El Gobierno adelantó 23,8M a un bróker por un lote con dos millones de mascarillas 'fake'
  1. España
decenas de sanitarios se han contagiado

El Gobierno adelantó 23,8M a un bróker por un lote con dos millones de mascarillas 'fake'

Los colegios de médicos han anunciado que se personarán como acusación popular en los casos que se deriven de la utilización de estas mascarillas y han calificado el episodio de "intolerable"

Foto: El Gobierno adelantó 23,8M a un bróker por un lote con dos millones de mascarillas 'fake'
El Gobierno adelantó 23,8M a un bróker por un lote con dos millones de mascarillas 'fake'

El Gobierno pagó por adelantado 23,8 millones de euros a un intermediario chino por las mascarillas 'fake' que han tenido que ser retiradas de los hospitales por no cumplir con los estándares mínimos de seguridad. Decenas de sanitarios de toda España se encuentran aislados por exponerse al coronavirus usando estas protecciones. Según revela el contrato de adquisición, que fue publicado este martes, la Dirección General de Cartera Común y Farmacia del Ministerio de Sanidad compró 2,1 millones de mascarillas defectuosas. Ni el coste ni el número de unidades habían trascendido hasta ahora.

El material que presenta problemas fue fabricado por la compañía china Garry Galaxy, pero el Ejecutivo no lo compró directamente a esa empresa, sino a un bróker de suministros sanitarios del mismo país llamado Hangzhou Ruining Trading Co Ltd. Se trata de un modelo de protección de nivel FFP2, uno de los más altos, especialmente indicado para personal médico. Además de las mascarillas FFP2 Garry Galaxy, Sanidad también recurrió al mismo intermediario para conseguir otros seis millones de unidades FFP2 de la marca Shangay Dasheng Health Products Manufacture Co Ltd y 700.000 de idéntica protección al fabricante Henan Yadu Industrial.

El contrato se firmó el 20 de marzo. Ese mismo día, casualmente, Hangzhou Ruining Trading Co Ltd. logró la licencia necesaria para poder exportar material médico. Hasta ese momento se dedicaba a la venta de otros productos. El importe de los tres lotes ascendió a un total de 23.886.677 euros, a los que después se sumaron "tasas, aranceles y 10% en otros gastos" que elevaron el coste definitivo a 31.291.547 euros. Sanidad tuvo que saltarse el procedimiento habitual de licitación pública para cerrar la adquisición. El pliego especifica que Hangzhou Ruining Trading Co Ltd exigió el pago por adelantado del 100% de los 23,8 millones de euros del material y el departamento de Salvador Illa transfirió los fondos.

Pinche en la imagen para ver el contrato con Garry Galaxy.
Pinche en la imagen para ver el contrato con Garry Galaxy.

El cargamento llegó a España y fue rápidamente distribuido por hospitales y centros sanitarios de toda la geografía nacional. Sin embargo, el pasado 15 de abril, casi un mes después de la adquisición y después de que varias autonomías advirtieran de que las mascarillas Garry Galaxy no cumplían con la normativa de seguridad, el Instituto de Seguridad e Higiene en el Trabajo certificó que una parte no especificada de esos 2,1 millones de ejemplares suponía un serio riesgo para el personal médico. En concreto, se descubrió que las mascarillas con envase de color verde solo tenían una capacidad de frenar la filtración del 70%, muy lejos del 92% mínimo para ese nivel.

El Ejecutivo informó de la incidencia a todas las comunidades y procedió a la retirada del lote. Se desconoce la cifra exacta de médicos, enfermeros, celadores y otros profesionales de la sanidad que llegaron a usar las mascarillas, pero representantes del sector han anunciado en los últimos días que hay decenas de trabajadores en aislamiento como medida de precaución. Solo en Galicia, se habrían producido 76 contagios. Los colegios de médicos han anunciado que se personarán como acusación popular en los casos que se deriven de la utilización de estas protecciones. El pasado domingo, el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos calificó este episodio como "un hecho intolerable".

El pasado 21 de abril, la directora general de Cartera Común, Patricia Lacruz, emitió un informe para dejar constancia del defecto detectado en las mascarillas y anunciar que su departamento ha decretado el "cese inmediato de suministro de cualquier tipo de material del fabricante Garry Galaxy". Asimismo, Sanidad está tramitando la reposición de las unidades con problemas por otras con garantías. "Este suministro se realizará con empresas fabricantes autorizadas por el Gobierno chino que cumplan los estándares de calidad requeridos tras la oportuna validación técnica de la documentación presentada y la aceptación de la misma", especifica el pliego.

Para prevenir nuevos incidentes de este tipo, Sanidad está negociando con la empresa Aenor el envío de una delegación a China para que realice sobre el terreno, antes del envío a España, inspecciones de la producción, supervisiones de la carga de las mercancías y tomas de muestras.

Coronavirus Ministerio de Sanidad Noticias de China Noticias de Inditex Sanidad pública Salvador Illa Licitación Pública
El redactor recomienda