ABONO DE LA CUOTA DE ABRIL

Andalucía pagará 300 euros a los autónomos fuera de las ayudas estatales

La Junta empezará el lunes el "desconfinamiento administrativo", los representantes políticos empezará a tener reuniones presenciales y los altos cargos volverán al despacho

Foto: Un hombre camina bajo el cartel de un comercio de Sevilla que anuncia capirotes para la Semana Santa (EFE)
Un hombre camina bajo el cartel de un comercio de Sevilla que anuncia capirotes para la Semana Santa (EFE)

El Gobierno andaluz abonará 300 euros en un pago único a los autónomos andaluces que se hayan quedado fuera de las ayudas estatales por la crisis del Covid-19. Es una de las medidas aprobadas en un Consejo de Gobierno celebrado este miércoles. Son 40 millones de euros que llegarán a unos 150.000 autónomos, según la estimación del Gobierno andaluz.

Bastará, explicó el vicepresidente Juan Marín (Cs), una declaración jurada y un certificado de haber pagado la cuota de abril. Es una de las medidas aprobadas para los autónomos después de que el Gobierno andaluz haya denunciado que son “insuficientes” las ayudas aprobadas por el Estado y que muchos de estos trabajadores andaluces se quedaban fuera de las prestaciones concedidas. Los autónomos son una parte fundamental del tejido productivo de Andalucía.

Otras comunidades como Madrid, también gobernadas por el PP, anunciaron que abonarán las cuotas de marzo y abril con una partida de 38,2 millones de euros. Andalucía reclamó que se suspendiera el pago de las cuotas mientras tengan suspendida la actividad y por eso, explicaron, plantea ayudas de 300 euros para abonar esa cuota del mes de abril, explicó Marín.

El Gobierno andaluz también informó de que a partir del próximo lunes la Junta de Andalucía, la mayor empresa de Andalucía donde trabajan más de 270.000 empleados públicos, irán acabando con el confinamiento y el teletrabajo.

El vicepresidente habló de un "desconfinamiento progresivo administrativo" eso sí, "siempre que se garanticen las medidas de protección" para trabajadores y políticos. Desde el lunes, el presidente de la Junta empezará a tener reuniones presenciales, los representantes políticos recuperarán su agenda y los altos cargos volverán a sus despachos, a lo que se irá sumando el resto de empleados de manera paulatina. El presidente Juan Manuel Moreno Bonilla acudirá también a comparecer en el Parlamento andaluz, lo que no ha hecho hasta ahora por el estado de alarma.

El Gobierno andaluz negó que actúen a espaldas del Gobierno y recordó que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya avanzó que se irá recuperando la actividad el próximo 26 de abril. Algo que posteriormente el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha matizado. "No se hace a espaldas del Gobierno, lo decretó el Gobierno de España", señaló Marín, que recordó que se retoma la actividad política y volverán "los funcionarios que tienen que prestar servicios esenciales". "Se incorporarán todos los funcionarios cuando el Gobierno de España permita que se haga en todo el territorio nacional", señaló el vicepresidente andaluz a preguntas sobre qué significaba esta vuelta de empleados públicos.

El consejero de Presidencia, Elías Bendodo, también informó de que las empresas de transporte escolar contratadas por la Junta de Andalucía se encargarán de llevar a trabajadores temporeros a recoger las cosechas. Una medida impulsada después de que el Gobierno de la Nación impulsara una reforma legal para flexibilizar los contratos de parados, que podrán seguir cobrando su prestación, y de inmigrantes para ser contratados en el campo.

Sobre la situacion de las residencias en la comunidad andaluza, el Gobierno andaluz informó sobre los datos que aportó en la conferencia sectorial celebrada este miércoles. Según las cifras oificiales, en Andalucía hay un total de 1.080 residencias, públicas y privadas, que han pasado al mando de Salud y que acogen a 42.911 residentes, de los que 36.820 no presentan síntomas, más del 85%. Hay 3.834 pacientes residentes con sospecha de positivo, 1.080 enfermos confirmados de los cuales han 177 han fallecido. Hay 520 trabajadores bajo sospecha y 399 confirmados. "Es la población diana por la que más preocupados estamos en estos momentos", señaló Marín.

El consejero de Presidencia también respondió sobre la carta enviada por el gerente del Servicio Andaluz de Salud donde recuerda a los profesionales que protejan los datos confidenciales de los pacientes y les recuerda que no pueden airear datos sobre las necesidades de recursos materiales o humanos. Bendodo aseguró: "En absoluto es como usted dice. En absoluto. Lo que ha hecho el gerente del SAS es dirigir una carta a profesionales y responsables de centros sanitarios para pedirles máxima cautela y celo a la hora de hablar de pacientes y recursos materiales. Por supuesto estamos encantados de que nos digan lo que tienen que mejorar. Estamos en manos del mando único que da las órdenes y es el Ministerio de Sanidad el que pide que se haga esa comunicación. Hay peticiones reiteradas del Ministerio respecto a la prudencia de datos y pacientes. Por tanto acatamos lo que el Ministerio ha dicho".

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios