Es noticia
Menú
Calviño rebaja seis décimas el crecimiento previsto para 2023 y sube una el de 2022
  1. Economía
DEL 2,7% AL 2,1% EL AÑO QUE VIENE

Calviño rebaja seis décimas el crecimiento previsto para 2023 y sube una el de 2022

La vicepresidenta primera anuncia que la previsión del Gobierno es que la economía crezca un 4,4%, una décima por encima de lo proyectado en mayo

Foto: La ministra de Economía, Nadia Calviño. (EFE/Fernando Villar)
La ministra de Economía, Nadia Calviño. (EFE/Fernando Villar)

Poco más de un mes después de que Rusia iniciara la invasión de Ucrania, cuando quedó claro que el conflicto no iba a durar días ni semanas y que sus efectos se harían notar en una Europa en la que ya había señales preocupantes por los cuellos de botella en las cadenas de suministro, el Gobierno se vio obligado a dar un enorme tajo a las previsiones de crecimiento para 2022: del 7% al 4,3%.

Ahora, el Ejecutivo ha revisado al alza una décima la proyección para el actual curso, según ha anunciado Nadia Calviño, vicepresidenta económica del Gobierno, antes de la celebración de un Eurogrupo, la reunión de ministros de Finanzas de la Eurozona. Sin embargo, la previsión para 2023 empeora hasta situarse en el 2,1%, seis décimas por debajo de las proyecciones publicadas por el Gobierno a finales de julio y que ya habían incorporado un importante recorte respecto a la actualización de finales de abril, cuando todavía se esperaba que la economía se expandiera un 3,5%. “Todos los indicadores económicos que tenemos muestran un fuerte crecimiento hasta el mes de septiembre”, ha celebrado Calviño.

*Si no ves correctamente este formulario, haz clic aquí

La vicepresidenta incluso ha abierto la puerta a que las previsiones puedan volver a actualizarse. “Los datos disponibles podrían llevar a una revisión al alza más adelante”, ha subrayado Calviño a su llegada al encuentro con sus homólogos europeos, que se celebra en Luxemburgo, en la que los ministros discutirán sobre las previsiones, la situación macroeconómica y el despliegue del fondo de recuperación acordado para hacer frente a los efectos de la pandemia.

Calviño ha defendido que los datos de la economía española son buenos, especialmente en contraste con los de otros socios europeos. Las previsiones de la Comisión Europea apuntan a que el crecimiento de la Unión Europea será del 1,5% para 2023 y del 2,7% para el actual curso. “La cifra está por encima de la media de los países de nuestro entorno”, ha defendido la vicepresidenta.

La previsión para el próximo curso coincide ahora con la realizada por el Ejecutivo comunitario, que en julio apuntó a que la economía española se expandirá un 2,1% en 2023. Los técnicos comunitarios son algo más pesimistas respecto al actual curso, y apuestan por un crecimiento del 4%, cuatro décimas por debajo de las expectativas del Gobierno.

Presupuestos

Sobre esa expectativa “prudente” de un crecimiento del 2,1% se están diseñando los presupuestos cuyo plan el Gobierno tiene que enviar a Bruselas antes del próximo 15 de octubre. "Estamos dando los últimos retoques y yo espero que en breve podamos tener el proyecto de presupuestos generales para 2023, que efectivamente serán la base del plan presupuestario que enviaremos a Bruselas antes del 15 de octubre", ha señalado la vicepresidenta del Gobierno.

Calviño ha hecho hincapié en que la intención del Ejecutivo es conjugar el apoyo a los ciudadanos y el amortiguamiento del impacto de la inflación con una “reducción del déficit público y de la deuda pública” para lograr así cumplir “los compromisos de consolidación fiscal”.

Foto: Olena Zelenska, Roberta Metsola y Ursula von der Leyen. (Reuters/Yves Herman)

La vicepresidenta hablaba mientras a su lado charlaba con la prensa Christian Lindner, su colega alemán, cuyo Gobierno está recibiendo críticas en las últimas horas por el masivo paquete de 200.000 millones de euros para hacer frente a la crisis energética, una medida que está provocando que otras capitales y la Comisión Europea muestren su preocupación al considerar que puede dañar la integridad del mercado interior dándole una mayor ventaja a las empresas alemanas. Calviño ha evitado criticar los planes de Berlín, y se ha limitado a subrayar que “hay algunos países como Alemania que se ven directamente más afectados y se enfrentan a riesgos que difieren mucho de la situación de otros como España, que tiene una menor dependencia del suministro energético de Rusia” y que, por lo tanto, las medidas que adopten tendrán que ser distintas.

Poco más de un mes después de que Rusia iniciara la invasión de Ucrania, cuando quedó claro que el conflicto no iba a durar días ni semanas y que sus efectos se harían notar en una Europa en la que ya había señales preocupantes por los cuellos de botella en las cadenas de suministro, el Gobierno se vio obligado a dar un enorme tajo a las previsiones de crecimiento para 2022: del 7% al 4,3%.

Previsión de crecimiento Nadia Calviño
El redactor recomienda