Es noticia
Menú
Las facturas de la marisquería de Salobreña y nuevos wasaps de Rubiales: "El presi hizo las cuentas"
  1. España
Escapada de seis días a Granada

Las facturas de la marisquería de Salobreña y nuevos wasaps de Rubiales: "El presi hizo las cuentas"

El número dos de la RFEF, Andreu Camps, pidió que le devolvieran el dinero que le costaron la gasolina y los peajes del viaje a Granada, adonde se desplazaron hasta 10 directivos de la institución para poder disfrutar de la playa

Foto: Documentos aportados a la jueza de los Supercopa Files.
Documentos aportados a la jueza de los Supercopa Files.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La marisquería El Barco de Salobreña, en primera línea de playa, fue lugar de reunión habitual del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, en la escapada que realizó junto a su cúpula directiva el verano de 2020. Así consta en la documentación que obra en poder de la jueza del caso Supercopa Files, que investiga las presuntas irregularidades en el seno de la institución que rige el fútbol español. Entre las nuevas pruebas incorporadas al sumario constan los tiques del restaurante, en el que llegaron a pagar casi 600 euros por una comida, y nuevos mensajes internos de la Federación, de los que se desprende que fue el propio Rubiales quien hizo supuestamente las cuentas de lo que debía abonar cada uno por esa estancia en un chalé de lujo con piscina de la localidad granadina.

Los abogados de la RFEF explican al juzgado en un escrito al que ha tenido acceso El Confidencial que el motivo para celebrar aquellas supuestas reuniones de trabajo a 503 kilómetros de la sede de la entidad en Las Rozas de Madrid, en una vivienda con vistas al Mediterráneo, fue que querían compaginar lo profesional con el ocio de las fechas veraniegas. "Dado que no se habían podido realizar vacaciones por ningún director o responsable de la RFEF, se consideró oportuno compaginar las horas de trabajo con las horas de tiempo libre y poder compatibilizar la actividad mixta de trabajo y tiempo libre lo más parecido al periodo estival. Por esto se pensó en una ubicación próxima al mar". Pero alegan que el chalé con vistas al Mediterráneo y piscina privada en el que se alojaron algunos de los directivos, entre ellos Rubiales, lo pagaron de su bolsillo.

placeholder Las cuentas de la estancia en la playa.
Las cuentas de la estancia en la playa.

Tres comidas en El Barco

En cambio, admiten que otros pagos de aquellas vacaciones fueron sufragados con tarjetas corporativas de la Federación, tal y como avanzó este periódico en octubre. Es el caso de al menos tres comidas en la marisquería El Barco. La primera costó 70,50 euros, la segunda sumó otros 157,50 euros y la tercera ascendió a 596,80 euros. Esta última tuvo lugar un viernes y los abogados de Rubiales explican que, además de los miembros de la RFEF, también contaron con la presencia de tres directivos de la federación andaluza. Según su versión, en el almuerzo se trataron asuntos de trabajo. Entre el material aportado a la jueza por la entidad, hay un tique del restaurante cuyo importe no coincide con ninguna de las tres visitas detalladas en el escrito remitido al juzgado.

Foto: El seleccionador de España, Luis Enrique (d), habla con Luis Rubiales. (EFE/Juanjo Martín)

Este documento refleja que la comida costó 230 euros. En la relación de platos hay calamares y Comtessa de postre, por ejemplo. El tique tiene una anotación con las palabras "gabinete presidencia, asesoría jurídica, competiciones, internacional". De la comida que rozó los 600 euros no hay tique que detalle la diferencia de precio con las anteriores, solo el extracto de la tarjeta bancaria con que se abonó el almuerzo. La tarjeta pertenecía supuestamente al director de Relaciones Internacionales de la Federación, Antonio Gómez Reino, uno de sus más estrechos colaboradores.

La estancia de Rubiales y sus directivos de confianza en Salobreña duró seis días, entre el 3 y 8 de agosto. Al ser un mes de verano, los abogados de la Federación dicen que "era lógico realizar todas las reuniones de trabajo en horario intensivo por las mañanas hasta la hora de comer incluida".

placeholder El pago de casi 600 euros por una comida en la marisquería.
El pago de casi 600 euros por una comida en la marisquería.

Con tarjetas corporativas, constan abonadas tres visitas a la marisquería en días laborables. Según la documentación aportada, el director de Marketing y comercial, Rubén Rivera, también pagó una comida y una cena —fuera ya del horario intensivo— por valor de 281,50 euros, que luego le fueron reembolsados con fondos de la RFEF porque se consideró una reunión de trabajo. Con los fondos de la Federación también se pagó una recarga de combustible por valor de 57,09 euros en Motril y se efectuó un gasto de 48,50 euros en una estación de servicio, a pesar de que la decisión de irse hasta Granada fue voluntaria y tenía la vocación de compaginar el trabajo con vacaciones.

Los gastos de Andreu Camps

También se reembolsó el gasto de 122,03 euros que hizo en combustible y peajes la mano derecha de Rubiales, Andreu Camps. Hasta Salobreña se desplazaron 10 directivos de la Federación, pero únicamente dos declararon gastos reembolsables. Otros asumieron otras compras, como pizzas y productos de supermercado, para los días que estuvieron en Granada, tierra natal del presidente Rubiales.

placeholder A Camps le devolvieron gastos de la gasolina y el peaje.
A Camps le devolvieron gastos de la gasolina y el peaje.

En cuanto al chalé, costó 2.500 euros y otros 500 euros de fianza. Lo reservó de forma personal el responsable del Área Jurídica, Pedro González Segura. También se encargó de reservar dos habitaciones en el Hotel Salambina que, junto a la compra de dos paellas, costaron 702 euros. La explicación de la Federación a las habitaciones de hotel es que no todos los directivos se quedaron en el chalé.

La RFEF reconoce que, por las tardes, el chalé con piscina se convertía en un lugar de ocio y esparcimiento. Entre otras actividades, celebraron una comida a la que acudió gente ajena a la institución. "Se desarrolló desde aproximadamente las 15 horas hasta las 19-20 horas. A dicha barbacoa se invitó a amigos y amigas de la zona", admiten ahora los abogados del organismo.

"Entre ocho y 10 chicas jóvenes"

Según avanzó el diario El Mundo, el exjefe de Gabinete de Rubiales le dijo a la Fiscalía Anticorrupción que fue "una fiesta" y que invitaron "a entre ocho y 10 chicas jóvenes". El directivo afirmó que las llevó un amigo de Luis Rubiales, un exfutbolista local llamado Nene. El presidente de la Federación primero negó que hubiese habido una fiesta, pero más adelante moduló su discurso y terminó por confesar esta reunión en el chalé a la que asistió su amigo. Según matizó, apenas estuvo dos horas.

placeholder La factura de unas pizzas durante su estancia en el chalé de la playa.
La factura de unas pizzas durante su estancia en el chalé de la playa.

Los abogados de Rubiales aseguran que los asistentes al chalé luego le devolvieron el dinero que había adelantado el responsable del área jurídica para pagar el alojamiento a través de Bizum o transferencias. En la documentación a la que ha tenido acceso este periódico, se incluyen los mensajes de WhatsApp en los que hacen cuentas. Los directivos comentan: "El presi [Luis Rubiales] hizo las cuentas descontando a cada uno lo que pagó, lo que queda por pagar es a mí". Según los documentos, cada uno habría acabado pagando 446,50 euros al dirigente que reservó el alojamiento.

La jueza de Majadahonda pidió hace más de un mes estos documentos a la Federación. Al no obtener respuesta, la semana pasada le dio un ultimátum de cinco días para que colaborase con la investigación. Desde la RFEF, se excusan en que pensaban que tenía que ser la Guardia Civil la que les remitiese una petición formal tras su auto. La magistrada pidió aclaración sobre "el motivo, fecha y lugar de celebración, asistentes que oficialmente acudieron a la misma, coste económico que dichas jornadas supusieron para la RFEF, si dichos costes fueron soportados mediante cargos realizados a través de tarjetas de crédito/débito corporativas. En caso positivo, que se identifique pormenorizadamente su numeración, titulares y las cuentas bancarias vinculadas a las mismas".

La marisquería El Barco de Salobreña, en primera línea de playa, fue lugar de reunión habitual del presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales, en la escapada que realizó junto a su cúpula directiva el verano de 2020. Así consta en la documentación que obra en poder de la jueza del caso Supercopa Files, que investiga las presuntas irregularidades en el seno de la institución que rige el fútbol español. Entre las nuevas pruebas incorporadas al sumario constan los tiques del restaurante, en el que llegaron a pagar casi 600 euros por una comida, y nuevos mensajes internos de la Federación, de los que se desprende que fue el propio Rubiales quien hizo supuestamente las cuentas de lo que debía abonar cada uno por esa estancia en un chalé de lujo con piscina de la localidad granadina.

Luis Rubiales
El redactor recomienda