públicas al sector financiero, el Memorando de Entendimiento y el rescate de la Unión Europea. En la devolución de los 60.000 millones de euros prestados por el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) a España en 2012 para rescatar al sistema financiero deben participar, una vez que se han recapitalizado y han recibido otras ayudas para garantizar su estabilidad, las propias instituciones financieras. Estas deben ser las que, en última instancia, salden dicho préstamo con la Unión Europea, préstamo adelantado hasta el momento por los contribuyentes españoles. La reestructuración de esta deuda debe centrarse no tanto en una reducción de los plazos de amortización o de los tipos de interés acordados, sino en una redefinición de los pagadores últimos de la factura. Tal y como se señala en el apartado de fiscalidad, las entidades financieras soportarán un “impuesto de solidaridad” transitorio parar canalizar la devolución de los fondos prestados". 

Central nuclear de Vandellós II, en valencia. (EFE)
Central nuclear de Vandellós II, en valencia. (EFE)

Energía

Las propuestas incluyen medidas para acabar con beneficios de las eléctricas. Una de ellas es la "modificación del marco regulatorio de modo que todas las fuentes de energía reciban una retribución razonable basada en los costes reales de producción. Esta retribución debe proporcionar ventajas comparativas a las fuentes de menor impacto ambiental. Además, el nuevo marco terminará con los “beneficios caídos del cielo” de las centrales nucleares e hidroeléctricas".

También plantea la "recuperación por parte del Estado de las centrales hidroeléctricas cuyas concesiones a empresas privadas caduquen, y posterior gestión a través de las Confederaciones Hidrográficas, el Ministerio de Medio Ambiente y el Operador del Sistema".

Repetición de las elecciones

El Consejo Ciudadano Estatal de Podemos plantea la creación en el Congreso de una comisión no permanente para analizar si el Gobierno ha cumplido sus promesas pasados dos años de mandato, en tanto que los programas "deben ser entendidos como contratos con la ciudadanía". "De producirse un incumplimiento sustancial y manifiesto del programa, se podrá poner en marcha un proceso revocatorio", señala la propuesta, que concreta además que la iniciativa debería tener el respaldo de 158 diputados y las firmas del 15 por ciento del censo electoral. A continuación, la formación morada propone celebrar un referéndum para que los ciudadanos decidan si deben convocarse nuevas elecciones, trámite que de seguir adelante contará con un plazo de 30 días.

Reducir el CGPJ

Podemos tiene una propuesta para el órgano que vela por la independencia del Poder Judicial. Según el partido, el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) debe reducir su cuerpo de 20 a 15 miembros que deberán ser elegidos directamente por los ciudadanos entre jueces, magistrados, secretarios judiciales y juristas de reconocido prestigio. Actualmente, este órgano está compuesto por 20 vocales y un presidente, que a su vez lo es del Tribunal Supremo. Con esta medida, que se enmarca en una batería de cambios en nombramientos públicos, pretende arrebatarle a los partidos políticos la capacidad de votar por los vocales del CGPJ.

Elecciones Generales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
19 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios