Es noticia
Menú
Sánchez y Feijóo se disputarán el perfil institucional en busca de rebajar la crispación
  1. España
Cara a cara en el Senado

Sánchez y Feijóo se disputarán el perfil institucional en busca de rebajar la crispación

El PP espera que la Mesa de la Cámara Alta iguale el tiempo de intervención de los protagonistas. Socialistas y populares coinciden en que la fiebre de las encuestas pasará factura

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), recibe al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Sergio Pérez)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), recibe al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Sergio Pérez)

Hace apenas un mes del primer cara a cara entre Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo. El Senado acogerá este martes el segundo asalto, que en ambos gabinetes se afronta de forma muy diferente. El tono bronco que acabó dominando el careo entre el presidente del Gobierno y el líder del PP es algo que se intentará evitar. La pugna se establecerá en quién de los dos es más presidencialista, si el que ejerce o el aspirante. Los equipos han tomado nota de los errores. En el caso de la Moncloa, hay coincidencia en que se deben “pulir” aspectos como la gran diferencia de tiempo que tuvo Sánchez para intervenir en el único precedente. Dos horas frente a apenas 20 minutos de su adversario. La decisión, si finalmente se materializa, se tomará en última instancia en la Mesa de la Cámara Alta. Fuentes del PP dan por hecho que al final habrá un “gesto” que supondrá acortar el discurso de los socialistas y alargar el de Feijóo. Ya se trasladó a miembros del grupo popular en el Senado hace una semana que se estaba trabajando en ello. Hoy se verá si la voluntad era real.

A Sánchez le perjudicó la imagen del rodillo de la mayoría que permitió a Génova victimizar a Feijóo. Se trasladó que el presidente “tenía miedo” del gallego. Está por ver si finalmente se llega a un acuerdo entre PSOE y PP para igualar la contienda. Todo está abierto. En la misma situación llegan las negociaciones sobre el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ). Cualquier cosa puede pasar. Ambas formaciones querían llegar al choque en el Senado con el pacto cerrado. Cualquier salida de guion puede dinamitar el desbloqueo del CGPJ. “Está llevando más horas de lo previsto”, reconocen. Como con los tiempos hasta que no empiece el espectáculo, todo estará abierto. Aunque no se reconozca, el asunto de los nombres tiene su liturgia.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i), recibe al líder del PP, Alberto Núñez Feijóo (d). (EFE/Sergio Pérez)

Se espera que muestren una “actitud pactista” dentro de la crítica y las diferencias insalvables que hay. Sánchez se arrogará la existencia del estado de bienestar e “invitará” al PP a posicionarse entre “ricos y pobres”. La parte económica es en la que se evidenciarán más las diferencias. Feijóo hará valer que el Gobierno “copia” sus medidas. En Génova recuerdan que como presidente de la Xunta sacó adelante 13 presupuestos. Desmontará el optimismo del jefe del Ejecutivo, pero desde la moderación y la “mano tendida”, aseguran fuentes populares. El eje del líder gallego estará en la “quiebra del Estado” y se erigirá como una oposición responsable que tiende puentes ante una situación de “emergencia nacional”.

Para calentar el ambiente, el director del CIS, José Félix Tezanos, publicó este lunes su encuesta de intención de voto. Una vez más, va a contracorriente de los datos que reflejan las empresas demoscópicas privadas. El sociólogo, que afirma que la gente envidia a Sánchez porque es guapo, coloca al PSOE por encima del PP. Pedro Sánchez lograría el 32,7% de los votos, frente al 28,7% de Feijóo, si hoy se celebrasen unas elecciones generales.

Foto: El presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
La derecha alcanza el 50% de los votos y se impone en 44 provincias
Ignacio S. Calleja Gráficos: Unidad de Datos Formato: EC Diseño

En el resto de sondeos, el PP está por encima. Incluso con una horquilla de seis puntos. Si se miran las llamadas tripas del CIS, el trasvase de votos que recogen no se corresponde con los resultados que arroja, como aseguran expertos consultados. Entre los socialistas, consideran que es “contraproducente” inflar el barómetro porque temen que al final el mensaje que llegue a los ciudadanos sea que “estás acorralado” y haces un mal uso de las instituciones. “La teoría de la conspiración solo funciona una vez”, alertan fuentes del PSOE, que admiten que la institución está desacreditada. “Con un CIS similar arrasó después en Andalucía el PP”, recuerdan.

En el principal partido de la oposición, también hay precaución ante las encuestas. Feijóo ya ha pedido a los suyos que no caigan en la “autocomplacencia”, aunque algunos dirigentes consideran que es la planta noble de Génova la que está “anestesiada” con las expectativas de llegar a la Moncloa en 2023. Los veteranos piden no menospreciar la capacidad de supervivencia de Sánchez. Alertan de que es un error dar por hecho que el presidente no peleará por el voto de centro.

En sus cábalas está que el presidente romperá la coalición con Podemos cuando le interese y abrazará el discurso de un PSOE más moderado. “El próximo año le puede ir muy mal, pero también muy bien si acaba la guerra y remonta la economía”, reflexiona un cargo del PP, que anima al partido a “no bajar la guardia”. Pedro Sánchez llega al Senado tras celebrar el aniversario del congreso de Suresnes con Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero. El primero volvió a invocar los Pactos de la Moncloa. Sin llegar a tanto, más allá de la Justicia o el gasto en defensa, hay voluntad de esquivar el debate del insulto. Queda por ver si serán capaces.

Hace apenas un mes del primer cara a cara entre Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo. El Senado acogerá este martes el segundo asalto, que en ambos gabinetes se afronta de forma muy diferente. El tono bronco que acabó dominando el careo entre el presidente del Gobierno y el líder del PP es algo que se intentará evitar. La pugna se establecerá en quién de los dos es más presidencialista, si el que ejerce o el aspirante. Los equipos han tomado nota de los errores. En el caso de la Moncloa, hay coincidencia en que se deben “pulir” aspectos como la gran diferencia de tiempo que tuvo Sánchez para intervenir en el único precedente. Dos horas frente a apenas 20 minutos de su adversario. La decisión, si finalmente se materializa, se tomará en última instancia en la Mesa de la Cámara Alta. Fuentes del PP dan por hecho que al final habrá un “gesto” que supondrá acortar el discurso de los socialistas y alargar el de Feijóo. Ya se trasladó a miembros del grupo popular en el Senado hace una semana que se estaba trabajando en ello. Hoy se verá si la voluntad era real.

Partido Popular (PP) José Luis Rodríguez Zapatero Alberto Núñez Feijóo Moncloa
El redactor recomienda