Su uso es "complementario"

Estas son las mascarillas que recomienda Sanidad y así puedes fabricar la tuya

El Gobierno ha activado "toda la producción nacional posible" con el fin de facilitar el suministro y ha publicado una norma UNE para que los propios ciudadanos puedan fabricar sus mascarillas higiénicas

Foto: Un hombre porta una mascarilla frente a un mural. (Reuters)
Un hombre porta una mascarilla frente a un mural. (Reuters)

España afronta una prueba de fuego en la lucha contra el coronavirus con la vuelta de las actividades esenciales desde este lunes. Para evitar un repunte de la transmisión entre quienes se vean obligados a acudir a sus puestos de trabajo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha recomendado la utilización "complementaria" de un tipo concreto de mascarillas, en línea con las orientaciones del Centro Europeo para la Prevención y el Control de la Enfermedad (ECDC, por sus siglas en inglés).

De acuerdo con las recomendaciones adoptadas el pasado miércoles por la agencia continental, "el uso de mascarillas debe considerarse sólo una medida complementaria y no un reemplazo" de las medidas preventivas seguidas hasta la fecha que este viernes se ha encargado de subrayar el Gobierno: mantener el distanciamiento social, evitar el uso de transportes donde sea imposible mantener más de un metro de distancia y extremar la higiene en los espacios públicos y privados.

No sirve cualquier tipo de mascarillas. Illa ha recordado que tanto las quirúrgicas como las más protectoras, de tipo FPP2 y FPP3, "deben ser utilizadas por los profesionales sanitarios" o aquellos colectivos que tienen "protocolizado" hacerlo. Para el resto de la población, unas alternativas válidas son las "mascarillas higiénicas o de barrera", instrumentos reutilizables y fabricados en distintos tipos de tejido que el ECDC considera "recomendables", especialmente cuando hay "problemas de abastecimiento".

Teniendo en cuenta que es una quimera adquirir estos productos en farmacias desde hace varias semanas, el Gobierno ha activado "toda la producción nacional posible" para facilitar su adquisición y ha publicado este miércoles una norma UNE —estándares técnicos comunes— para regular su fabricación en casa. Este documento se suma a otras dos especificaciones que establecen los requisitos de las mascarillas higiénicas desechables para adultos y niños.

Cómo fabricar una mascarilla en casa

La UNE explica que las mascarillas higiénicas "sirven de barrera en ambos sentidos para la reducción del riesgo de contagios", pero subraya que "no deben considerarse un producto sanitario ni un equipo de protección individual", sino que servirán en todo momento para complementar "los gestos de barrera y las reglas sociales relacionadas con el distanciamiento entre personas". Los primeros requisitos para su elaboración son:

  • Cubrir la nariz, la boca y la barbilla.
  • Estar confeccionadas con un material reutilizable filtrante.
  • Permitir la respiración.
  • Utilizar materiales que en contacto con la piel no presenten riesgos de irritación o efectos adversos para la salud.
  • Garantizar un ajuste adecuado con la cara.
  • Aguantar, al menos, cinco ciclos de lavados y mantener todas las prestaciones.

En la página web del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo se podrá consultar una lista actualizada de los materiales (o combinaciones de materiales) de los que se tiene constancia que reúnen estas condiciones. Hasta su publicación, puede tomarse como referencia la clasificación de la Asociación Francesa de Normalización (AFNOR), que recomienda materiales capaces de "soportar la manipulación y el desgaste", como algodón, viscosa o popelina. "La mascarilla higiénica puede estar formada por una o varias capas", especifica el documento, pero en ningún caso deben ser varias telas tejidas o tejido de punto.

El documento también especifica las dimensiones adecuadas. Tal y como se detalla en el diagrama bajo estas líneas, una mascarilla de adulto debe medir aproximadamente 18 centímetros de ancho y 18 de alto, con cinco centímetros en los bordes superior e inferior; y pliegues alternos de 1 y 2 centímetros en la parte central. Si se confecciona la talla pequeña para niños, la proporción es de 13 por 13, con 3 centímetros arriba y abajo, dos pliegues de 2,5 y uno central de 2, mientras que si se opta por la talla mediana el tamaño sería de 15x15 (pliegues de 3,5 cm/3 cm/2 cm) y en el caso de la grande ascendería a 17x17 (4,5 cm/3 cm/2 cm).

Tamaño de una mascarilla (i) y una brida (d) para adultos.
Tamaño de una mascarilla (i) y una brida (d) para adultos.

Una vez detalladas estas consideraciones, se facilitan los pasos para fabricar la mascarilla:

  1. Cortar las capas de las que consta el cuerpo de la mascarilla según la talla a confeccionar.
  2. Hacer un dobladillo de 1,5 cm introduciendo en su interior la tira elástica, si existe, y hacer un pespunte a 1 cm, dejando 0,5 cm libres.
  3. Realizar un dobladillo a 1 cm del borde inferior y un pespunte a 0,5 cm.
  4. Sujetar los dos pliegues centrales (para talla de niños) o los tres (para talla de adultos) con un pespunte realizado a 2 cm del borde.
  5. Sujetar el arnés de cabeza a los laterales del cuerpo. Coser vivos los dos laterales a "bocadillo", doblando por la mitad y pespunteando, sin redoblar y dejando los bordes sueltos.

Ciencia

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios