La intervención de precios del Gobierno paraliza importaciones de mascarillas
  1. Empresas
Piden quitar aranceles y el IVA

La intervención de precios del Gobierno paraliza importaciones de mascarillas

Distribuidores de material sanitario alertan de que se han parado operaciones de compraventa tras el anuncio sin detallar del Gobierno y prevén desabastecimiento y aumento del mercado negro

placeholder Foto: Imagen de un avión chino con 620.000 mascarillas de Ferrovial tras aterrizar este lunes en el aeropuerto de Madrid. (EFE)
Imagen de un avión chino con 620.000 mascarillas de Ferrovial tras aterrizar este lunes en el aeropuerto de Madrid. (EFE)

El anuncio de intervenir los precios de mascarillas, geles sanitarios y guantes para protegerse del coronavirus ya está teniendo efectos en el mercado. Varias operaciones de importación se han paralizado a la espera de conocer los detalles que este lunes aún no había dado el Gobierno sobre los precios de venta que fijará para los mismos, señalan fuentes que participan en dichas compraventas.

Así, un importador de productos sanitarios que prefiere mantenerse en el anonimato destaca a El Confidencial que tenía apalabrada la venta de mascarillas con una de las cadenas más importantes de gran distribución en España, pero esta operación se ha congelado a raíz del anuncio el pasado sábado del presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, de que España controlará el precio de venta de las mascarillas.

Además, la incertidumbre se ha disparado, ya que Sánchez anunció que se publicaría una Orden Ministerial con esta intervención el domingo, pero la publicación del BOE daba 48 horas a la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos, dependiente del Ministerio de Sanidad, para la fijación de precios, lo que ha provocado que varias compraventas queden en 'stand by' ante la falta de información.

placeholder El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), con el ministro de Sanidad, Salvador Illa (i). (EFE)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), con el ministro de Sanidad, Salvador Illa (i). (EFE)

Varios importadores consultados que conocen el mercado chino, de donde se provee gran parte del material crítico para la lucha contra la pandemia, destacan que la fijación del precios puede tener dos consecuencias muy negativas como el desabastecimiento y la proliferación del mercado negro.

Según explican, actualmente los productores chinos están completamente sobresaturados de pedidos de todas las partes del mundo. La primera consecuencia es el sobrecoste de la materia prima con la que se fabrican las mascarillas. "Los lotes de este material han pasado de costar no hace mucho 5.000 yuanes a que actualmente se están vendiendo a 90.000 yuanes", destaca un comprador de una empresa china que actualmente abastece a mercados como Alemania, Reino Unido, Francia, Italia o EEUU. Es decir, que ya en origen las subidas de precio son del 1.800%.

"Los lotes del material para fabricar mascarillas han pasado de costar 5.000 yuanes a 90.000 yuanes", lo que representa un aumento del 1.800% ya en origen

Este importador, además, asegura que pese a que a los fabricantes chinos se les pague el 100% del pedido por adelantado, si llega un comprador que les ofrece más priorizan esa compra y posteriormente dan excusas para decir que el material se está retrasando: "Normalmente culpan a que el Gobierno chino les obliga, pero son excusas, en realidad posponen tu fabricación porque hay un mejor postor". La competencia es salvaje.

A lo anterior hay que sumar la fuerte escasez de aviones de carga que transporten el material. El flete aéreo es otra de las cuestiones que han provocado un aumento de los costes de forma considerable. En suma, todo ello ha provocado que para las mascarillas lo que antes eran céntimos ahora son euros, tal y como reconoció el presidente del Gobierno en el Congreso de los Diputados la semana pasada. Por ello, tanto importadores como tiendas temen que la intervención de precios haga inviable su negocio, lo que ha paralizado diversos procesos de venta hasta conocer definitivamente las intenciones del Ejecutivo.

Si la intervención del Gobierno no se hace con sumo cuidado, las fuentes consultadas creen que se provocará un desabastecimiento. "Ahora mismo todo el mundo necesita mascarillas, con lo que los operadores internacionales desviarán sus ventas hacia otros países" sostienen. Otro efecto nocivo que creen que se puede dar es el de que se amplíe el mercado negro: "vamos a acabar vendiendo una parte en A y otra en B… La intervención del Gobierno en todo esto no está ayudando nada", lamenta.

Otros problemas de la intervención

Pero los problemas van más allá de lo evidente. Otro empresario que ha traído más de 20 millones de mascarillas durante el periodo de confinamiento para grandes empresas, cadenas de alimentación y administraciones públicas explica que sacar una normativa que entra en vigor este domingo supone que los productos ya encargados y en producción, en proceso de ser embarcados, embarcados o fletados por avión, o que hayan llegado a España este fin de semana o en los próximos días no valen. Hay que reetiquetarlos con las nuevas especificaciones si eso es posible, lo que en el mejor de los casos incrementaría su coste y retrasaría su distribución.

Esto, según han podido contrastar, hace que se corra el riesgo de que partidas destinadas a España acaben desviándose a otros países. Si un importador español llama al proveedor en origen (normalmente chino) y le pide que cambie las especificaciones, ese productor te pondrá de nuevo en cola para atender el nuevo pedido con esos cambios, y el que originalmente iba a España puede ser desviado a otro país".

Foto: Antonio Pérez Ostos, presidente de Bidafarma. (Pepo Herrera)

Por todo lo anterior concluye que "la nueva normativa puede potencialmente aumentar la escasez de mascarillas y ralentizar aún más el acceso masivo de la población a ellas". Además, el Gobierno prometió públicamente la semana pasada que habría mascarillas suficientes para toda la población que las necesitara desde este misma semana, aunque por ahora no ha especificado a partir de qué día. Sí que se haría llegar el material tanto a farmacias como a canales comerciales. La promesa de abastecimiento masivo añade presión al Ejecutivo, ya que los distribuidores internacionales juegan con esa carta a su favor, lo que les puede llevar a incrementar precios.

Eliminar aranceles e IVA

A falta de conocer quién asumiría el coste entre el precio de importación y el precio de venta al público, los proveedores de este material piden que se eliminen aranceles y el IVA, que actualmente se sitúa en el 21%. Hacienda ya rectificó durante el estado de alarma y quitó el 6,3% de arancel al material sanitario que cobraba a las empresas que están donando material, pero no ha hecho lo mismo con la importación de firmas que venden en España. El IVA por su parte, está en el nivel máximo en España cuando hay otros productos sanitarios, que actualmente no tienen nada que ver con pandemia y gozan de un gravamen super reducido del 4%.

Foto: Llega a getafe un avión airbus con mascarillas

Las farmacias es otro de los colectivos clave en la distribución que creen que puede haber desabastecimiento por la intervención de precios. En este panorama, donde el precio de las mascarillas está disparado fundamentalmente por la competencia salvaje en los mercado internacionales, hay quien creen que esta no sería necesaria. Bidafarma, la distribuidora de medicamentos y productos sanitarios que suministra a la mitad de las 22.000 farmacias españolas, asegura que el aumento de la producción a escala global hace que pronto se estabilicen los precios como ya ha sucedido con otros productos como los geles hidroalcohólicos.

No hay que olvidar que España ha activado una fuerte producción nacional de mascarillas para depender en menor medida de los mercados internacionales, aunque no son suficientes para abastecer a 47 millones de españoles. Firmas como El Corte Inglés o la Cooperativa Mondragón trabajan a destajo para aumentar las capacidades propias. Respecto al uso de mascarillas, el Gobierno dijo en un primer momento que no era necesario que toda la población la llevara puesta pero posteriormente rectificó. Justificó que lo hizo por recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Se considera que tanto las mascarillas quirúrgicas como la FFP2 y FFP3 contribuyen a evitar contagios y por consiguiente a controlar la pandemia.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Venta IVA Importaciones Coronavirus Precios Congreso de los Diputados Hacienda
El redactor recomienda