Es noticia
Menú
Las peleas internas hunden el espacio a la izquierda del PSOE en Andalucía
  1. España
  2. Andalucía
Elecciones del 19 de junio

Las peleas internas hunden el espacio a la izquierda del PSOE en Andalucía

La fractura entre Adelante Andalucía, de Teresa Rodríguez, y la confluencia Por Andalucía, que sigue inmersa en dudas y sin candidatura, debilita a la izquierda a menos de dos meses de las elecciones

Foto: La candidata de Adelante Andalucía a la Junta de Andalucía, Teresa Rodríguez. (EFE/Julio Muñoz)
La candidata de Adelante Andalucía a la Junta de Andalucía, Teresa Rodríguez. (EFE/Julio Muñoz)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

El hundimiento de la izquierda sería una de las claves de las próximas elecciones de Andalucía si se confirman los datos de la encuesta encargada por El Confidencial y realizada por IMOP-Insights. La candidatura unitaria Por Andalucía obtendría un 7,9% de votos y seis o siete diputados, mientras Adelante Andalucía se quedaría en un 3,1% y solo podría aspirar, en el mejor de los casos, a un representante en la provincia de Cádiz. La fragmentación en dos castigaría severamente a ese espacio. Se dejarían en el camino 10 escaños respecto a los últimos comicios, en 2018, cuando todos acudieron a las urnas bajo la marca Adelante Andalucía. El auge de Podemos de 2015 es ya una entelequia en Andalucía.

Pese a que los sondeos disparan las alarmas, no hay movimientos firmes hacia la candidatura de unidad y sigue la incertidumbre. Cocinando a fuego lento. Así se supone que sigue la izquierda andaluza para formar una alianza conjunta que aglutine a Podemos, Izquierda Unida, Más País, Equo y formaciones andalucistas como Iniciativa del Pueblo Andaluz. La marca se desveló días atrás, Por Andalucía, aunque los morados fueron quienes esta vez se desmarcaron de ese acuerdo sobre el nombre. La plataforma sigue en el aire. “En los próximos días, habrá noticias”, insisten desde las distintas formaciones. Más País reclama que haya un candidato independiente de la sociedad civil. Podemos sigue empujando a su diputado por Cádiz, Juan Antonio Delgado, que este viernes presenta a su equipo en un acto en Sevilla y que sigue desplegando una agenda propia de candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía.

Foto: El diputado Juan Antonio Delgado, en el Congreso. (EFE/Fernando Alvarado)

Con la incógnita de Macarena Olona despejada por Vox, la única papeleta sin cartel electoral es esa confluencia a la izquierda del PSOE. Olona aterrizó este jueves como candidata, una vez confirmada por la Comisión Ejecutiva Nacional de Vox, con una frase épica: “Andalucía, soy tuya. Me entrego a ti con el corazón lleno de amor a España”. Tanto el PP como el PSOE advierten de que su perfil puede sacar a una parte de la izquierda de la abstención. Sin embargo, para eso, las siglas que siguen pensándose cómo concurrir a las elecciones y con qué candidatos deberían ponerse las pilas y armar de una vez su propuesta.

La encuesta, realizada por IMOP-Insights para El Confidencial los días 25 y 26 de abril, registra un importante hundimiento de la izquierda. En los últimos comicios, de diciembre de 2018, la marca Adelante Andalucía, liderada por Teresa Rodríguez y que reunía a Podemos, Izquierda Unida y otras marcas andalucistas, obtuvo un total de 17 escaños. Según este sondeo, la división y la confusión en este espacio les llevarían a perder 10 diputados. El sondeo, además, señala que Por Andalucía obtendría seis representantes. Adelante Andalucía, liderado por Rodríguez, podría arañar, por los pelos, un solo escaño.

Foto: El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno. (EFE/Julio Muñoz) Opinión

Aquel resultado de Adelante Andalucía en las últimas andaluzas ya se consideró un fracaso. Los 17 diputados estaban por debajo de lo que Podemos (15) e Izquierda Unida (5) obtuvieron por separado en los comicios de 2015. Hubo críticas de que la unidad de la izquierda no había funcionado. Ahora no se perderían tres diputados, sino 10, según este barómetro.

El hundimiento sería importante y además no serían escaños, atendiendo a los datos del sondeo, que fueran a parar al PSOE, que se quedaría en 35 diputados, dos más que su última marca. Todo apunta a que hay un importante porcentaje de abstención en las filas de la izquierda andaluza, que lleva ya casi dos años inmersa en una cruenta guerra civil. No será desde luego una sorpresa. Hay avisos categóricos, incluso entre los dirigentes, de que deben sellar la confluencia para sobrevivir. Fue el coordinador general de IU en Andalucía, Toni Valero, quien hace meses, en diciembre, dio la alerta: “O vencemos todos, o desaparecemos todos”.

Foto: Martina Velarde, Lilith Verstrynge, Ione Belarra e Irene Montero. (EFE/Jorge Zapata)

La dirección de Podemos difundió también un sondeo encargado por este partido que calculaba que las fuerzas de este espacio se dejarían entre cinco y siete escaños por el camino si se presentan por separado. La barrera electoral del 5% en cada una de las ocho circunscripciones provinciales, junto a la ley d'Hondt por la que se reparten los escaños, "no solo nos restaría peso, sino que favorecería a la derecha si es la fuerza más votada", advertían desde la dirección del partido en Andalucía.

Ninguna de las evidencias ha servido para que la confluencia de la izquierda, en un proyecto inspirado en la suma que la vicepresidenta Yolanda Díaz quiere para acudir a las elecciones generales, tenga futuro. Rodríguez ya se desmarcó, continuará con la marca Adelante Andalucía y fue elegida candidata. Con la diputada por Cádiz, los puentes quedaron rotos cuando fue expulsada, junto a otros 11 diputados afines, del grupo parlamentario y se convirtieron en no adscritos. Los seis parlamentarios de IU se quedaron el grupo y le cambiaron el nombre a Unidas Podemos por Andalucía.

Esto conllevaría que en un futuro debate electoral, Teresa Rodríguez, en su condición de no adscrita y por no tener grupo parlamentario, no tendría sitio. La campaña de la exdirigente de Podemos va a ser muy complicada. La pelea con Adelante Andalucía será dura. Ya lo ha sido en los meses previos a la campaña, con un divorcio difícil, lleno de puñaladas y zancadillas entre los excónyuges. Quienes quedan en Podemos aseguran que Adelante Andalucía ya no es más que ella y su pareja, el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’. Sin embargo, cada paso que da levanta suspicacias y críticas. El enfrentamiento y la comparación constante con Pablo Iglesias e Irene Montero no ayudan. El último rifirrafe ha venido por un reportaje publicado en ‘El Mundo’, donde la pareja de Adelante Andalucía posa en la playa de La Caleta de Cádiz.

Teresa Rodríguez, de Adelante Andalucía, ya ha definido en gran parte cómo será su campaña y busca el cuerpo a cuerpo con la candidata de Vox, Macarena Olona. También el alcalde de Cádiz ha criticado con dureza que Santiago Abascal haya elegido Cádiz para celebrar el 1 de mayo, Día de los Trabajadores, con el sindicato de su partido, Solidaridad. Han convocado una manifestación.

El hundimiento de la izquierda sería una de las claves de las próximas elecciones de Andalucía si se confirman los datos de la encuesta encargada por El Confidencial y realizada por IMOP-Insights. La candidatura unitaria Por Andalucía obtendría un 7,9% de votos y seis o siete diputados, mientras Adelante Andalucía se quedaría en un 3,1% y solo podría aspirar, en el mejor de los casos, a un representante en la provincia de Cádiz. La fragmentación en dos castigaría severamente a ese espacio. Se dejarían en el camino 10 escaños respecto a los últimos comicios, en 2018, cuando todos acudieron a las urnas bajo la marca Adelante Andalucía. El auge de Podemos de 2015 es ya una entelequia en Andalucía.

Adelante Andalucía Cádiz Teresa Rodríguez Más País Izquierda Unida Yolanda Díaz
El redactor recomienda