Andalucía y Castilla y León afianzan sus coaliciones en mitad del tsunami político
  1. España
  2. Andalucía
RESISTEN LOS PACTOS

Andalucía y Castilla y León afianzan sus coaliciones en mitad del tsunami político

PP y Cs se aíslan de lo ocurrido en Murcia y Madrid y garantizan que sus alianzas de gobierno seguirán estables y sin sorpresas en sus comunidades autónomas

Foto: El presidente andaluz, Juanma Moreno, del PP, y el vicepresidente, Juan Marín (Cs). (EFE)
El presidente andaluz, Juanma Moreno, del PP, y el vicepresidente, Juan Marín (Cs). (EFE)

Andalucía es un “oasis de estabilidad”, según su presidente, Juan Manuel Moreno (PP), y su vicepresidente, Juan Marín (Cs). Pese a que Vox aprieta y puede retirar definitivamente su apoyo a la coalición, seguirán adelante sin adelantar elecciones y tratarán de llegar hasta el final de la legislatura, en 2022. “Tranquilidad”, “serenidad” y “confianza”, trasladaron tras los movimientos precipitados en el tablero político por la ruptura del Gobierno en Murcia y el adelanto electoral en Madrid.

El mismo clima se respira en Castilla y León, donde Alfonso Fernández Mañueco defendió que no tocan elecciones y que su “única preocupación” en plena pandemia y ante una grave crisis económica son “las personas”. En esta comunidad, el PP también dijo tener “plena confianza” en Cs y garantizó que no habrá adelanto, pese a que el PSOE sí que ha registrado una moción sin visos de prosperar.

Moreno: ''El Gobierno de Andalucía goza de una espléndida y robusta salud''

Moreno y Mañueco son dos barones del PP que gobiernan cómodos con Cs y piensan seguir estirando sus pactos con la formación naranja. Ambos, además, en los últimos días han mostrado sus discrepancias con la dirección nacional del PP de Pablo Casado. En Andalucía, fuentes próximas al presidente aseguraron que “estas cosas pasan cuando no se está en lo que toca, que es el gobierno”, y deslizaron un reproche duro a la ejecutiva nacional y sus maniobras políticas, convencidos de que Génova y el “enfrentamiento personal” entre Casado e Inés Arrimadas laten tras lo ocurrido en Murcia y en Madrid. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, al que los territorios en crisis con la dirección nacional culpan de haber empujado para abrir la crisis y hacerse con más poder en algunas provincias, es de Murcia. Un dato que tampoco se obvió en los comentarios de pasillo de dirigentes del PP andaluz. “No estamos en lo que hay que estar”, repetían.

En Andalucía, el PSOE de Susana Díaz ha descartado una moción de censura aduciendo que lo urgente ahora es atender la pandemia y la crisis económica. Lo cierto es que las cuentas a la izquierda no le salen. En el actual reparto de escaños (109), el PSOE (33) necesitaría a toda la izquierda unida, rota entre Unidas Podemos (seis) y los afines de Teresa Rodríguez (11). Ya es difícil ese pacto, aunque para desalojar a la derecha y arrinconar a Vox podría producirse. Sin embargo, aun así sería insuficiente. Cinco diputados de los 21 de Cs deberían romper la disciplina de voto para llegar a la mayoría (55) de la izquierda.

Foto: El presidente andaluz, Juanma Moreno, del PP, y el vicepresidente, Juan Marín (izq), de Ciudadanos, han comparecido juntos esta tarde en el patio del Parlamento de Andalucía. (EFE)

Es cierto que Cs en Andalucía está fracturado y hay una corriente del grupo parlamentario opuesta a Marín, pero todas las partes insisten en que en estos momentos no hay riesgo de ruptura. Los que responden a Arrimadas tampoco están en desestabilizar el Gobierno, todo lo contrario, creen que en Andalucía, donde el PSOE ha gobernado sin alternancia durante 37 años, hay que completar la hoja de ruta del 'Gobierno del cambio'. El vicepresidente andaluz reunió al grupo parlamentario este miércoles y no hubo voces discrepantes ni ninguna duda de que habrá unidad para mantener la coalición con el PP en la Junta. Al menos, de momento.

En Castilla y León, el PSOE sí ha registrado una moción para tumbar el Gobierno, aunque será infructuosa. Cs ya le ha dicho al PSOE que “abandone toda esperanza” y que “no sería comprensible” un adelanto electoral como el anunciado en Madrid. En una rueda de prensa de los portavoces parlamentarios de PP y Cs, estos dos partidos garantizaron la continuidad del Gobierno y consideraron que es lo “serio, responsable, coherente y consecuente” conforme al pacto que suscribieron en su día. El PP está, insisten, “absolutamente tranquilo”.

Foto: El presidente del PP, Pablo Casado, y la presidenta de Cs, Inés Arrimadas. (EFE)

Inquietud económica

En Andalucía, la escenificación de unidad iba a producirse con una comparecencia conjunta del consejero de Presidencia, Elías Bendodo (PP), y el vicepresidente, Juan Marín (Cs). El terremoto de Murcia no tenía tanto alcance, pero el desenlace precipitado por Díaz Ayuso en Madrid obligó a comparecer a los primeros espadas para acabar con el ruido. Desde el Gobierno andaluz, aseguraron que a lo largo del día habían recibido llamadas de ámbitos empresariales y económicos preocupados por la estabilidad del Gobierno en Andalucía. Eso, explicaron, empujó al presidente Moreno a comparecer en un breve acto con Marín organizado en el Parlamento andaluz, que celebra pleno esta semana.

Ignacio Aguado: ''Esta es la mayor temeridad que ha hecho Ayuso en los últimos meses''

Moreno dejó claro que Andalucía “está en la peor crisis de su historia” motivada por la pandemia y descartó rotundamente cualquier posibilidad de adelanto electoral. “Los ciudadanos piden estabilidad y afortunadamente la coalición de PP y Cs goza de una robusta salud”, agregó.

Marín restó importancia al aviso de Vox, que ha pedido el adelanto electoral en todas las comunidades donde hay pacto PP-Cs, advirtiendo del peligro de que Inés Arrimadas ponga esos gobiernos en manos de la izquierda. En Andalucía, PP y Cs seguirán gobernando en minoría y sin el apoyo de Vox en el Parlamento, señalaron los responsables de la Junta. “Vox se tiene que preocupar de Vox”, señaló Marín, asegurando que la coalición está en minoría desde el principio de la legislatura y seguirán igual “negociando cada ley, cada decreto”.

Foto: Macarena Olona, durante el acto del 28 de febrero. (EFE)

En Andalucía, las encuestas señalan que PP y PSOE estarían prácticamente en empate técnico si hoy se abrieran las urnas y que las derechas seguirían sumando, con lo que podrían reeditar el Gobierno. Sin embargo, hay una diferencia clave, Cs aparece en los sondeos en caída libre y Vox en ascenso. El PP tendría que pactar con Vox, que ya ha dicho que entraría en el Gobierno andaluz. Cs, por su parte, insiste en que no suscribiría acuerdos con la extrema derecha, y se aparta de ese posible pacto. Es evidente que el actual presidente andaluz, que se considera un hombre de centro moderado, prefiere un pacto con Cs, que además ha sido un socio fiel y manejable que no le ha puesto en apuros, que con Vox, con quien Moreno no se siente cómodo. Abrir ahora mismo las urnas sería, posiblemente, quedar en manos del partido de Santiago Abascal, y el PP no le ve ninguna ventaja a esa coalición. De hecho, fuentes del Gobierno andaluz insisten en que trabajan para “reeditar el actual Gobierno”, con Cs, a partir de las elecciones de 2022, digan lo que digan las encuestas.

Castilla y León Parlamento de Andalucía Pablo Casado Juan Marín Ciudadanos Inés Arrimadas
El redactor recomienda