Es noticia
Menú
PP y Cs se disputan Hacienda y confían en una recta final exprés para tener Gobierno
  1. España
  2. Andalucía
futuro ejecutivo andaluz

PP y Cs se disputan Hacienda y confían en una recta final exprés para tener Gobierno

La interlocución con Vox recaerá en exclusiva en el PP y se hará desde Madrid entre Ortega Smith y García Egea y la formación de Abascal garantiza que habrá "luz y taquígrafos"

Foto: Juanma Moreno (i) y Juan Marín. (EFE)
Juanma Moreno (i) y Juan Marín. (EFE)

Juanma Moreno, el próximo presidente de la Junta según el guion político escrito para Andalucía, se dirigió este viernes a los suyos en una Junta Directiva en la que no cabía un alfiler y se respiraba emoción e ilusión. El cambio político, dijo, empieza a "tomar cuerpo", pero "no está hecho". "Tenemos la posibilidad de hacer algo grande, que parecía inimaginable pero es posible", dijo a los suyos entre aplausos. "Tengo muchas ganas... No digo 'estoy loco por' que luego se malinterpreta", señaló, dejando claro que está deseando que el proceso político que arrancó tras abrirse las urnas el 2 de diciembre se materialice y el PSOE salga de la Junta de Andalucía.

Foto: El grupo parlamentario andaluz de Vox posa tras la sesión constitutiva de la XI Legislatura del Parlamento de Andalucía en Sevilla. (EFE)

Hay preocupación por cómo será el traspaso de poderes tras la cadena de gestos hostiles del PSOE y sentencias de última hora como la que condena a la Junta a pagar 160 millones de euros por sobrecostes en el metro de Sevilla o la multa de 168 millones por el centro comercial Nevada en Granada. Moreno advirtió de que van a encontrar cosas "desagradables" y teme lo que habrá al "abrir cajones". Ni Susana Díaz ni el expresidente del Parlamento, Juan Pablo Durán, felicitaron ni saludaron a Marta Bosquet, de Cs, tras ser designada presidenta de la Cámara andaluza. Tampoco Moreno ha recibido ningún tipo de llamada ni de gesto. Piensan que será mucho más difícil entrar en San Telmo por los palos en las ruedas que van a poner los socialistas tras 37 años gobernando que por las dificultades que puedan tener en el reparto del organigrama con Cs, que confían en que sea fácil.

En el PP preocupa el traspaso de poderes y creen que el PSOE dejará más regalos envenenados como la multa por el metro de Sevilla

Este es el tono después de que lo más difícil esté ya hecho. Con Cs presidiendo el Parlamento y el diálogo con Vox encarrilado para conseguir su apoyo a la investidura, la llegada de un nuevo Gobierno a Andalucía casi la tocan sus protagonistas con los dedos. Ahora, dijo Moreno, que siempre deja entrever que no hay que darlo por cerrado, es momento de "generosidad" y no "tacticismo ni visión a corto plazo" pensando en las municipales, autonómicas y europeas del próximo mes de mayo.

Investidura el 16 de enero

El calendario sobre la mesa es claro. Los partidos mantendrán sólo conversaciones telefónicas en los próximos días y tratarán de tomarse un respiro tras una intensa agenda en las últimas semanas. "Los móviles están siempre abiertos", aseguraron desde el PP. La tregua durará hasta el próximo 2 de enero, ese martes tienen previsto PP y Cs retomar los contactos y volver a la mesa de negociación esta vez para definir el organigrama de la Junta de Andalucía. Se dan de plazo hasta aproximadamente el 12 de enero, según fuentes de las negociaciones, para presentar cómo será el futuro Gobierno andaluz.

Tienen claro que reducirán consejerías respecto a las 13 actuales y darán un vuelco al reparto de competencias. Habrá una vicepresidencia y el esquema inicial marca que serán diez las consejerías. PP y Cs las ocuparán "más o menos" al 50%. A partir de ahí cada partido decidirá sus nombres para cada una de sus carteras. La investidura está prevista el 16 de enero e inmediatamente después aspiran a que el Gobierno tome posesión. De momento solo hay dos nombres claros, Juanma Moreno en la presidencia y Juan Marín en la vicepresidencia.

PP y Cs aspiran a ocupar la consejería de Hacienda en un Gobierno con diez consejerías, dos menos, y una 'purga', avisan, de altos cargos y directivos

Lo más importante de esta fase que queda por delante, admiten fuentes del PP, es definir la próxima estructura del Gobierno, que conllevará, explican, depurar el organigrama, cambiar competencias y reducir altos cargos desde el inicio, aseguran los 'negociadores'. "Habrá que tener muy claro como vamos a aligerar la estructura y que reducción vamos a aplicar", señalaron fuentes del PP. Cada titular de la Consejería tendrá además, explicaron, manos libres para diseñar sus propios equipos y el documento suscrito entre ambas formaciones fija limitaciones para los cargos de libre designación, priorizando el concurso público y la selección de funcionarios para los niveles a partir de direcciones generales. Insisten en la idea del "cambio tranquilo".

La joya: Hacienda

La joya de la corona es la consejería de Hacienda. El PP dejó claro días atrás que quería esta cartera, que desde Génova Pablo Casado aseguró que es vital para los populares. Están convencidos de que ellos tienen perfiles más adecuados y más experiencia de gestión para ocupar una consejería que será el motor del cambio que quieren conseguir en Andalucía, con una revolución fiscal y grandes retos para la reactivación de la economía andaluza. Pero no solo el PP quiere Hacienda, Cs deja claro que esa consejería compensará a quien no ostente la presidencia. Aquí se intuye una de las principales fricciones del reparto.

La presidenta del Parlamento, Marta Bosquet (Cs), tiene previsto convocar la Junta de Portavoces el próximo 3 de enero. A partir de ahí abrirá la ronda con los grupos políticos para saber quién quiere postular un candidato a la investidura y dispone de quince días para convocar un pleno.

Echa a andar la XI Legislatura en Andalucía con Cs en la Presidencia del Parlamento.

Junto a esta mesa de negociación habrá otra en paralelo de PP y Vox que, señalaron fuentes populares, se llevará desde Madrid por deseo, explicaron, de la formación de Santiago Abascal. Serán los firmantes del primer documento de acuerdo, Teodoro García Egea y Javier Ortega Smith, quienes lideren estas negociaciones. Desde el PP aseguraron que no se introducirá ninguna modificación en el documento de 90 medidas de gobierno cerrado con Cs si este partido no da el visto bueno. Desde las filas naranjas, José Manuel Villegas insistió en que "Cs no estará en ningún acuerdo diferente" al materializado con los populares.

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, se refirió a las negociaciones en una entrevista en 'Espejo Público' y pidió "claridad y transparencia". Aseguró que ellos sí pondrán "luz y taquígrafos" a cualquier medida que pongan sobre la mesa. Entre sus demandas situó de nuevo que se sustituya la ley de violencia de género por una ley de violencia intrafamiliar y la derogación de la ley de memoria histórica de Andalucía. Reclaman bajadas de impuestos, que ya se contemplan en el documento de PP y Cs, y supresión de "varias decenas de organismos públicos". "Iremos votando leyes una a una por tanto creo que queda una legislatura interesante", sostuvo. "No pretendemos y esto que quede muy claro, sería absurdo, que se lleven a cabo todas las medidas que plantea Vox", dijo el secretario general del partido, pero tampoco van a "aceptar un trágala de medidas ya cerradas".

Juanma Moreno, el próximo presidente de la Junta según el guion político escrito para Andalucía, se dirigió este viernes a los suyos en una Junta Directiva en la que no cabía un alfiler y se respiraba emoción e ilusión. El cambio político, dijo, empieza a "tomar cuerpo", pero "no está hecho". "Tenemos la posibilidad de hacer algo grande, que parecía inimaginable pero es posible", dijo a los suyos entre aplausos. "Tengo muchas ganas... No digo 'estoy loco por' que luego se malinterpreta", señaló, dejando claro que está deseando que el proceso político que arrancó tras abrirse las urnas el 2 de diciembre se materialice y el PSOE salga de la Junta de Andalucía.

Juan Marín Ciudadanos Parlamento de Andalucía
El redactor recomienda