Moreno y Feijóo silencian sus diferencias y alertan contra el privilegio a Cataluña
  1. España
  2. Andalucía
REFORMA FINANCIACIÓN

Moreno y Feijóo silencian sus diferencias y alertan contra el privilegio a Cataluña

Los presidentes de Andalucía y Galicia reclaman la gestión directa de la mitad de los fondos UE y acusan al Gobierno de Pedro Sánchez de no permitir la cogobernanza de las CCAA

Foto: Juanma Moreno, junto a Núñez Feijóo. (EFE)
Juanma Moreno, junto a Núñez Feijóo. (EFE)

Los presidentes de Andalucía y Galicia, Juan Manuel Moreno y Alberto Núñez Feijóo, silenciaron sus diferencias en materia de financiación autonómica con una reunión en San Telmo, sede del Gobierno andaluz, y una declaración institucional de 14 puntos en la que, en penúltimo lugar, en el punto décimo tercero, piden una revisión “sin demora” del sistema de financiación autonómica “en los órganos multilaterales correspondientes”, rechazando que “sea objeto de negociación bilateral entre el Gobierno central y alguna comunidad”. La alerta contra el trato de favor del presidente Pedro Sánchez a Cataluña, sin mencionar de forma concreta a la Generalitat catalana, sobrevoló todo el encuentro como hilo conductor de la reunión.

Es una de las pocas cosas que ambos ‘barones’ del PP tienen en común en esta materia. Los intereses de Andalucía, la comunidad más poblada y más joven de España, y Galicia, que sufre el problema de la despoblación y el envejecimiento demográfico, son opuestos a la hora de decidir el reparto de los recursos del Estado entre las autonomías. Andalucía está infrafinanciada en el actual modelo. Galicia, en la media.

Foto: Alberto Núñez Feijóo y Javier Lambán, en un encuentro sobre demografía celebrado en 2018. (EFE)

Ambos presidentes lideran los frentes autonómicos que abanderan posturas contrarias a la hora de abordar la reforma de un sistema caduco desde 2014. Moreno ya se reunió en Sevilla con el presidente de la Comunidad Valenciana, el socialista Ximo Puig, y con el de Murcia, el popular Fernando López Miras, con intereses comunes a Andalucía y una pérdida de recursos similar en el actual modelo. Feijóo, que ya se ha reunido con el presidente de Aragón, el socialista Javier Lambán, liderará un cumbre autonómica el 23 de noviembre con otros siete comunidades, Asturias, Aragón, Castilla y León, Castilla-La Mancha, La Rioja, Cantabria y Extremadura, cinco son del PSOE, dos del PP y una regionalista. Es la prueba fehaciente de que en la batalla por la financiación no hay siglas ni colores sino intereses económicos. “¿Que por qué no he invitado al presidente andaluz a esta cumbre? Pues porque he venido yo a verlo aquí”, zanjó Feijóo.

El presidente gallego dejó claro que no se habían reunido los presidentes del PP de Andalucía y Galicia sino los de andaluces y gallegos y que independientemente de qué voten deben velar por sus intereses. Con esa máxima evitaron entrar en qué posición adoptará el PP ante la reforma de una ley orgánica que debe aprobarse en el Congreso y que necesita al principal partido de la oposición, donde como ocurre en el PSOE, bullen intereses contradictorios según los territorios. Ambos presidentes pusieron el foco en lo poco que coinciden. En que la reforma del modelo es urgente, debe hacerse garantizando la equidad de los servicios públicos y la igualdad entre los españoles independientemente de donde vivan, debe afinar mejor la evaluación del coste sanitario porque las necesidades han cambiado y tiene que contar con más recursos para corregir los déficits del actual sistema. A partir de ahí, no profundizaron más porque las diferencias son notables al abordar la letra pequeña y definir los criterios con los que repartir los recursos del Estado.

El ala moderada del PP

Moreno y Feijóo destacaron la sintonía y el “gran respeto y cariño” que se profesan, en lo humano y personal pero también en lo política, porque ambos barones, que encarnan el alma moderada del PP de Pablo Casado, admitieron que coinciden “en gran medida en la visión política” sobre los problemas que tiene España. Junto a la demanda de que se abra de una vez la reforma de la financiación pusieron el foco en la gestión de los fondos europeos y el reparto de los ‘Next Generation'”, reclamando al Gobierno cogobernanza. “Es absolutamente incomprensible que el Gobierno diga tiene que gastárselo en esto y como yo les digo”, lamentó Moreno, que tiene un pulso abierto con la vicepresidenta económica Nadia Calviño, que ha reclamado a Andalucía que elija de forma urgente solo tres proyectos prioritarios para recibir fondos UE.

En el punto sexto de la declaración conjunta ambas comunidades “solicitan expresamente que el Gobierno central practique una verdadera cogobernanza en el reparto de fondos europeos”, exigiendo “criterios estables y objetivos” al seleccionar los proyectos y que se acelere y facilite la gestión de los fondos.

Moreno y Feijóo destacaron la sintonía y el “gran respeto y cariño” que se profesan, en lo humano y personal pero también en lo política

Moreno garantizó que Andalucía actuará como “dique para que no haya privilegios” mientras que Feijóo aseguró que quien vaya a un hospital en Granada o Ourense debe tener garantizado el mismo servicio. “Coincidimos en cosas fundamentales”, defendió Moreno, “el modelo es obsoleto” y de los cuatro pilares del Estado del Bienestar, salvo las pensiones, los otros tres (sanidad, educación y servicios públicos) recaen en las comunidades. Feijóo insistió en que no puede permitirse un modelo como el actual “pactado por (José Luis Rodríguez) Zapatero con el tripartito catalán”.

El presidente gallego apoyó la reivindicación andaluza de que haya un fondo de compensación, que de forma inmediata y hasta que se reforme el modelo, compense a las comunidades peor financiadas. “Me parece razonable”, dijo, dejando claro que Galicia está “justo en la media” y que son las que están por encima las que deben responder.

Foto: Pedro Sánchez a su llegada al congreso federal de los socialistas. (EFE)

El presidente andaluz negó que le moleste que su homólogo gallego vaya a liderar una cumbre autonómica desde Galicia sin contar con Andalucía. “Todas estas reuniones se producen por una ausencia de liderazgo por parte del Gobierno, que abdica de sus responsabilidades y no reúne al Consejo de Política Fiscal y Finaciera. No nos queda otro remedio que asumir ese liderazgo para llamar la atención del Gobierno. Aquí hay una actitud de dejadez absoluta y cuando uno llama a las puertas del Ministerio de Hacienda no te la abren”, añadió Moreno.

La declaración institucional firmada en San Telmo por los presidentes de la Junta y la Xunta intensifican sus alianzas en materia económica, apuestan por el mar o el turismo como ejes económicos claves, por la economía azul y la verde, implica más a Andalucía en el Camino de Santiago y comparten estrategias en la lucha contra los incendios.

Alberto Núñez Feijóo Financiación autonómica Pedro Sánchez Pablo Casado Ministerio de Hacienda
El redactor recomienda