Es noticia
Belarra acusa a Díaz de mostrarse "servil" ante Sánchez: "Han querido acabar con nosotros"
  1. España
El nuevo Gobierno

Belarra acusa a Díaz de mostrarse "servil" ante Sánchez: "Han querido acabar con nosotros"

La líder de Podemos denuncia su exclusión en el Gobierno. Sumar mantiene cinco carteras además de Trabajo: Ernest Urtasun (Cultura), Mónica García (Sanidad), Pablo Bustinduy (Derechos Sociales) y Sira Rego (Juventud e Infancia)

Foto: Mónica García y Yolanda Díaz. (EFE/Rodrigo Jiménez)
Mónica García y Yolanda Díaz. (EFE/Rodrigo Jiménez)
Más información
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Cinco ministerios, dos por parte de la cuota Sumar y uno por cada una de las fuerzas con mayor representación dentro de la coalición, salvo Podemos, que se ve excluido del reparto de carteras. El partido de Yolanda Díaz mantendrá el mismo número de ministros que hasta ahora tenía Unidas Podemos, con movimientos y cambios en todos los departamentos excepto en el que volverá a liderar Díaz, según aseguran distintas fuentes de su espacio político. Será la única que repita, como vicepresidenta segunda y al frente del Ministerio de Trabajo, en un Ejecutivo integrado por destacadas figuras de los comunes, Más Madrid e Izquierda Unida. Y, mientras los dirigentes de estas fuerzas celebran lo logrado, Podemos arremete contra la vicepresidenta segunda y contra el propio Pedro Sánchez.

La "expulsión definitiva" de los morados, en palabras de Ione Belarra, la ha llevado a rubricar una carta ante su militancia en la que pide "recuperar el horizonte transformador" en España, que no ve posible con un Sumar "servil" ante el PSOE. Critica la "indispensable colaboración" de Díaz con Sánchez para excluirles del Gabinete, y apuesta por reforzar la autonomía del partido, cuyos cinco diputados se integran en el grupo parlamentario de Sumar. "Han querido acabar con nosotros pero no han podido y lo único que han conseguido es hacernos más fuertes", añade la ya exministra de Derechos Sociales, repasando una lista de supuestos agravios de Díaz. Ni la vicepresidenta segunda, abunda, ni el presidente del Gobierno, mantendrían sus carteras "si no fuera por Podemos". No ha habido mención alguna a la composición del nuevo Ejecutivo, en el que se integrarán dos exdirigentes morados (Pablo Bustinduy y Mónica García).

Foto: Ernest Urtasun, nuevo ministro de Cultura (EFE)

Pablo Bustinduy, politólogo y exdirigente morado repescado por Díaz para su equipo de campaña, estará al frente del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, que primero controló Pablo Iglesias y después Ione Belarra, e incorporará las competencias del departamento de Consumo, creado expresamente para Alberto Garzón. Ernest Urtasun, uno de los colaboradores más cercanos a la líder de Sumar, será ministro de Cultura. Diplomático de carrera y economista, el eurodiputado verde ha ejercido como portavoz del espacio de Díaz desde la campaña al 23-J, y hoy se hace con una de las carteras más disputadas por los suyos en la negociación con el PSOE. Hace escasas semanas, y dada su trayectoria europea (lleva nueve años en el Europarlamento), Urtasun sonaba como cabeza de lista a las elecciones de junio de 2024.

Foto: Pablo Bustinduy en el Congreso. (EFE/ Emilio Naranjo)

Por su parte, la líder de Más Madrid, Mónica García, estará al frente de Sanidad. La política madrileña, anestesista de profesión, gana otro de los ministerios más ansiados por Sumar desde el arranque de las negociaciones, a pesar de que buena parte de las competencias en la materia están en manos de las comunidades autónomas. En lo político y en lo personal, García es una de las primeras espadas que han caminado más cerca de Díaz. Junto con Ada Colau, que anunció haberse autodescartado del reparto de carteras, está entre las líderes de su espacio político que desde el principio cerraron filas con la vicepresidenta segunda.

Foto: Mónica García durante una manifestación contra Ayuso. (EFE/Javier Lizón)

Por esta senda ha transitado también la eurodiputada Sira Rego, portavoz federal de IU y señalada por Garzón para sustituirle ya en el reparto de las listas por Madrid, de cara al 23-J. Rego será ministra de Juventud e Infancia, una cartera de nueva creación que permitirá a IU mantener su cuota en el Ejecutivo. Y que puede prestarle el foco necesario si finalmente opta a liderar el partido tras la renuncia de su coordinador federal, como se aventura en su espacio político desde hace meses. Hace semanas aún se contemplaba que repitiera en las listas europeas.

En conjunto, Sumar hereda de Unidas Podemos las carteras de Trabajo, Derechos Sociales y Consumo (fusionadas), y se hace con Sanidad, Cultura y Juventud e Infancia. Pierde el Ministerio de Igualdad, la joya de la corona para Podemos, hoy en manos de Ana Redondo (PSOE), así como Universidades, el departamento hasta hoy liderado por Joan Subirats, con escasas competencias.

Podemos se guarda sus próximos pasos

El anuncio oficial de la composición del nuevo Gobierno por parte de Sánchez sirvió para oficializar la exclusión de los morados del organigrama. Es el preludio de una nueva batalla en el seno de su espacio político, después de meses en los que los morados han reclamado la cartera de Igualdad para Irene Montero, y tras la pelea abierta con la oferta de Díaz a Nacho Álvarez para sumarse al nuevo Ejecutivo. Álvarez, secretario de Estado de Derechos Sociales y hasta el viernes dirigente morado, decidió rechazarla después de que Podemos se pronunciara en contra.

Foto: El secretario de Estado de Derechos Sociales del Gobierno de España, Nacho Álvarez. (Europa Press/Eduardo Parra)

El partido de Belarra lleva meses advirtiendo de que es a ellos a quienes corresponde designar a sus ministrables. El destierro de Montero se daba por descontado, aunque insistieran en exigir a la vicepresidenta segunda que rectificase. Las opciones de contar con una cartera eran muy escasas y, una vez borrada de la ecuación esa posibilidad, los morados, que aportan cinco diputados al grupo Sumar en el Congreso, tienen las manos desatadas para seguir ahondando en la ruptura con Díaz. Y para pelear el liderazgo del espacio político a Díaz.

Durante la mañana, en rueda de prensa desde la sede morada, Pablo Fernández afirmó que Sánchez y Díaz "han echado a Podemos del Gobierno", lo que supone "un grave error y una muy mala noticia para España". "Limita o cercena", dijo el coportavoz estatal, las posibilidades de impulsar "transformaciones profundas o cambios reales". Los han echado, según Fernández, para que "no haya nadie en el Consejo de Ministros" que diga "verdades incómodas" o "presione por la izquierda" al PSOE. "Este Gobierno parece ser que únicamente se conforma" con lograr "que no gobiernen las derechas, sin ir más allá", apuntó. No desveló sus siguientes pasos, ni se refirió a los ministros de Sumar en el Ejecutivo, y solo se ciñó a la exclusión de su formación. Tampoco lo hizo Belarra.

Cinco ministerios, dos por parte de la cuota Sumar y uno por cada una de las fuerzas con mayor representación dentro de la coalición, salvo Podemos, que se ve excluido del reparto de carteras. El partido de Yolanda Díaz mantendrá el mismo número de ministros que hasta ahora tenía Unidas Podemos, con movimientos y cambios en todos los departamentos excepto en el que volverá a liderar Díaz, según aseguran distintas fuentes de su espacio político. Será la única que repita, como vicepresidenta segunda y al frente del Ministerio de Trabajo, en un Ejecutivo integrado por destacadas figuras de los comunes, Más Madrid e Izquierda Unida. Y, mientras los dirigentes de estas fuerzas celebran lo logrado, Podemos arremete contra la vicepresidenta segunda y contra el propio Pedro Sánchez.

Yolanda Díaz Irene Montero Pedro Sánchez