LLEGA ÁLVARO ZANCAJO

Un calendario de huelga da la bienvenida al nuevo jefe de Informativos de Canal Sur

Los sindicatos programan un gran paro el próximo 27 de febrero, antesala del Día de Andalucía, y en plena conmemoración de los 40 años del Estatuto

Foto: Álvaro Zancajo, en su etapa en TVE. (EFE)
Álvaro Zancajo, en su etapa en TVE. (EFE)

La plantilla de Canal Sur espera este martes la incorporación de su nuevo jefe de Informativos, Álvaro Zancajo, que desembarca después de una guerra judicial con la actual dirección de Radio Televisión Española (RTVE). El fichaje estrella se encontrará con un calendario de movilizaciones pactado por los sindicatos de la cadena autonómica. Las protestas arrancarán este miércoles, con concentraciones en todos los centros de trabajo, y tendrán su fecha clave el próximo 27 de febrero, con una huelga de 24 horas en la víspera del Día de Andalucía, cuando Canal Sur tenía pensado un gran despliegue para dar una programación especial en los 40 años del Estatuto de Autonomía.

En el comunicado aprobado por el Comité Intercentros, lamentan que en seis meses desde que desembarcó la nueva dirección “no se ha dado un solo paso hacia la recuperación de la Radio y Televisión Pública de Andalucía”. Exigen un plan de empleo, con la consolidación de la actual plantilla y la cobertura de plazas vacantes por bajas o jubilaciones. Además, entre sus demandas está la “revitalización de los centros territoriales”, “la renovación tecnológica”, “defensa de la producción propia”, “eliminación de recortes” y “democratización de las redacciones”. Ya hubo protestas y movilizaciones durante la recta final del Gobierno de Susana Díaz, cuando se promovieron los ‘viernes negros’ en defensa de la televisión pública. De momento, solo la Agrupación de Trabajadores de Canal Sur no ha secundado el calendario de huelga. Sí lo apoyan CCOO, UGT y el Sindicato de Periodistas de Andalucía.

Hacienda frenó 25 contratos

Los representantes de los trabajadores no mencionan el fichaje de Zancajo como jefe de Informativos, pero el malestar se disparó cuando la dirección de la cadena comenzó a trasladar extraoficialmente su incorporación. El consejo de administración, que se reúne este martes, confía en ser informado, como es preceptivo, del fichaje de este periodista, que pasará a engrosar la nómina de directivos de la casa.

Los trabajadores denuncian que hace pocas semanas este órgano conoció que la Consejería de Hacienda había rechazado un plan de 25 contrataciones para cubrir algunas de las bajas y vacantes dentro de la relación de puestos de trabajo de la cadena (RPT). Ese plan fue rechazado por “incurrir la cadena en déficit” —no se sabe cuánto se desvió del presupuesto porque aún no hay datos oficiales—. “Ahora, para la contratación de este directivo, que llega con un estatus asimilable al de la dirección adjunta, ¿no hay déficit?”, se preguntan desde el sindicato CCOO. Canal Sur cuenta con un presupuesto de 157,05 millones de euros para 2020, de los que 140,97 millones se inyectan directamente desde la Junta de Andalucía, y tiene una plantilla de "unos 1.400 trabajadores", según datos oficiales.

Tensión máxima

El ambiente es más tenso que nunca desde que hace seis meses desembarcara la nueva dirección de Canal Sur, con Juan de Dios Mellado como director e Isabel Cabrera como directora adjunta, junto a Rafael Porras como presidente del consejo de administración. El Sindicato de Periodistas de Andalucía ha reclamado exigir los motivos del cese de Javier Domínguez. Un profesional de plantilla en Canal Sur que fue la primera apuesta al frente de los Informativos, cuando la dirección trasladó que quería promocionar y consolidar a periodistas del ente público y rechazó fichar fuera de la redacción. La caída de Domínguez, cuando solo llevaba tres meses ejerciendo y poniendo en marcha el nuevo equipo, ha sido desconcertante para muchos redactores, que se preguntan por qué este relevo tan brusco.

En la plantilla, se ha instalado la idea de que Zancajo es un fichaje político, pero desde la cúpula dicen que es por motivos profesionales

En la plantilla, se ha instalado la idea de que Zancajo es un fichaje político, que atribuyen directamente a Elías Bendodo y a Pablo Montesinos, cercano al periodista de RTVE y vicesecretario de Comunicación en el equipo de Pablo Casado. Sin embargo, desde la dirección del ente público aseguran que el nombramiento del expresentador de Antena 3 responde “exclusivamente a razones profesionales” y que se ha decidido desde la cúpula de Canal Sur y no desde el consejo de gobierno. Preguntado sobre la huelga prevista en Canal Sur, Bendodo se limitó a responder que los trabajadores "están en su derecho".

Un periodista "afín a Soraya"

Álvaro Zancajo (Madrid, 1980) llega a Canal Sur desde el área de documentales de La 2 de TVE, después de que un juzgado decretara nulo su despido y ordenara su readmisión en el ente público, aunque no con la categoría de directivo que ostentaba en la etapa del Gobierno de Mariano Rajoy, sino como redactor. Zancajo fue despedido en 2018 al tomar posesión Rosa María Mateo. Había llegado como director de Canal 24 Horas un año antes, 2017.

Su paso por el ente público no dejó buen sabor de boca a una parte importante de la plantilla, que considera que puso los informativos “al servicio” de la entonces vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría. “Tenía una relación estrecha con Moncloa y con la jefa de gabinete de la vicepresidenta, María Pico”, asegura alguien que trabajó bajo sus órdenes en TVE y que considera “injustificadas” algunas de las decisiones de su mandato. Hay que recordar que Juanma Moreno y la mayoría del PP andaluz batallaron abiertamente por Soraya Sáenz de Santamaría en la guerra interna del partido. Antes de TVE, Zancajo formó parte del equipo de Atresmedia, donde sustituyó a Gloria Lomana como jefe de Informativos. Su relación con Antena 3 se remonta al año 2000.

Vox se apunta la victoria

Cuando trascendió el fichaje de Zancajo, la cuenta #OtrarTVAesPosible vinculó la información, de ‘Vozpópuli’, con el siguiente mensaje: “300 trabajadores menos en ocho años. 20.000 horas extra el año pasado. Equipos que no se renuevan desde hace una década. Lo último que necesita Canal Sur es otro directivo. De confirmarse la noticia, sería una declaración de guerra”.

Para tensar aún más el ambiente, el portavoz de Vox en el Parlamento andaluz, Alejandro Hernández, se atribuyó la designación de Zancajo y la destitución de Domínguez. “Nos alegramos de que nuestras quejas vayan teniendo eco”, aseguró. Vox ha abierto la guerra contra Canal Sur y acusa de “manipulación” y “sectarismo” a sus profesionales por calificarloo de “extrema derecha” en algunas piezas informativas. “No se puede pedir el apoyo de Vox si continúa el maltrato en la cadena pública”, aseguró el portavoz de Vox al presidente Moreno la pasada semana en el Parlamento andaluz.

El misterio de Herrera

El director de Canal Sur, Juan de Dios Mellado, informó el pasado martes al consejo de administración de la incorporación de un programa de entrevistas en la nueva temporada conducido por Carlos Herrera bajo el nombre 'Presidentes'. Esta serie de ocho programas, por la que se pagarán 340.000 euros, 42.000 por entrevista, incluiría entrevistas con todos los expresidentes desde Felipe González a Pedro Sánchez, con dos especiales para Adolfo Suárez y Calvo Sotelo y un último programa en el que el entrevistado sería Juan Manuel Moreno.

Tras publicarse la noticia en este periódico, Herrera aprovechó su programa de las mañanas en la COPE para desmentir su incorporación a Canal Sur. Sostuvo en antena que no había negociado nada con la RTVA y negó también que fuera a cobrar 42.000 euros por entrevista, animando a los periodistas que se habían hecho eco de la información del director de Canal Sur a titular mejor. Dejó claro que en ese presupuesto iban otros muchos gastos de la productora y de personal, más allá de Herrera.

Ante esta especie de desmentido, El Confidencial preguntó de nuevo directamente a la cúpula de la RTVA, que se limitó a corroborar la información que se había dado sobre este programa en el consejo de administración. Añadieron que cualquier incumplimiento de la productora, que había pasado todos los trámites y filtros preceptivos, podría considerarse contrato "nulo o fallido" y aseguraron que en ese caso cabrían posibles acciones, dejando claro que no han llegado, "en absoluto", a ese punto y convencidos de que se respetará el acuerdo.

Andalucía

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios