Andalucía volverá a abrir aulas en julio: la pandemia 'resucita' una medida fallida
  1. España
  2. Andalucía
PESE A LAS ALTAS TEMPERATURAS

Andalucía volverá a abrir aulas en julio: la pandemia 'resucita' una medida fallida

El consejero Javier Imbroda (Cs) niega que se vaya a dar un aprobado general y sí defiende una "evaluación flexible y adaptada" que evite perjudicar a los alumnos con menos recursos

placeholder Foto: El consejero de Educación, Javier Imbroda. (EFE)
El consejero de Educación, Javier Imbroda. (EFE)

Las aulas andaluzas volverán a abrir en julio. Será de forma “voluntaria y libre”. El consejero andaluz de Educación, Javier Imbroda, explicó al término de la conferencia sectorial con el Ministerio, que el plan de refuerzo estival durante el mes de julio, que falló de forma notable el pasado curso por las altas temperaturas en esas fechas, la falta de climatización de las aulas y el escaso número de alumnos inscritos, “cobra ahora más sentido que nunca” en plena pandemia de coronavirus.

Foto: Foto: Pool Moncloa/JM Cuadrado.

Acudir en julio será voluntario, para alumnos con más necesidades. El curso acabará conforme al calendario anterior al Covid en junio y la vuelta o no a las aulas cuando se levante la orden de confinamiento será una decisión que se adopte según dicte el Ministerio de Sanidad.

Gobierno y autonomías acuerdan el aprobado general con excepciones

Desde la Consejería andaluza de Educación negaron que se haya abordado un aprobado general para todos los alumnos durante el encuentro de todas las comunidades con el Ministerio y hablaron de “una evaluación flexible”. “Andalucía apuesta, y el Ministerio tiene la misma visión, por mantener el curso, premiar el esfuerzo del alumno que haya continuar con el trabajo pero no perjudicar al que no pueda adquirir conocimientos nuevos. Lo que no se haya trabajado en este curso, se incorporará al siguiente. En este sentido enviaremos instrucciones a los centros el próximo lunes”, explicó Imbroda.

Foto: Un estudiante de Primaria. (EFE) Opinión
Sobre el aprobado general
Francisco Esteban Bara

Esa “evaluación adaptada” permitirá que los contenidos que no hayan podido desde que se suspendieron las clases y se decretó el estado de alarma “se incorporen al curso siguiente”. El curso continuará conforme a su calendario oficial hasta junio. La vuelta presencial a las aulas no es una decisión que corresponda a Educación sino a Sanidad, explicaron desde el departamento de Imbroda.

El plan fallido

En Andalucía el pasado curso, la consejería de Educación ya abrió las aulas en julio en un programa de refuerzo educativo que cosechó duras críticas de la oposición de PSOE y Adelante Andalucía. En total de las 100.000 plazas ofertadas se apuntaron solo 2.144 alumnos. Una bajísima participación que el consejero Imbroda atribuyó, durante una comparecencia parlamentaria, a “errores de comunicación”. Con todo, el Gobierno andaluz, antes del coronavirus, ya había dejado claro que iba a reeditar la medida.

El pasado curso, la consejería de Educación ya abrió las aulas en julio en un programa de refuerzo educativo que cosechó críticas de la oposición

Ese plan, que volverá a repetirse este año y que se extenderá a toda España por la crisis del coronavirus, como explicó Imbroda, conllevó el pasado año contar con 509 docentes para que atendieran a estos niños en julio. Un total de 1.600 se inscribieron de forma voluntaria en una bolsa de empleo.

Cuando se puso en marcha esta medida y ante el bajo número de inscritos, el PSOE consideró que la medida no tenía “ni pies ni cabeza” mientras que desde Adelante Andalucía aseguraron que era “un mal planteamiento político”. También Vox criticó una medida que tildó de “campamento escolar” y que aseguró que no servía como refuerzo educativo. Según fuentes de la consejería de Educación, ahora la ministra Isabel Celaá sí que ha visto con muy buenos ojos esa medida que se hará extensiva al resto de comunidades.

Desmayos y lipotimias

Ese polémico programa que abrió las clases en julio y que se repetirá reforzado por la pandemia del Covid se dividió en quincenas para paliar la alta tasa de fracaso escolar en Andalucía, del 22%. Sin embargo, si en Andalucía hay unos 244.000 alumnos que necesitarían reforzar su aprendizaje solo se inscribieron 2.144.

Colegios muy antiguos, aulas prefabricadas, sin aire acondicionado ni ventilador, ventanas orientadas al sol, espacios donde se superan los 35 grados...

Las elevadas temperaturas en el verano de Andalucía también estuvieron detrás, según admitió la propia comunidad educativa, del fracaso de ese plan de refuerzo. En la comunidad hay colectivos muy organizados que llevan años peleando porque se mejoren las infraestructuras para combatir el calor.

Colegios muy antiguos, aulas prefabricadas, sin aire acondicionado ni ventilador, con ventanas orientadas al sol, espacios donde se superan los 35 grados... Desmayos, golpes de calor, lipotimias, sangrados de nariz. Es el cuadro que ha denunciado la asociaciónEscuelas de Calor’, que engloba a 200 Ampas y reclama desde años la climatización de las aulas para luchar contra las altas temperaturas.

Foto: Protesta en un colegio andaluz. Opinión

Su pelea también se libró con los gobiernos socialistas en Andalucía, que ignoraron las quejas. “Queremos aulas, no saunas”, es uno de los lemas de esta asociación que, de la mano de Adelante Andalucía, logró que se aprobara una proposición de ley de bioclimatización a finales de marzo, justo antes de la entrada en vigor del decreto del estado de alarma. La norma da 18 meses a la Junta para una auditoría climática de las aulas andaluzas que fijará los centros prioritarios para tomar medidas urgentes.

Pandemia Coronavirus Alumnos Ministerio de Sanidad Colegios Parlamento de Andalucía Ministerio de Educación y FP Educación
El redactor recomienda