Es noticia
Menú
Sánchez presume de presupuestos sociales y el PP los tilda de "puro cálculo electoral"
  1. España
Sesión de control en el Congreso

Sánchez presume de presupuestos sociales y el PP los tilda de "puro cálculo electoral"

El debate fiscal se impone en la primera sesión de control con la presencia del presidente del Gobierno por primera vez en tres semanas. Gamarra acusa a Sánchez de "desplumar" a los trabajadores y de "comprar voluntades" con las cuentas

Foto: Pedro Sánchez en la primera sesión de control del curso, en septiembre. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)
Pedro Sánchez en la primera sesión de control del curso, en septiembre. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

La sesión de control de este miércoles se ha celebrado aún con la resaca del pacto entre PSOE y Podemos para dar luz verde a las cuentas públicas de 2023, las últimas de la legislatura. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sacó pecho del Proyecto de Ley de Presupuestos, aprobado el martes en Consejo de Ministros, mientras prometió poner "todos los recursos" del Estado al servicio de la "mayoría social", frente a un PP que volvió a situar a las órdenes de la "minoría pudiente".

En su primera sesión de control en el Congreso de los Diputados en tres semanas, el Ejecutivo y la oposición volvieron a mostrar la abismal distancia que los separa, en esta ocasión a cuenta del debate fiscal desatado tras la ofensiva de Juanma Moreno en Andalucía. Con el PP acusando a Sánchez de despilfarrar recursos sin preocuparse por la mayoría trabajadora, y reclamándole bajadas de impuestos, el presidente del Gobierno comparó varias partidas de los presupuestos (aún pendientes de tramitación en la Cámara Baja) con las cuentas aprobadas en 2018, al filo de la moción de censura, por el entonces presidente, Mariano Rajoy.

Foto: Antonio Muñoz y Juanma Moreno, en las escaleras principales del Ayuntamiento de Sevilla. (Cedida/Junta de Andalucía)

Según Sánchez, los presupuestos que quiere aprobar incrementan un 35,4% el gasto social con respecto a las últimas cuentas de Rajoy; un 62% en educación, y un 151,4% en dependencia, revirtiendo los "recortes" del anterior Ejecutivo del PP. También reprochó la falta de "empatía" de su líder, Alberto Núñez Feijóo, por considerar "antiguo" hablar "de ricos y pobres", y aseguró que "lo antiguo es bajar impuesto a los ricos", como hacen en Reino Unido: "Hable con sus amigos conservadores", espetó. Además, tachó la intervención de Gamarra de ser un "sumatorio de eslóganes", y reprochó al PP que no haya apoyado el despliegue de "35.000 millones de euros" en las diferentes medidas puestas en marcha contra las consecuencias de la guerra en Ucrania.

Foto: Rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. (EFE/Juan Carlos Hidalgo)

Gamarra, por su parte, afirmó que la actual tasa de pobreza y exclusión social no se alcanzaba desde que gobernó José Luis Rodríguez Zapatero, y acusaba a Sánchez de “gastar como nunca” “mientras los españoles se sacrifican como nunca”. Lo acusó de ser un “mal gobernante” que “no sabe resolver nada”, que “distrae con los ricos” mientras se dedica a “desplumar” a los trabajadores. La portavoz popular reclamó también al jefe del Ejecutivo que "utilice los 27.000 millones de sobrerrecaudación" para “ajustar el IRPF” para rentas medias y bajas, reducir hasta el 4% el IVA de los productos básicos o extender la bajada del IVA a la luz y el gas hasta 2023. “Súmese a la rebelión de los suyos” y “siga copiando propuestas del PP”, apostillaba.

Inés Arrimadas, por su parte, aprovechó su intervención para denunciar la brecha entre jóvenes y pensionistas, y entre funcionarios y sector privado que, a su juicio, agranda el último proyecto presupuestario. “En los últimos años, la pensión media en España ha subido un 40%, mientras que el sueldo de los jóvenes lo ha hecho menos de un 6%”, criticó Arrimadas, que acusó a Sánchez de “reventar el estado de bienestar” con sus políticas expansivas. “No tiene derecho a hipotecar el futuro de los españoles para alimentar su campaña electoral”, zanjó, en línea con el argumento utilizado previamente por el PP.

Sánchez no se salió de su línea argumental y volvió a reivindicarse como defensor “de la mayoría” de españoles, al tiempo que acusaba a la dirigente de Ciudadanos de “comprar” el “argumento averiado” de que “el sistema público de pensiones es insostenible y que hay que privatizarlo”. El jefe del Ejecutivo defendió que la “hucha” para garantizar las pensiones “de hoy y de mañana” está “garantizada”, y ha tendido la mano a Ciudadanos para que “apoye” las últimas cuentas públicas de la legislatura.

Calviño pone en pie a la izquierda

Pero quien ha conseguido poner a la bancada de la izquierda en pie no ha sido Pedro Sánchez, sino la ministra de Economía, Nadia Calviño. En su réplica al diputado de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, que aseguró "no conocer a ningún español que haya prosperado" con las medidas económicas del Gobierno y acusó al Gobierno de ser una "máquina de fabricar pobres". "Tiene que revisar a sus amigos", espetó la vicepresidenta primera.

"¿No conoce a nadie que perciba el SMI, que haya conseguido por primera vez un empleo indefinido, que se beneficie de las becas, de la inversión en educación, del transporte público gratuito, de los ERTE? ¿Pero cómo puede ser que no conozca a ningún español real?", respondió Calviño, elevando el tono de voz y logrando levantar a sus compañeros de Gobierno, incluida Yolanda Díaz, con la última aseveración, que vino a ratificar el argumento desplegado por el Ejecutivo. "¡Este Gobierno gobierna para la mayoría de los españoles!", zanjó.

Foto: La ministra de Economía, Nadia Calviño. (EFE/Fernando Villar)

La vicepresidenta primera del Gobierno ya había utilizado su turno de intervención para ironizar con la "ternura" que le produce ver a PP y Vox "preocupados por los más pobres de España", cuando luego "votan en contra" de gravar a las rentas más altas o los beneficios de las grandes compañías. En particular, Calviño acusó al PP de ejercer una oposición "destructiva", después de que el diputado popular, Carlos Rojas, definiese al Gobierno como una "jaula de grillos" y de atentar contra el estado de bienestar. "Les insto a actuar con patriotismo, que es de lo que se trata", zanjó Calviño.

La sesión de control de este miércoles se ha celebrado aún con la resaca del pacto entre PSOE y Podemos para dar luz verde a las cuentas públicas de 2023, las últimas de la legislatura. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, sacó pecho del Proyecto de Ley de Presupuestos, aprobado el martes en Consejo de Ministros, mientras prometió poner "todos los recursos" del Estado al servicio de la "mayoría social", frente a un PP que volvió a situar a las órdenes de la "minoría pudiente".

Pedro Sánchez Partido Popular (PP) Mariano Rajoy
El redactor recomienda