Es noticia
Menú
Indignación en la España vaciada por los requisitos para albergar la Agencia Espacial: "Nos deja fuera"
  1. España
Polémica por la NASA española

Indignación en la España vaciada por los requisitos para albergar la Agencia Espacial: "Nos deja fuera"

Políticos territoriales arremeten contra el plan del Ejecutivo, entre ellos el socialista Lambán, presidente de Aragón. Conexiones aéreas internacionales o enlaces en AVE son algunos de los criterios impuestos

Foto: El satélite español, Seosat-Ingenio. (EFE/Agencia Espacial Europea)
El satélite español, Seosat-Ingenio. (EFE/Agencia Espacial Europea)

Los requisitos para albergar la sede de la futura Agencia Espacial, la conocida como NASA española, no convencen más allá de las grandes ciudades. Tanto, que dirigentes territoriales de las zonas más despobladas del país han arremetido contra el plan del Gobierno de Pedro Sánchez, desde el PP a Teruel Existe. Pero también el barón socialista Javier Lambán, presidente de Aragón, en una línea muy crítica con su propio partido. Aunque en un principio se dijo que el organismo se ubicaría según criterios de descentralización, las condiciones a tener en cuenta y publicadas ya en el BOE son prácticamente inasequibles para algunos aspirantes.

"La Moncloa planteó la descentralización de organismos y agencias estatales para favorecer a la España despoblada. Los criterios aprobados para la Agencia Espacial van justamente en la dirección contraria", publicó Lambán. "El Gobierno de Aragón está totalmente en desacuerdo y luchará contra esa decisión", concluyó el socialista, que reta así al Ejecutivo y a los ministerios implicados, todos del PSOE.

Los criterios impuestos son variados. Tener disponible una instalación de al menos 3.000 metros cuadrados, que sea accesible en transporte público (autobuses, AVE y a menos de una hora de un aeropuerto internacional) o que conecte con múltiples conexiones aéreas con otras ciudades europeas como Bruselas, París, Ámsterdam, Toulouse, Roma o Praga. También que sea próxima a un entorno hotelero, según consta en la publicación oficial del Boletín Oficial del Estado. "¿Qué localidades de la España vaciada tienen esto?", preguntó el PP a la ministra de Ciencia, Diana Morant, en la última sesión de control al Gobierno tras conocerse el texto final. Según los populares, solo la Comunidad de Madrid podría optar a ello.

No son los únicos que sugieren algo parecido o intuyen que la decisión está tomada. Uno de los primeros en criticar los requisitos fue el diputado de Teruel Existe, Tomás Guitarte, en claro desacuerdo con la decisión. Entre los candidatos no oficiales, pues el plazo de solicitudes no arrancaría hasta conocer los criterios definitivos, Aragón fue una de las comunidades que sonaban para postularse, con la localidad turolense como apuesta en la 'carrera espacial'. Con el anuncio final, sus opciones disminuyen.

Foto: El Observatorio Astrofísico de Javalambre. (Gobierno de Aragón)

Hemos estado siempre marginados en la ejecución de infraestructuras y ahora se nos ponen como condición", reprochó Guitarte. El diputado de Teruel Existe destaca que ese es uno de los grandes problemas de cara a albergar este tipo de organismo: al no tener tales instalaciones, dejan de aspirar a albergar grandes organismos públicos y, por eso, se ahuyenta la construcción de infraestructuras. "Hay que romper ese círculo vicioso”, exigió en el Congreso, para añadir que los requisitos les deja "fuera de competir en igualdad”.

En un principio, el Ejecutivo anunció que el edificio de la Agencia Espacial Española estaría fuera de Madrid para descongestionar la capital de instituciones públicas y distribuirlas en el resto de España. Aun así, los municipios madrileños de Tres Cantos y Robledo de Chavela mostraron su interés por pelear la sede. También hicieron lo propio Sevilla y Puertollano, aunque sus candidaturas fueron leídas con recelo desde algunos frentes. La primera fue cuestionada precisamente por el entorno del líder de los socialistas aragoneses y presidente autonómico, Javier Lambán.

Sin embargo, fuentes cercanas a la candidatura de Teruel ya transmitieron a El Confidencial sus sospechas de que Sevilla, una de las favoritas junto con Teruel, partía con cierta ventaja por lo que entendieron como guiños constantes desde la Moncloa a la ciudad hispalense, que también lidera otro socialista. Por ejemplo, la celebración de una reunión europea sobre asuntos del espacio en la capital andaluza o su pretensión de organizar el Congreso Internacional de Astronáutica. Que entre los socialistas aragoneses no guste la dirección que toma el Gobierno central queda ahora aún más patente, tras el anuncio en redes de Lambán este miércoles. Horas antes, en el Partido Popular también se sumaron a la polémica e insinuaron que Puertollano podía tener más opciones que el resto al ser la ministra de Política Territorial, Isabel Rodríguez, uno de los ramos implicados en la valoración de solicitudes, la exalcaldesa del municipio interesado.

Todos los caminos llevan (o no) a Madrid

Pero la ministra de Ciencia, que fue foco de críticas en la Cámara Baja, se deshizo de las acusaciones asegurando que "hay muchas otras ciudades y territorios con capacidades y potencialidades". Además, restó importancia a las opciones de Madrid, pues pese a ser una de las regiones que más invierte en I+D+i explicó que esto se debe a la inversión que, a su vez, deposita el Estado en esta comunidad. "El compromiso del Gobierno es dar oportunidades en todo el territorio", defendió.

La creación de una Agencia Espacial Española está contemplada en la nueva Ley de Ciencia, que el Ministerio de Morant logró aprobar definitivamente a finales de agosto. Sin embargo, los plazos que contempla la orden estipulan que la sede ha de comenzar a funcionar en el primer trimestre de 2023, por lo que las candidaturas deberán enviarse máxime en un mes. Y este es el motivo por el que será un añadido que las ciudades interesadas cuenten ya con grandes instalaciones aptas para acogerla, además de conexiones suficientes de transporte.

Foto: El director del Gabinete del presidente del Gobierno, Iván Redondo. (EFE)

Aunque en un principio los detalles sobre el proyecto eran una incógnita, el BOE de este miércoles sí desvela algo más de información sobre la futura NASA española. Por ejemplo, que rondará los setenta empleados en su inauguración, contando entre ellos a funcionarios –que recibirán compensaciones, tanto ellos como sus cónyuges, en caso de tener que desplazarse hasta la localización seleccionada–, puestos de alta dirección u otros perfiles.

Además, dispondrá de salas de reuniones y videoconferencias, así como otros "espacios multifuncionales" que culminen con un salón de actos que permita realizar eventos de gran alcance, augurando una capacidad máxima de 250 personas para esta última cámara. Por otro lado, también se determina que tendrán más opciones de aspirar a la sede quienes presenten un análisis certero del impacto económico, social e industrial que ésta podría tener en su territorio, al igual que los criterios favorecerán a quienes ya cuenten con otros organismos de "emprendimiento, innovación e investigación en el ámbito espacial".

Los requisitos para albergar la sede de la futura Agencia Espacial, la conocida como NASA española, no convencen más allá de las grandes ciudades. Tanto, que dirigentes territoriales de las zonas más despobladas del país han arremetido contra el plan del Gobierno de Pedro Sánchez, desde el PP a Teruel Existe. Pero también el barón socialista Javier Lambán, presidente de Aragón, en una línea muy crítica con su propio partido. Aunque en un principio se dijo que el organismo se ubicaría según criterios de descentralización, las condiciones a tener en cuenta y publicadas ya en el BOE son prácticamente inasequibles para algunos aspirantes.

Ciencia Espacio Ministerio de Ciencia