Miles de profesionales aislados y pruebas pendientes tras el fallo de las mascarillas
  1. España
  2. Andalucía
'MACROCOMPRA' FALLIDA DEL MINISTERIO

Miles de profesionales aislados y pruebas pendientes tras el fallo de las mascarillas

La tasa de infectados en la plantilla sigue al alza en Andalucía, llega al 21%, 2.556 sanitarios contagiados, y en España alcanza el 15,8%. La indignación crece con los lotes defectuosos

Foto: Miles de profesionales aislados y pruebas pendientes tras el fallo de las mascarillas
Miles de profesionales aislados y pruebas pendientes tras el fallo de las mascarillas

Tras unos días de baja, sin acudir a su puesto de trabajo, este miércoles a las cinco estaba citada para la prueba de covid-19. Es una de las 500 profesionales sanitarias andaluzas que se han dirigido a su hospital para comunicar que estuvo en contacto con un positivo de coronavirus protegida, supuestamente, con una mascarilla de la marca Garry Galaxy. Es el lote defectuoso que compró el Ministerio de Sanidad.

Este periódico ha conocido también la alerta de otro lote defectuoso. Son mascarillas FFP2 de la marca Demarcare y podrían incumplir las medidas de seguridad. Tanto el Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) como el Sindicato de Enfermería (Satse) han alertado a sus profesionales para que no se usen y se retiren “hasta que se asegure su eficacia”. Esas mascarillas habían sustituido a las Garry Galaxy. Han sido retiradas a la espera de tener seguridad, lo que ha terminado de indignar al personal sanitario

En el caso del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, el mayor centro sanitario de Andalucía, las instrucciones han sido claras. Prueba de PCR inmediata para todos los que las usaron antes del 13 de abril. Si se usaron después de esa fecha, aislamiento domiciliario y prueba a partir del séptimo día, para evitar falsos positivos.

Foto: El Gobierno adelantó 23,8M a un bróker por un lote con dos millones de mascarillas 'fake'

En total, hay más de un millar de profesionales aislados o pendientes de pruebas en todo el país tras usar estas mascarillas. Las cifras, según los sindicatos, seguirán subiendo de forma importante. Es difícil un cálculo exacto. Murcia comunicó que había aislado a 1.100 profesionales. En Baleares, se usaron unas 2.800 unidades. La Comunidad Valenciana también se unió al aislamiento preventivo de sus profesionales.

Para personal en riesgo

Los resultados de las pruebas en Andalucía estaban comunicándose a estos profesionales expuestos por las Garry Galaxy de manera inmediata, al día siguiente. Ya hay “colapso” en los laboratorios y se comunican los resultados “en un plazo de dos a cuatro días”. La suerte relativa de muchos de los profesionales que usaron estas mascarillas defectuosas es que eran ‘de las buenas’, de las que protegen al máximo, y esos modelos siguen siendo escasos. Así que la mayoría las usó con una mascarilla quirúrgica por encima, que es la que tiraban, para alargar el número de usos de las de alta protección. Esta incidencia con las mascarillas ha coincidido con el inicio de las pruebas a 100.000 trabajadores de la plantilla sanitaria andaluza, casi la totalidad. Se está priorizando, explican desde Salud, a quienes estuvieron en riesgo.

En Andalucía, hay 2.556 sanitarios y 819 empleados de residencias contagiados. Un 28,3% del total con covid. La media nacional es del 15,8%

El dato de contagio en las plantillas andaluzas dobla la media nacional, que ya está entre las más altas de la pandemia. Según los últimos datos oficiales, en Andalucía hay 3.375 profesionales de la sanidad y residencias de mayores contagiados. Son 2.556 sanitarios y 819 trabajadores sociosanitarios. Un 28,3% del total de andaluces infectados de covid (11.921). El dato de los sanitarios es el 21%. La media nacional está en el 15,8% (209.706 casos positivos, según el ministerio). A la falta de medios y equipos de prevención se unen ahora los problemas generados con los lotes defectuosos. El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ya ha dado orden de que se provea de forma inmediata de material de protección a los equipos sanitarios.

Indignación y frustración

La compra de estas mascarillas por parte del Ministerio de Sanidad, un lote de 2,1 millones, se realizó a un bróker de suministros sanitarios de China llamado Hangzhou Ruining Trading Co Ltd. Y el material fue fabricado por la compañía china Garry Galaxy. Se trata de un modelo de protección de nivel FFP2, uno de los más altos, especialmente indicado para personal médico. El lote defectuoso alcanza las 400.000 mascarillas, aunque la cifra no está cerrada.

Sanidad tardó cinco días en certificar que un lote de mascarillas era defectuoso

Las peores consecuencias de esta compra fallida, por la que el ministerio además adelantó 23,8 millones a un bróker, según avanzó este periódico, son para el personal sanitario. “La indignación y frustración de los profesionales es enorme, se sienten absolutamente abandonados a su suerte por la incapacidad de los dirigentes de dotarlos de medios adecuados”, señalan desde el Sindicato de Enfermería.

68.400 en Andalucía

Según la información de la Consejería de Salud, a la comunidad andaluza se enviaron 68.400 mascarillas de la marca con fallos de seguridad. Salud supo el miércoles pasado por la noche, mediante una notificación del Gobierno central, que esa marca debía ser retirada por problemas graves de falta de seguridad.

Foto: La intervención del precio de las mascarillas aboca a las farmacias a vender a pérdidas

El jueves y viernes, según el titular de Salud, Jesús Aguirre, la Junta de Andalucía comenzó a localizar las mascarillas defectuosas y a retirarlas. No es una tarea fácil, admiten en este departamento. Se localizaron los lotes defectuosos, un total de 40.020, y se lograron retirar 29.590. Según estas cuentas, se habrían usado 10.430 mascarillas. El número de profesionales que las han usado es difícil de calcular. Sí que se pidió que se pusieran en contacto con sus cargos intermedios y con los servicios de medicina preventiva y salud laboral para que hubiera registro. Hasta el miércoles, más de 500 sanitarios lo habían hecho. Incluso si solo tenían dudas de haberlas usado.

El gran problema, según la Consejería andaluza de Salud, es que pasaron 10 días desde que el Ministerio de Sanidad entregó el material y avisó de que era defectuoso. Son demasiados días, explican, y el riesgo de contagio ha sido alto.

Reclamaciones judiciales

El Sindicato de Enfermería Satse fue uno de los primeros en movilizarse para pedir pruebas a todo el personal que hubiera trabajado con estas mascarillas. Su responsable en Sevilla, Reyes Zabala, reclama “diligencia”. “Vamos a estar vigilantes para que a todos los profesionales sanitarios que hayan usado las mascarillas sanitarias retiradas se les haga el test diagnóstico y, en caso contrario, el sindicato se reserva su derecho a emprender cualquier tipo de acción judicial”, apuntan. Se distribuyó además un documento individualizado para que cada trabajador pudiera dejar constancia por escrito y a través de registro de que quería que se le realizase la prueba.

Foto: Andalucía avisa a los sanitarios de que no difundan las carencias de material médico

Aunque Salud no ofrece cifras del número de profesionales que se han podido contagiar, ya hay algunos casos localizados. Satse tiene constancia de que hay cuatro profesionales que se han infectado usándolas, concretamente cuatro casos en el Hospital Puerta del Mar, en Cádiz, donde hay otros 12 sospechosos de positivo. “La provincia de Cádiz parece que es la más afectada”, señalan desde este sindicato, ya que se emplearon mascarillas defectuosas durante dos semanas en las unidades de cuidados críticos y Urgencias.

El Sindicato Médico de Andalucía también alerta de “este nuevo fracaso en la protección” y ha solicitado información sobre las mascarillas defectuosas repartidas y los profesionales afectados. Reclaman que “se depuren responsabilidades”. Desde el Sindicato Médico, alertan además de que la Consejería de Salud “no deja de hacer anuncios de la llegada constante de material de protección” pero, como ilustran con una foto de las últimas gafas enviadas para los quirófanos del Virgen del Rocío, son de uso industrial y no médico.

Coronavirus Ministerio de Sanidad Sanidad pública
El redactor recomienda