Es noticia
Menú
Hoy es superjueves y tenemos presupuestos: hoy se sale
  1. España
CRÓNICA PARLAMENTARIA

Hoy es superjueves y tenemos presupuestos: hoy se sale

Se han aprobado los terceros Presupuestos Generales del Estado del gobierno de coalición en tiempo y forma en el Día de Acción de Gracias

Foto:  La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. (EFE/Kiko Huesca)
La ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero. (EFE/Kiko Huesca)

Se abre la puerta del ascensor y de su interior sale una mujer vestida de negro. Al cuello, la medalla de oro de la Virgen que diseñó Tamara Falcó para Tous que cuesta 250 euros. Una, que se fija en los detalles. Ya en el hemiciclo, la que escribe comprueba que el verano ha sentado bien a alguno de nuestros diputados. Inversión en nutricionistas, implantes capilares y rellenos faciales. También constata que algunos aún no han cambiado la ropa del armario. Vestidos vaporosos de chiringuito de Zahara de los Atunes y alguna que otra americana de colores claros y tejido fino -del que se arruga enseguida- a finales de noviembre. Va siendo hora, ilustrísimas.

Carmen Calvo con un pantalón que no sabemos si será el de invierno que compró hace días. En otra categoría muy superior está Teodoro García Egea, al que el abandono de la primera línea le ha dado juventud y un aire healthy. O serán las criptomonedas. Y hasta aquí mi análisis de esa cosa tan injustamente denostada como la frivolidad, y sin embargo tan necesaria en jornadas espesas como ésta.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c), junto a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero (i), y el ministro de la Presidencia, Félix Bolaños (d), antes de la votación de los Presupuestos. (EFE/Kiko Huesca)

Se han aprobado los terceros Presupuestos Generales del Estado del gobierno de coalición en tiempo y forma en el Día de Acción de Gracias. Pedro Sánchez lo sabía de antemano, por eso se bajó con cierta lentitud del coche a su llegada al Congreso de los Diputados, saludó al respetable, agradeció nuestra presencia. Llegó un poco antes de las seis de la tarde y así se evitó otro bochornoso espectáculo por parte de sus señorías ejerciendo el señorío durante esta mañana de jueves.

Ya saben, lo de la hombría, lo de no llorar, lo de ser de todo menos unas nenazas. Gente bastante desagradable ante la que una no debe achantarse. Tampoco banalizar estos mensajes, convertirlos en nueva normalidad, asumir que un extremo y el otro son lo mismo. Total, si son radicales, si se necesitan como el aceite y el vinagre para la ensalada. Conmigo que no cuenten.

Foto: La portavoz del PP en el Congreso, Cuca Gamarra. (EFE/Zipi)

Vuelvo de nuevo al corte y confección. Tiene una la teoría de que los cambios en el fondo de armario tienen que ver con cambios en los estados vitales. Un diputado de la extrema derecha llevaba unos calcetines naranjas y puede que ahí haya un hilo del que tirar. Sánchez lleva dos apariciones apostando por el color berenjena y el verde en sus trajes. O va a darnos alguna sorpresa o algún personal shopper le ha hecho su carta de color. Lo dejo, que me sale la modistilla que llevo dentro.

"Yo creo que en muchas ocasiones sobre todo en el parlamento se habla de victorias políticas, de unos sobre otros, y yo creo que hay una victoria política aún más noble que es la que se ha visto hoy en el Congreso de los Diputados, que es la victoria del entendimiento", dijo a la salida, un ratito después, después de haber votado una y otra vez que sí a todo lo que se proponía. Esto de la victoria del entendimiento, del entendimiento "entre dispares" sonó un poco a Adolfo Suárez (Madrid Barajas). Volvió a dar las gracias a las diez formaciones políticas que le han ayudado a hacer “política útil” con estos PGE y se subió al coche.

Las votaciones tienen su gracia. Cualquiera diría que saben cómo hacerlo porque se les supone experiencia, pero la carpeta con 66 folios que llevaba el diputado Joan Balldovi demuestra que ante la duda, un libro de instrucciones. Sánchez y su vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, estaban locuaces y jaraneros, sin parar de cuchichear y partirse de risa entre botón y botón, sabiéndose el Madrid en Champions.

Detrás de ellos, dos diputados: Belén Casero y José Zaragoza. A cada pregunta de la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, Casero levantaba la mano y Zaragoza gritaba un sí muy firme. Como cada partido tiene los suyos, acaba aquello pareciendo un mercadillo en hora punta y las miradas curiosas de los invitados en la grada demostraban que la cosa al menos entretiene.

Al terminar esta parte, todos en pie, ovación y vuelta al ruedo. La ministra de Hacienda, más feliz que nadie y con esa forma tan suya de aplaudir. Le dio un abrazo de los de quedarse ahí al presidente. Cerca, Jaume Asens juntaba las manos con mucho menos entusiasmo. El cansancio, será. O la victoria del entendimiento entre dispares.

Se abre la puerta del ascensor y de su interior sale una mujer vestida de negro. Al cuello, la medalla de oro de la Virgen que diseñó Tamara Falcó para Tous que cuesta 250 euros. Una, que se fija en los detalles. Ya en el hemiciclo, la que escribe comprueba que el verano ha sentado bien a alguno de nuestros diputados. Inversión en nutricionistas, implantes capilares y rellenos faciales. También constata que algunos aún no han cambiado la ropa del armario. Vestidos vaporosos de chiringuito de Zahara de los Atunes y alguna que otra americana de colores claros y tejido fino -del que se arruga enseguida- a finales de noviembre. Va siendo hora, ilustrísimas.

Presupuestos Generales del Estado María Jesús Montero
El redactor recomienda